:::: MENU ::::

19/10/19

  • 19.10.19
El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Montilla, siguiendo la misma línea que en el anterior mandato, aboga por una congelación de los impuestos municipales para el próximo año "con el objetivo de reducir la presión fiscal a los ciudadanos", a la vez que se pretenden bonificar aquellas tasas a actividades que favorezcan la dinamización de la economía local o que impliquen criterios de mejora medioambientales.



La teniente de alcalde de Presidencia, Hacienda y Organización Interior, Ana Rodríguez, compadeció en rueda de prensa para explicar que la propuesta realizada por el gobierno socialista "supone una reducción real de la presión fiscal al bolsillo de los ciudadanos" pues, si bien los servicios públicos se ven afectados por la subida del IPC, "los montillanos seguirán pagando lo mismo que en los últimos cuatro años gracias a esa congelación".

Además, recordó Rodríguez, la propuesta planteada al resto de los grupos municipales pretende dar un paso más allá en su apoyo a la economía local y la apuesta en un cambio hacia una ciudad más sostenible, a través de la bonificación de diferentes tasas municipales en el año 2020.

En concreto, se aplicará una reducción del 20 por ciento de la prestación compensatoria por el uso y aprovechamiento del suelo no urbanizable para las empresas cuando las actuaciones estén vinculadas a la actividad turística local. Asimismo, respecto al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras se mantendrá la reducción del 30 por ciento que se estableció al principio de la legislatura anterior.

Por su parte, en lo que se refiere a medidas dirigidas a favorecer una ciudad más sostenible, el PSOE propone una bonificación del 50 por ciento sobre el IBI de naturaleza urbana para los inmuebles en los que se instalen sistemas para el aprovechamiento eléctrico de la energía solar, a la vez que se mantiene la bonificación del 40 por ciento establecida en 2019 con respecto al Impuesto Municipal sobre Vehículos de Tracción Mecánica para todos los vehículos eléctricos e híbridos.

Finalmente, Rodríguez destacó que se establecen cuotas reducidas al 95 por ciento para las personas físicas en base a unos criterios económicos y sociales; mientras que en el caso de la tasa de la basura se congelará. "Con esta propuesta estamos trasladando a las familias y a las empresas de Montilla una reducción de la presión fiscal", insistió la responsable de Hacienda que, con respecto al agua, adelantó que se está estudiando la repercusión que tendrá la subida de un 1,7 por ciento del precio del agua aprobada por Emproacsa.

"Esta política fiscal, combinada con medidas de mejora en la gestión de los servicios públicos, es la que este gobierno municipal puso en marcha en 2015 y ha dado como balance positivo que ha propiciado una reducción real de la carga fiscal, con una reducción paralela de la deuda municipal en más de 9,3 millones de euros, incrementando inversiones que están transformando nuestra ciudad", recordó, por su parte, Ana Rodríguez.

En este sentido, la edil apeló a la "responsabilidad" del resto de los grupos políticos municipales en sus propuestas sobre las ordenanzas fiscales municipales para el próximo año, en referencia a la petición del PP de reducir las tasas, "porque si bien la situación económica del Ayuntamiento está saneada, hay que mantener la inversión y seguir pagando deuda".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos