:::: MENU ::::
clínica parejo y cañero - único hospital de día del centro de andalucía

TURISMO CAMPIÑA SUR CORDOBESA

Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas

12/1/22

  • 12.1.22
Un estudio de la Universidad de Udine y el Istituto di Genomica Applicata (IGA) de Italia sobre el origen de las variedades de uva de vino existentes en Europa, recoge la historia evolutiva de la Pedro Ximénez desde los inicios de la viticultura en el antiguo continente hace más de 3.000 años. En concreto, el estudio coordinado por el genetista Michele Morgante y que ha analizado la historia evolutiva de más de 200 variedades europeas, sitúa en el Caucaso el episodio de domesticación de especies de uva silvestres para su vinificación.


El trabajo de investigación, publicado en Nature Communications, se inició con la secuenciación de más de 200 variedades de uva, con el objetivo de reconstruir la historia evolutiva de las uvas de vinificación en Europa. Entre las principales conclusiones extraídas de los análisis realizados, destaca que todas las cepas cultivadas "derivan de un solo evento de domesticación que tuvo lugar en el Cáucaso, la actual Georgia, a pesar de algunas teorías según las cuales se había producido una segunda evento de domesticación en Europa", según indica Morgante.

De este único evento, sostiene, se derivaron inicialmente las variedades de uva de mesa, de las que se obtuvieron las variedades de vino que posteriormente fueron traídas a Europa. Los eventos de hibridación con las poblaciones naturales de vides silvestres europeas, que se produjeron tras la introducción de las formas domesticadas en el Este en la cuenca mediterránea, generaron variedades de vino europeas, promoviendo la diversificación y adaptación a nuevas zonas de cultivo.

En el caso de la variedad Pedro Ximénez, una variedad de la que según este estudio no se ha derivado otra especie, el estudio genético realizado por el IGA la relaciona directamente con la uva Hebén, cuyo fruto se caracteriza por su color blanco, formando racimos largos y ralos, y los granos gordos y vellosos, de sabor algo dulce; y esta a su vez de la variedad Moscatel de Alejandría, considerada una 'vid antigua' que se originó en el Norte de África.

"La hibridación se produjo varias veces de forma independiente en Europa, lo que justifica el uso del término autóctonas para hacer referencia a aquellas variedades que consideramos originarias de nuestro país o del nuestro región, pero que en realidad tienen sus raíces más lejanas en los países donde la especie ha sido originalmente domesticado", destaca el coordinador del estudio.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

2/1/22

  • 2.1.22
Apenas seis meses después de lograr el premio EcoRacimo Oro de la vigésimo segunda edición del Concurso Internacional de Vinos Ecológicos, el Robles Brut Nature, el primer espumoso elaborado íntegramente con uvas de la variedad Pedro Ximénez, se ha granjeado los elogios de la Unión Española de Catadores (UEC), una entidad integrada por un prestigioso grupo de expertos en análisis sensorial que divulgan las prácticas de la cata en toda España.


Tras una presentación celebrada la pasada semana, el panel de catadores de la UEC tuvo ocasión de analizar el Robles Brut Nature 18 –fruto de una doble fermentación en botella durante 18 meses– y el Robles Brut Nature 24 –cuyo proceso de fermentación con la botella en posición horizontal y en rima manual se prolonga durante dos años–.

"En nariz es elegante, con ricas notas de la crianza con las lías, cereal y algo de balsámicos, mientras que en boca es seco, con burbuja muy rica", sostiene la nota de cata de la UEC acerca del Robles Brut Nature 18, del que concluye que se trata de un vino espumoso con "muy buena estructura, fresco y bastante largo".

A su vez, respecto al Robles Brut Nature 24, los expertos de la Unión Española de Catadores sostienen que se trata de un vino "más profundo", con una burbuja "bastante cremosa", y notas de fruta de hueso, panadería e, incluso, cabello de ángel.

El Robles Brut Nature surgió tras cinco años de estrecha colaboración entre Bodegas Robles y el Instituto de Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de Cabra, tras una cuidada vendimia para asegurar la recogida de las uvas a primera hora de la mañana con 10,5 grados Baumé, lo que confiere a este espumoso pionero en Andalucía la identidad y la calidad de las uvas Pedro Ximénez, la variedad autóctona del marco Montilla-Moriles.

Para ello, la crianza del Robles Brut Nature –que se corresponde con la tipología de vino espumoso con menor cantidad de azúcar, con menos de tres gramos por litro– se ha realizado en rimas "para aportar ese valor añadido" que ofrece el método artesanal de girar la botella, situada en posición horizontal, hasta que al final del proceso se le retira la levadura que se genera.

Posteriormente, y siguiendo el método champenoise –mediante el que, tras una primera fermentación y embotellado, se produce una segunda fermentación alcohólica en la botella– se sustituye la levadura por un licor de expedición –en este caso, un oloroso y un amontillado–.

De este modo, este vino de Bodegas Robles ofrece una burbuja natural y persistente, fruto de la doble fermentación, mientras que sus aromas y sabor recuerdan a cierta bollería elegante, como el brioche, la magdalena o el bollo de pan recién horneado.


Una apuesta por la innovación que ha sido reconocida por el Concurso Internacional de Vinos Ecológicos, referente de este tipo de certámenes gracias a la colaboración de SOW (Spanish Organic Wines), de la Asociación de Amigos Amantes del Vino y Vinagre (Vinavin), de la revista Sobremesa, de la Cátedra de Gastronomía de Andalucía de la Universidad de Córdoba y del Grupo Macho.

Además del premio EcoRacimo de Oro 2021, el Robles Brut Nature también recibió otro reconocimiento en la cata-concurso Ecovino 2021, donde se alzó con la Medalla de Plata entre las más de 300 referencias procedentes de 32 regiones vitícolas de todo el mundo.

Una firma innovadora en España

La creación del primer Robles Brut Nature a partir de uvas Pedro Ximénez supone un hito más dentro de la apuesta por la investigación e innovación que ha marcado el recorrido de Bodegas Robles durante las últimas dos décadas cuando, también con el apoyo del centro de Ifapa en Cabra, apostó por la reconversión de sus viñedos a la agricultura ecológica.

Desde entonces, esta bodega montillana se ha caracterizado por iniciativas novedosas como la certificación de su huella de carbono o el desarrollo alimentos derivados de sus vinos ecológicos. Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

27/12/21

  • 27.12.21
Bodegas Robles, santo y seña de la producción ecológica en Andalucía y referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, vuelve a situarse como referente en para el sector ecológico nacional gracias a, en esta ocasión, su apuesta por envases más sostenibles. Su 'packaging' La Botella del Vino ha sido seleccionada finalista en los Premios Ecodiseño 2021, el certamen organizado por Ecovalia, la asociación profesional española de la producción ecológica, con el patrocinio de Fedemco; EncajaBIO y Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía.


La Botella del Vino es la apuesta de Bodegas Robles por 'la' botella del vino: "una sola, rellenable y para siempre". "El objetivo es reutilizarla una y otra vez, lo que nos permite disfrutar del placer estético de una botella en la mesa, y rellenarla desde un 'baginbox', lo que nos permite la mejor conversación para este tipo de vinos", destaca Francisco Robles, gerente de la bodega montillana.

Una alternativa a los envases de un solo uso que, como subrayan desde Bodegas Robles, rebaja drásticamente el uso de vidrio y, por extensión, las emisiones de CO2. "El ahorro en el sistema de envasado, además, abarata el coste del vino en hasta un 30 por ciento. Eso también es sostenibilidad", indica el gerente de Bodegas Robles, quien subraya que "no se trata de volver a la venta a granel, sino de darle importancia al producto y no al continente".

De este modo, las botellas de Bodegas Robles se caracterizan por ser trasparentes "para que sea el propio vino el que se exprese", únicamente decoradas con las serigrafías del ilustrador Miguel Galadí, en las que se plantean escenas en torno al vino con las que todo el mundo pude sentirse identificado, a modo de bodegones: una pareja, una comida en el campo... "Los dibujos, con un trazo de línea clara muy sutil, convierten a cada botella en un elemento único y propio del comprador», explica Juan Bolaños, quien ha desarrollado la gama de La Botella del Vino".

Una iniciativa "tan sencillas en apariencia, pero tan creativas en el fondo" que tiene su traducción a nivel medioambiental pues, según un estudio externo realizado por CO2 Consulting para Bodegas Robles, cada vez que se rellena una botella del vino, se la emisión de 500 gramos de dióxido de carbono a la atmósfera. "Se trata, por tanto, de dar la oportunidad al consumidor para que asuma su responsabilidad con el entorno sin renunciar al placer estético de una botella de vidrio excelentemente diseñada en la mesa", apuntó Francisco Robles.

El jurado de los Premios Ecodiseño 2021 ha estado integrado por representantes de las agencias de diseño Maruja Limón (Sevilla), El Cuartel (Málaga), Squembri (Granada), Seis60 (Sevilla), Universo Apolo (Cádiz), Delamata (Madrid), Pulp design (Barcelona) y Estudio Maba (Murcia). Diego Granado, secretario general de Ecovalia, ha puesto de manifiesto que "las empresas ecológicas se preocupan por ofrecer una imagen y presentación de sus productos acorde con la filosofía sostenible".

Una firma referente en España

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica.

A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

20/12/21

  • 20.12.21
Bodegas Navarro, una de las firmas históricas de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, presenta hoy al público Laderas del Castillo, un vino tinto de garnacha envejecido durante doce meses, al menos, en las centenarias tinajas que la firma custodia en su Lagar Virgen de las Viñas.


Una nueva propuesta innovadora que la firma montillana lanza días antes del inicio de la Navidad y en la que se constata la valiosa experiencia en la creación de vinos de alta graduación elaborados con uvas de la variedad autóctona, la Pedro Ximénez, para dar luz a un tinto de garnacha que, como han explicado a Andalucía Digital los hermanos Miguel Jesús y Javier Herrador Veredas, gerentes de Bodegas Navarro, se caracteriza por su "crianza relajada en tinaja", un proceso "más tranquilo" que la crianza en barrica, que suele aportar más connotaciones.

Con Laderas del Castillo, Bodegas Navarro ha dado un paso más en su apuesta por la diversificación, con la elaboración de un vino tinto de 15 grados, envejecido en tinaja durante, al menos, doce meses. Una propuesta en la que confluyen tradición e innovación, dando como resultado un vino de color rojo picota, intenso y brillante, con aromas florales y evocación a ciruelas y frutas maduras del bosque, como la zarzamora. "En boca es fresco, aromático, fino y redondo, con un final largo y persistente, que le da un carácter seductor", añade Miguel Jesús Herrador.


"Con este vino extraemos las mejores características de la uva, del terruño y del proceso natural de fermentación", subraya el gerente de Bodegas Navarro, en referencia al viñedo de tierra arcillosa, "con mucha piedra suelta", del que procede el fruto de la variedad garnacha, cuyo mosto tinto es luego criado en la tranquilidad de las tinajas del Lagar Virgen de las Viñas.

Y para esta ocasión tan especial, Bodegas Navarro ha querido rescatar una marca, Laderas del Castillo, que custodiaba como oro en paño desde la pasada década de los ochenta, cuando se concibió para dar nombre a los vinos jóvenes de la firma.

Una bodega centenaria

Bodegas Navarro es la segunda firma más antigua del marco Montilla-Moriles. Fundada en 1830 y con una trayectoria avalada por innumerables galardones, a mediados de la pasada década de los noventa fue adquirida por la familia Herrador Veredas que, en su tercera generación, ha apostado por rejuvenecer su excepcional carta de vinos y, de paso, la propia empresa que, en la actualidad, emplea a una docena de personas con una media de edad que roza los 30 años.


Hoy por hoy, la firma está presente en una veintena de países gracias a una amplia selección de vinos como el Fino Andalucía 1957, el Palecream o el Vino de Misa, productos gourmet como su vino Solera Fundación 1830 o sus vinagres o la nueva línea de vermús, en la que sobresale el prestigioso Premium Rosso Vermouth.

A finales de 2018, la centenaria firma, santo y seña de la zona Montilla-Moriles, adquirió la conocida marca Pilycrim L'original, con el objetivo de acercar sus vinos al público más joven, reforzando así su presencia en eventos festivos y establecimientos hosteleros de toda Andalucía.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: I. TÉLLEZ

13/12/21

  • 13.12.21
Bodegas Pérez Barquero, una de las firmas de referencia en la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, ha reforzado su presencia en Kenia de la mano de Extenda-Andalucía Exportación e Inversión Extranjera, que ha desarrollado tres misiones comerciales en el África Subsahariana para impulsar el posicionamiento de las empresas andaluzas en estos mercados estratégicos para la diversificación de las exportaciones.


Tras el impacto provocado por la covid-19, las perspectivas de recuperación en el África Subsahariana se están fortaleciendo, según el Banco Mundial, debido a una propagación más lenta del virus, un fuerte crecimiento agrícola y un repunte del precio de los productos básicos más rápido de lo previsto.

En esta línea, en sus últimas previsiones, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado al alza los pronósticos de crecimiento para la región, situando el avance del PIB en el 3,7 por ciento para 2021 y en una décima más, el 3,8 por ciento, para el año 2022.

De este modo, el Grupo Pérez Barquero –que está integrado por cuatro bodegas de la DOP Montilla-Moriles: Gracia Hermanos, Compañía Vinícola del Sur, Tomás García y Pérez Barquero– ha querido llevar hasta Kenia sus vinos, brandis y vinagres, que ya se encuentran en más de cincuenta países de los cinco continentes, figurando a la cabeza de los exportadores de vinos de la zona.

Precisamente, los tres destinos hacia los que se han dirigido las misiones comerciales de Extenda –Kenia, Angola y Etiopía– destacan por su dinamismo económico y creciente apertura al exterior. "Su diversificación de sectores productivos hace que las oportunidades para las empresas andaluzas sean muy variadas, entre las que destacan las dirigidas al sector agroalimentario, bienes de consumo, infraestructuras, vivienda, sanidad o bienes de equipo relacionados con grandes proyectos e industria auxiliar de la agricultura", subrayan desde la agencia andaluza.

Desde su fundación en 1905, Pérez Barquero ha cuidado con la mayor atención y esmero todas las labores que giran alrededor de la creación del vino. Desde la selección de los mejores pagos de viñas –albarizas de la Sierra de Montilla y de Moriles Altos- hasta la recolección, el transporte y la molturación de la uva, la firma presta atención a todos los pasos que continúan con la elaboración del mosto nuevo, su cata y su selección, previa al destino final que, según sus características, serán las botas de crianza, en la amplia gama de vinos de la zona: Finos, Olorosos, Amontillados, Palos Cortados y Dulces de Pedro Ximénez.

Reconocido con las distinciones más relevantes en el mundo del vino –con las máximas puntuaciones Parker, multitud de premios y medallas en concursos nacionales e internacionales, así como extraordinarias reseñas en las principales guías–, el Grupo Pérez Barquero ha extendido su nombre por todos los rincones del territorio nacional. No en vano, sus vinos, brandis y vinagres Asimismo, Pérez Barquero es una de las pocas bodegas españolas distinguidas con el sello Pyme Innovadora concedido por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad del Gobierno de España.

Hace apenas unos días, Bodegas Pérez Barquero dio un paso más en la diversificación de su amplia gama de vinos con la presentación de Brut Nature G1, el nuevo espumoso "con alma de generoso" que representa la mejor opción para brindar durante las próximas fiestas navideñas.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

5/12/21

  • 5.12.21
Bodegas Pérez Barquero, una de las firmas de referencia en la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, ha dado un paso más en la diversificación de su amplia gama de vinos con la presentación de Brut Nature G1, el nuevo espumoso "con alma de generoso" que representa la mejor opción para brindar durante las próximas fiestas navideñas.


La colaboración entre la firma montillana y el Grupo de Investigación Viticultura y Enología (Vitenol), dirigido por Juan José Moreno, catedrático de la Universidad de Córdoba, ha permitido avanzar en la elaboración de nuevos vinos espumosos con las variedades de uva y levaduras autóctonas de la zona Montilla-Moriles y un vino generoso viejo como licor de expedición.

Pérez Barquero Brut Nature G1 es fruto de una larga experiencia de I+D+i en colaboración con el Grupo Vitenol de la Universidad de Córdoba y, sin duda, "ha representado para nosotros todo un reto tecnológico", en palabras de Adela Córdoba, responsable de Marketing de Grupo Pérez Barquero, que está integrado por cuatro bodegas de la DOP Montilla-Moriles: Gracia Hermanos, Compañía Vinícola del Sur, Tomás García y Pérez Barquero

De este modo, los investigadores del Grupo Vitenol de la Universidad de Córdoba, junto a los enólogos de Pérez Barquero, han logrado realizar la segunda fermentación en botella con levadura autóctona de velo de flor, un proceso innovador bautizado como G1, dado que esta levadura fue aislada en la primera mitad de los años ochenta, procedente de las botas de roble americano que se custodian en Bodegas Gracia.

De este modo, Pérez Barquero Brut Nature G1 está elaborado con vino base de uva Pedro Ximénez procedente de los mejores pagos de albarizas de la Sierra de Montilla y licor de expedición de vino generoso viejo. “Por primera vez en la historia enológica de Montilla-Moriles, tenemos un vino espumoso elaborado con una levadora autóctona de nuestra zona vinícola (G1), que fue aislada hace más de cincuenta años en Bodegas Gracia Hermanos y conservada desde entonces en el Departamento de Química de la Universidad de Córdoba”, explica el profesor Juan José Moreno.

PÉREZ BARQUERO BRUT NATURE G1El nuevo espumoso ha sido, pues, elaborado con el método tradicional champenoise al que, tras su fase de degüelle, se le añade como licor de expedición un generoso viejo. "El resultado es un vino espumoso único, genuino, distinto a todo lo que hasta el momento existe en el mercado", reconoce el responsable del Grupo Vitenol de la UCO, quien resalta que la innovación desarrollada para este espumoso "conecta directamente con las líneas de investigación más actuales", enfocadas al desarrollo de una "enología de precisión" que ya se lleva a cabo en países con una fuerte tradición vitivinícola.

En este caso, el uso de una levadura autóctona seleccionada y adaptada a unas condiciones concretas, unida a su aplicación en el momento adecuado del proceso de elaboración del vino espumoso, ham permitido crear un producto nuevo y, de este modo, ampliar la oferta de vinos elaborados en la zona Montilla-Moriles.

Pero, además del velo de flor, este espumoso autóctono de Pérez Barquero está "muy ligado al suelo, al terruño", como indica Adela Córdoba, quien aclara que los suelos de albariza donde se cultivan los viñedos de la firma se formaron en el mismo periodo geológico que la Craie en la Champaña, la zona más prestigiosa en elaboración de vinos espumosos, por lo que "el aporte de los suelos calizos une inexorablemente el perfil organoléptico de ambos vinos".

"Hay otras similitudes inspiradoras –reconoce la responsable de Marketing–, como la segunda intervención de levaduras, tanto en el proceso de producción según el método tradicional champenoise como en la crianza biológica bajo velo de flor nuestros finos".

En efecto, "los más reputados productores de champagne juegan, fascinados, con vinos tradicionales andaluces para dar ciertos toques a sus vinos", apunta Adela Córdoba, quien recuerda que en el caso del Brut Nature G1 se ha empleado vino generoso viejo como licor de expedición. "Ello le confiere una distinción y un final en boca en el que se aprecia la vejez, mientras que de entrada es muy fresco y aromático", resume.

Santo y seña de la zona Montilla-Moriles

El Grupo Pérez Barquero está integrado por cuatro bodegas de la DOP Montilla-Moriles: Gracia Hermanos, Compañía Vinícola del Sur, Tomás García y Pérez Barquero. Desde su fundación en 1905, esta institución, santo y seña de la comarca vitivinícola cordobesa, ha cuidado con la mayor atención y esmero todas las labores que giran alrededor de la creación del vino.

Desde la selección de los mejores pagos de viñas –albarizas de la Sierra de Montilla y de Moriles Altos- hasta la recolección, el transporte y la molturación de la uva, Pérez Barquero presta atención a todos los pasos que continúan con la elaboración del mosto nuevo, su cata y su selección, previa al destino final que, según sus características, serán las botas de crianza, en la amplia gama de vinos de la zona: Finos, Olorosos, Amontillados, Palos Cortados y Dulces de Pedro Ximénez.

Reconocido con las distinciones más relevantes en el mundo del vino –con las máximas puntuaciones Parker, multitud de premios y medallas en concursos nacionales e internacionales, así como extraordinarias reseñas en las principales guías–, el Grupo Pérez Barquero ha extendido su nombre por todos los rincones del territorio nacional. No en vano, sus vinos, brandis y vinagres se encuentran en más de cincuenta países de los cinco continentes, figurando a la cabeza de los exportadores de vinos de la zona.

Asimismo, Pérez Barquero es una de las pocas bodegas españolas distinguidas con el sello Pyme Innovadora concedido por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad del Gobierno de España.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / PÉREZ BARQUERO

4/12/21

  • 4.12.21
La Guardia Civil, dentro del Procedimiento Operativo de Colaboración entre la Guardia Civil y Origen España (Asociación Española de Denominaciones de Origen), ha celebrado con la colaboración de la Universidad de Córdoba (UCO) una jornada técnica de formación sobre la Calidad Diferenciada en defensa de la Propiedad Industrial, y en la lucha contra la actividad económica fraudulenta que favorece la competencia desleal en el mercado, causando un gran perjuicio a la Hacienda Pública.


La jornada fue inaugurada por el coronel jefe interino de la Comandancia de Córdoba, Juan Carretero Lucena, y el delegado de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Junta de Andalucía, Juan Ramón Pérez y clausurada por el rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos y por el teniente general Francisco Díaz Alcantud, director del Centro Universitario de la Guardia Civil.

La Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba destaca la importancia de este tipo de jornadas, teniendo en cuenta que la provincia de Córdoba cuenta con siete denominaciones de origen protegidas, auténtico motor social, económico y de desarrollo de las comarcas y productos amparados por su protección.

La jornada contó con la perspectiva de la Fiscalía de Córdoba sobre el alcance de la protección penal de la propiedad industrial y con el análisis de algunos casos judicializados expuestos por un bufete de abogados. Asimismo, tanto Origen España como la UCO, han puesto el acento en la importancia de los Consejos Reguladores de estas figuras protegidas. 

Por parte de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba participaron agentes del SEPRONA y de los Equipos ROCA de la provincia. Además, esta jornada, organizada por la Comandancia de Córdoba con el apoyo del Centro Universitario de la Guardia Civil, fue retransmitida en 'streaming', dirigida a componentes de la Guardia Civil de toda España.

Asimismo, en ella participaron miembros de la Judicatura (jueces y fiscales) y de la industria agroalimentaria, especialmente a la afectada por las figuras de protección de calidad diferenciada, así como a la comunidad de la UCO (alumnos e institutos de investigación agroalimentaria), con el objeto de ampliar su formación en materia de fraudes vinculados al ámbito alimentario, la salud pública y la seguridad medioambiental, así como profundizar en el conocimiento de las DOP de la provincia.

Un lustro de trabajo conjunto

La Guardia Civil y la asociación Origen España, firmaron en 2016 el mencionado procedimiento de colaboración, con el fin de agilizar y mejorar la comunicación entre ambas instituciones y así lograr una mayor eficiencia en la investigación de actividades ilícitas en este ámbito, garantizando así la seguridad alimentaria, la salud pública y los derechos de los consumidores.

Dado el buen tono de la colaboración iniciada, la Guardia Civil y la Conferencia Española de Consejos Reguladores vitivinícolas, firman un compromiso de colaboración semejante en octubre de 2020, el cual ampara en nuestra provincia a los vinos y vinagres de la DOP Montilla-Moriles. Esta Jornada es una muestra más de los buenos resultados que se están consiguiendo con ambos procedimientos de colaboración que se extienden a todas las DOP de la provincia.

Desde la firma del citado procedimiento por esta Jefatura de Comandancia se han llevado a cabo labores de colaboración, formación e investigaciones que han llevado ante la justicia varios casos de fraudes alimentarios y delitos contra la propiedad industrial, por intentar confundir al consumidor con productos supuestamente amparados por una Denominación de Origen Protegida (DOP).

En la provincia de Córdoba, y dentro del citado procedimiento de colaboración, se viene trabajando directamente con varias DOP y se han efectuado varios operativos, que se encuentran judicializados, para esclarecer la presunta responsabilidad penal de los infractores contra los derechos de propiedad industrial de los Consejos Reguladores de las DOP al intentar comercializarse productos que no están amparados por estas figuras de protección, con el consiguiente riesgo que puede suponer para la salud pública, por la posible falta de controles sanitarios de estos productos, así como por el consiguiente desprestigio de las DOP.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

29/11/21

  • 29.11.21
La Fundación Social Universal (FSU), una organización surgida en Montilla en el año 1993 como respuesta a las alarmantes condiciones de pobreza constatadas en muchas regiones del mundo, ha promovido un nuevo seminario sobre viticultura sostenible en la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles. La actividad, que ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Montilla, forma parte del proyecto Somos Semilla y permitió a los participantes conocer algunas experiencias desarrolladas en la Campiña Sur Cordobesa.


Un total 50 personas, la mayoría jóvenes profesionales y estudiantes universitarios, se mostraron interesados por conocer las labores agrícolas en la viticultura de la comarca. Con este seminario, organizado con la colaboración de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y Montes (ETSIAM) de la Universidad de Córdoba, las personas participantes tuvieron la oportunidad de visitar los cultivos y renovar sus conocimientos y experiencias, lo que supone un aliciente para favorecer el relevo generacional.

A este respecto, la actividad facilitó una capacitación para llevar a cabo una agricultura más sostenible y beneficiosa para el medio ambiente y la salud del planeta y de las personas. Además, se favoreció el contacto directo de los futuros técnicos con profesionales con larga trayectoria en el sector vitícola de la comarca.

Como broche final de este encuentro celebrado en este paraje singular de la sierra de Montilla, el proyecto empresarial “Los Insensatos de La Antehojuela”, con la colaboración del Consejo Regulador de DOP Montilla–Moriles, brindaron a este grupo de visitantes una cata dirigida de sus vinos jóvenes de tinaja elaborados a través de un proceso de zonificación y fermentación con temperatura controlada.

La finalidad del proyecto Somos Semilla es promover el desarrollo de ecosistemas agrarios equilibrados y biodiversos en la Campiña Sur Cordobesa mediante la formación e información de la población activa y del personal de las explotaciones agrarias e industrias agroalimentarias. Desde la puesta en marcha de este proyecto se ha puesto en marcha un servicio gratuito que facilita al agricultor el acceso al conocimiento teórico y herramientas prácticas para realizar una agricultura más sostenible y ecológica.

En paralelo al proceso de asesoramiento técnico en terreno, Somos Semilla brinda formación especializada sobre agricultura sostenible, biodiversidad y suelo mediante la celebración de jornadas y seminarios técnicos. Este segundo seminario ha contribuido a la formación a jóvenes y futuros profesionales dotándoles de herramientas específicas para una práctica respetuosa con el medio ambiente y mitigadora de los efectos del cambio climático. Los jóvenes de distintas localidades de la provincia se han acercado a la sierra de Montilla para conocer en terreno el manejo del cultivo de la vid.


Este enclave natural se caracteriza por tener un paisaje construido por el mosaico de los cultivos de olivar y viñedo, separados por masas vegetales de arbustos autóctonos, donde encontramos fauna que aporta la biodiversidad necesaria para reducir la presencia de plagas y enfermedades de los cultivos. Los asistentes han podido apreciar la presencia de aves insectívoras y fauna auxiliar que facilita la gestión sostenible de los viñedos.

El proyecto Somos Semilla se apoya en las pautas marcadas desde la Unión Europea, que establece el Pacto Verde Europeo. Este Pacto persigue que Europa sea climáticamente neutra de aquí a 2050 mediante el impulso a la economía a través de la tecnología ecológica, la creación de una industria y un transporte sostenibles y la reducción de la contaminación. Algunas de las medidas establecidas, como “De la granja a la mesa”, persigue que Europa camine hacia un sistema alimentario más saludable y sostenible, piedra angular del Pacto Verde Europeo.

Por otra parte, con la nueva PAC para 2023, se incentiva a los agricultores que realizan prácticas sostenibles con el medio ambiente en sus parcelas agrícolas y a los agricultores ecológicos con unas ayudas específicas para este colectivo. A este tenor, los agricultores de la comarca muestran cada vez mayor interés por la agricultura ecológica, y por implementarla en sus parcelas agrícolas. Según un análisis realizado por el Grupo de Desarrollo Rural (GDR) Campiña Sur Cordobesa, en los últimos cuatro años se ha duplicado la superficie en agricultura ecológica.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍAS: FUNDACIÓN SOCIAL UNIVERSAL

18/11/21

  • 18.11.21
Apenas tres meses después de su presentación, Montearruit, el Amontillado viejísimo de Bodegas Gracia Hermanos, ya figura en el cuadro de honor de la Guía de Vinos Gourmets 2022, la denominada Liga 99, que reúne aquellos vinos que el Comité de Cata de esta prestigiosa publicación ha premiado con su máxima calificación: 99 puntos sobre una escala de cien.


El pasado mes de agosto, Bodegas Gracia Hermanos, una de las firmas que conforman el Grupo Pérez Barquero, referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, decidió conmemorar con un vino muy especial el centenario del asedio de Monte Arruit, el terrible episodio de la guerra del Rif en el que el teniente montillano José Gracia Benítez, padre del fundador de la bodega, consiguió salvar la vida.

Para ello, Gracia Hermanos recuperó Montearruit, una de sus marcas históricas, para ofrecer una saca única de su Amontillado más viejo, mediante una edición limitada para coleccionistas formada por 1.080 botellas de 37,5 centilitros que salió a la venta por 200 euros cada unidad.

"Hasta hace 25 años se hicieron sacas puntuales de este vino, con unos treinta años de vejez media, y este verano decidimos embotellar la bota solera –o bota 1/1–, que cuenta con una vejez de 75 años", explicó Adela Córdoba, directora de Marketing del Grupo Pérez Barquero.

"Nos quedamos perplejos: Montearruit destaca por su elegancia, por su armonía, por el despertar de sensaciones, por su poderío… Es un vino que roza la excelencia", reconocieron los integrantes del Comité de Cata de la Guía de Vinos Gourmets, una completa e imprescindible muestra del panorama vinícola español con 4.212 vinos reseñados, 2.400 calificados y 1.112 bodegas referenciadas.

“Las bodegas históricas de Andalucía esconden tesoros insospechados que son auténticas obras de arte”, reconocen desde el portal Spanish Wine Lover, para añadir que “este año, la firma Gracia Hermanos de Montilla-Moriles decidió embotellar la bota solera de un vino único e irrepetible, dando acceso al universo mágico de aromas y sabores que se han gestado en el interior de esa bota a lo largo de casi un siglo”.

En efecto, Montearruit es un Amontillado con 75 años de vejez, transcurridos en su mayoría en crianza estática, por lo que el vino ha podido concentrar todos sus componentes, presentando un aroma muy intenso pero, a la vez, equilibrado.

"Se trata de una ocasión muy especial porque, cien años después de la heroica resistencia española en la plaza africana de Monte Arruit, se realiza una edición limitada y numerada procedente de la bota que había permanecido celosamente guardada en la bodega", añadió Adela Córdoba, quien precisó que las mermas que sufren de manera natural todas las botas de roble americano se han ido reponiendo, a lo largo de décadas, con vinos viejos seleccionados por el capataz de Gracia Hermanos.

De este modo, Montearruit Amontillado Viejísimo se presenta como una auténtica joya de la enología montillana, "pura concentración de aromas y sabores que evocan sus largos años de envejecimiento", tal y como subrayó la responsable de Marketing del Grupo Pérez Barquero que, además de Bodegas Gracia Hermanos, engloba a la Compañía Vinícola del Sur, a Bodegas Tomás García y a Bodegas Pérez Barquero.

Gracia Hermanos, una "forma de ser" en torno al vino

Bodegas Gracia Hermanos resume la personalidad luminosa, abierta, profunda y pura de las tierras de Montilla-Moriles. Una forma de ser que se concreta con vinos sabrosos y frescos, que se aprecian y se recuerdan. No en vano, la firma lanzó en 1983 Viñaverde, pionero en Andalucía de los blancos jóvenes y afrutados, uno de los vinos más reconocidos en los hogares y en los establecimientos de hostelería.

Otra de las marcas de referencia de Gracia Hermanos es Corredera, el fino más vendido en España, “imprescindible” en muchos hogares y fruto de los mejores pagos de Montilla-Moriles y del buen hacer enológico del Grupo Pérez Barquero para mantener un volumen y una calidad constantes a lo largo de los años.


Con ocho años de crianza biológica bajo velo de flor, Solera Fina María del Valle representa, por su parte, todo un emblema de elegancia y, sin duda, otorga prestigio tanto a la bodega como a la propia zona Montilla-Moriles. El vino se comercializa también en su versión “en rama”, para expresar aún más su pureza, y como novedad, también puede adquirirse en formato Magnum, de litro y medio.

Por último, con los generosos viejísimos de la gama Tauromaquia (Amontillado y Oloroso) y con el PX Dulce Viejo, Gracia Hermanos ha conseguido el reconocimiento de los grandes expertos del mundo del vino, lo que se ha traducido en innumerables premios y medallas, así como en las mejores puntuaciones en las guías especializadas de mayor prestigio internacional.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: BODEGAS GRACIA HERMANOS
  • 18.11.21
Bodegas Robles, santo y seña de la producción ecológica en Andalucía y referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, ha cerrado con éxito su participación en BioCultura, la Feria de Productos Ecológicos y Consumo Responsable, que ha reunido en el IFEMA de Madrid a más de 400 expositores.


De la mano de la Asociación Valor Ecológico (Ecovalia), Bodegas Robles ha dado a conocer el fruto de su apuesta por maridar el conocimiento de siglos de historia vitivinícola con la innovación para redescubrir antiguas elaboraciones y para ofrecer nuevas propuestas a los amantes del vino.

De este modo, tanto el primer espumoso ecológico de uvas Pedro Ximénez, Robles Brut Nature como el vermut VRMT Robles. Receta Andalusí, elaborado junto al chef cordobés Paco Morales, que atesora dos Estrellas Michelín, han sido la hoja de ruta que Bodegas Robles ha seguido en esta edición de BioCultura.

"Esta feria ha vuelto a poner de manifiesto que la grandeza de una zona vitivinícola está en la diversidad de caminos que los antepasados fueron construyendo para su desarrollo y en los nuevos caminos que las bodegas están construyendo en la actualidad", subrayó el gerente de la firma, Francisco Robles.


"Este movimiento es clave para desarrollar nuevas ideas, afrontar retos emocionantes y ofrecer al mundo una nueva forma de reinterpretar nuestras raíces", sostuvo Robles, que tuvo la oportunidad de analizar estas nuevas tendencias con los profesionales del sector, así como con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera y con la directora de BioCultura, Ángeles Parra.

Dos productos innovadores

Vermut VRMT. Receta Andalusí está elaborado sobre la base de un vino oloroso ecológico que ha envejecido durante ocho años en barricas de roble americano, una madera que le aporta un elegante aroma a vainilla. El vermú se macera con diez de plantas aromáticas presentes en el viñedo ecológico de Bodegas Robles, "en un intento por trasladar al producto la experiencia completa de las vides, protegidas durante buena parte del año por un manto de lavanda, amapolas, romero, tréboles y plantas silvestres".

El chef cordobés Paco Morales ha incorporado aromas y recuerdos de la gastronomía andalusí y es el responsable de su equilibrio entre dulce, amargo y ácido que permite una prolongada presencia de sus aromas en el paladar y en la nariz. Dos años de intenso trabajo en biblioteca, cocina y viñedo que han permitido recuperar sabores perdidos en la memoria.



Por su parte, Robles Brut Nature es fruto de la colaboración con el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) de Cabra, que ha dado como resultado un espumoso de uva Pedro Ximénez elaborado por el método tradicional champagnoise. Su burbuja natural es fruto de una doble fermentación en botella en posición horizontal en rima manual a partir de un ensamblaje con vinos generosos. El resultado son unos elegantes y sorprendentes aromas para esta uva como el brioche, la magdalena y el bollo de pan.

Un trabajo de colaboración e investigación que ha situado a Bodegas Robles dentro del Top 15 de las Bodegas de la Década por la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (Aepev). Un trabajo que Francisco Robles resume así: "cultivamos las uvas ecológicas con la mayor intensidad de sabores y aromas, vigilamos su proceso natural y trasladamos toda esa riqueza del fruto en el vino".

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

9/11/21

  • 9.11.21
La Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) acaba de publicar su duodécimo Informe sobre el Análisis de la Demanda Turística, realizado a través del Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España. Este informe, realizado entre el segundo semestre de 2020 y el primero de 2021, no sólo recoge la reactivación del turismo tras los meses más duros de la pandemia, sino que destaca un nuevo perfil del enoturista, con mayor gasto y pernoctaciones.


Según recoge el Informe sobre el Análisis de la Demanda Turística, las Rutas del Vino de España ha sido uno de los productos más solicitados y valorados durante este proceso de reactivación del enoturismo en España, atendiendo a aspectos como los destinos elegidos, las motivaciones del viaje, el perfil sociodemográfico del visitante, la duración de la estancia en destino y el gasto, entre otros aspectos.

Precisamente este último factor, el gasto medio por persona, es uno de los que dan cuenta de esa recuperación del sector: ha experimentado un crecimiento de 11,07 euros respecto al estudio anterior, y se sitúa en 173,12 euros por persona y día. Esta cantidad continúa siendo superior al del turista general extranjero (147 euros al día, según el último informe del INE-EGATUR) y al del nacional (43 euros al día, según datos FAMILITUR).

El dato del gasto por persona, unido a otro de los parámetros analizados, el tiempo de estancia en destino, permite conocer el gasto medio en estancia. Teniendo en cuenta que los días de media en cuanto a la estancia en destino se sitúan en 2,45 días (también ha crecido con respecto al periodo anterior), la cifra del gasto medio total en estancia alcanza los 424,14 euros.

En relación a los datos de estancia, también es reseñable que continúa el aumento de las pernoctaciones. Cada vez son más quienes pernoctan en destino frente a los que realizan solamente viajes de excursión. El porcentaje ha aumentado de 62,94 por ciento a 66,07 por ciento. 

Además, el nuevo Informe destaca un cambio en el tipo de alojamiento elegido por los enoturistas: los hoteles han sido superados esta vez por los alojamientos rurales a la hora de elegir dónde hospedarse, algo que solo había ocurrido durante el análisis de 2019. El 22,10 por ciento de los visitantes han elegido esta opción, frente al 18,60 por ciento que lo hizo en el periodo anterior.

También ha aumentado el porcentaje de quienes han optado por alojamientos en casas de amigos o familiares (20%), situándose como segunda opción. Por detrás quedan ahora los hoteles de cuatro estrellas, elegidos por el 17,89 por ciento de los enoturistas, frente al 22,20 por ciento que lo hizo en el anterior periodo estudiado.

Los efectos provocados por la pandemia han influido, sin duda, en este cambio de opciones. "El enoturista, igual que ocurre con el turista en general, ha percibido durante estos meses los alojamientos hosteleros de manera diferente, y muchos de ellos han buscado y priorizado los establecimientos con aforos más reducidos", apuntan desde ACEVIN.

La manera de viajar que tiene el enoturista de las Rutas del Vino de España continúa siendo, mayoritariamente, en pareja. Esta modalidad ha aumentado con respecto al estudio anterior y representa ya el 49,95 por ciento de los visitantes. 

Le sigue la modalidad de grupo de amigos, aunque los datos muestran que ha disminuido en relación a los últimos datos recogidos, igual que ha ocurrido con los grupos organizados, algo lógico cuando el periodo de análisis corresponde a los meses en los que, además de la iniciativa del propio viajero, estaban presentes las restricciones de aforos y grupos de convivencia. El tamaño medio del grupo durante estos meses ha sido de 3,35 personas.

Dentro del análisis de la composición del grupo, el nuevo informe destaca también el aumento de las personas que viajan solas (llegan al 4,65%) y de las familias con niños (12,14%), lo que parece indicar que el enoturismo se contempla cada vez más como alternativa vacacional familiar.

Una alta satisfacción

En cuanto a las motivaciones principales que llevan a los viajeros a las Rutas del Vino de España, el enoturismo ha pasado durante estos últimos meses al segundo lugar (elegido por el 37,85%), siendo el ocio y las vacaciones la primera de las razones, con el 39,04 por ciento. Es un dato que está en concordancia con los anteriores y que da cuenta de posibles nuevos visitantes que han llegado a las Rutas.

Una de la razones habría que buscarla en las características mismas del producto Rutas del Vino de España, un modelo de turismo donde priman los entornos rurales y menos masificados, donde se realizan experiencias adaptadas a muchos ámbitos y edades, y en el que la gastronomía juega igualmente un papel importante. A todo ello hay que sumar la calidad ofrecida por los establecimientos que forman parte de las Rutas, así como todas las acciones implementadas y adaptadas durante este periodo.

Todo lo anterior se ve reflejado en otro de los datos aportados por el nuevo Informe sobre la Demanda Turística y que tiene que ver con la satisfacción del visitante. Todos los medidores de esa satisfacción han aumentado, situando la satisfacción global de la visita a las Rutas del Vino de España en 8,92 puntos sobre 10, una de las más altas de entre todas las propuestas turísticas de nuestro país. De ahí también que el 99,49 por ciento de los enoturistas manifiesten que recomendarían el viaje a cualquiera de los destinos de las actuales 34 rutas que forman parte de la marca.

Más público femenino

El porcentaje de hombres y mujeres que visitan las Rutas del Vino de España continúa siendo similar, pero, como viene ocurriendo en los últimos estudios, el presente informe también muestra un nuevo aumento del público femenino: el 57,71 por ciento de los enoturistas de las Rutas son mujeres, mientras que los hombres representan el 42,29 por ciento. Los grupos de edad más presentes son los situados en las franjas de entre 36-45 años (32,99%) y entre 46-55 años (28,15%).

En cuanto a la vinculación con el mundo del vino, el 40,04 por ciento manifiesta ser aficionado, es decir, conoce algunas características del producto y el mundo del vino; un 20,72 por ciento se considera principiante (escasos conocimientos enológicos pero muy interesado en la oferta turística de Rutas del Vino de España); y el 19,69 por ciento se declara entusiasta del mundo del vino y contempla el producto enoturístico como la mejor manera de seguir ampliando sus conocimientos.

El informe también pone de relieve la importancia creciente del entorno digital tanto a la hora de reservar el viaje como en la promoción del destino. La página web y el e-mail son los canales más utilizados para realizar una reserva (54,18%). Igualmente, es importante destacar el descenso en el número de visitantes que acuden a las Rutas sin reserva previa, lo que indica que el enoturista va adquiriendo un carácter más planificador.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

5/11/21

  • 5.11.21
La Ruta del Vino Montilla-Moriles celebró ayer sus dos décadas de historia con una gala que tuvo lugar en Bodegas Gracia, perteneciente al Grupo Pérez Barquero, y que sirvió de escenario para poner en valor el trabajo desarrollado por instituciones y agentes sociales para el desarrollo económico de la comarca a través de su tradición vitivinícola. Una labor que, como destacó el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Juan Marín, "reúne los esfuerzos de todo un territorio para poner sobre la mesa lo mejor que tiene".


La gala, que reunió a un nutrido grupo de representantes institucionales, bodegueros y empresarios de la zona, sirvió asimismo para establecer nuevas sinergias de colaboración para la promoción y la difusión de la Ruta del Vino Montilla-Moriles.

"Estamos en un momento de recuperación económica donde el turismo se vuelve a mover de una forma muy importante, y eso nos va a permitir recuperar en los próximos meses las cifras de prepandemia, y por eso es el momento de continuar con el recorrido de esta Ruta", sostuvo Marín.

Vino y cultura, destacó el vicepresidente de la Junta, que hacen de la Ruta de Montilla-Moriles un producto único gracias a la "identidad de todos sus municipios". "El sector agroalimentario es fundamental en momentos como este, y forma parte de ese producto turístico de excelencia y calidad que ofrece Andalucía", aseguró.

Para ello, Marín apostó por "dejar atrás los complejos" para seguir creciendo, a la vez que abogó por que las instituciones sigan apoyando este proyecto a través de los fondos de cohesión social. "Creo que este proyecto encaja perfectamente en la línea de la estrategia que se ha desarrollado desde Europa para poner en valor los territorios", apuntó el consejero de Turismo.

Por su parte, el alcalde de Montilla y presidente de la Ruta, Rafael Llamas, destacó que esta gala sirve para reconocer una “trayectoria de muchísimo trabajo”, además de acoger un reconocimiento a Rafi Mármol “una empresaria muy vinculada con esta Ruta”.

Un producto turístico "dinámico", aseveró Llamas, quien apostó por adaptarse a la nueva situación "para ser un instrumento de desarrollo económico y creación de empleo en nuestro territorio". “En estos 20 años son muchos los empresarios que han trabajado para que la Ruta del Vino Montilla-Moriles se consolide como una herramienta útil para aunar el patrimonio cultural que identifica a esta comarca de la Campiña Cordobesa”, recordó.


La Ruta del Vino Montilla-Moriles tiene sus inicios en 2001 por la apuesta que lleva a cabo el Ayuntamiento de Montilla cumpliendo los compromisos que tiene como integrante de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin).

En ese año se constituye la Asociación para la Promoción del Turismo del Vino (Avintur), cuyo fin primordial es la promoción y dinamización de la cultura del vino en el territorio de la DOP Montilla-Moriles. En julio de 2005, consigue la primera certificación de Andalucía como Ruta del Vino de España.

La Ruta del Vino recorre 17 municipios –Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Córdoba, Fernán Núñez, Espejo, La Rambla, Lucena, Montemayor, Montilla, Moriles, Montalbán, Monturque, Castro del Río, Doña Mencía, Santaella y Puente Genil– y cuenta con varias decenas de empresas asociadas entre alojamientos, restaurantes, tabernas, bodegas, lagares y otros establecimientos.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

3/11/21

  • 3.11.21
El delegado territorial de Turismo de la Junta en Córdoba, Ángel Pimentel, presentó este martes el programa del 20 aniversario de la Ruta del Vino Montilla-Moriles, que se celebrará el próximo 4 de noviembre en la localidad de Montilla “como merecido homenaje a los protagonistas” de este producto “único” y “singular”, que se ha consolidado como “reclamo emergente” dentro de la oferta turística de la provincia cordobesa. La conmemoración cuenta con el apoyo y el patrocinio de la Consejería, que destina una inversión superior a los 36.000 euros.


Pimentel, que estuvo acompañado por el presidente de la Ruta y vicepresidente de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), Rafael Llamas, detalló que con dicha gala se pretende “homenajear a los verdaderos protagonistas de esta Ruta del Vino, que son los empresarios turísticos adheridos” a la misma, en concreto los 43 profesionales que la conforman, y cuya finalidad es “unir y dar a conocer una cultura, la del vino, en la zona de Montilla-Moriles”.

Se trataba, en su origen y también ahora, según insistió el delegado, de “aglutinar a toda una tierra para mostrar cada uno de los rincones de la zona de Montilla-Moriles, que son muchos y maravillosos”. "Entre todos tenemos que seguir trabajando para poner en valor todas y cada una de las empresas turísticas”, apuntó, haciendo alusión a “los lagares, las bodegas, los restaurantes, los alojamientos”, y demás empresas “que forman parte del turismo enológico de la zona de Montilla-Moriles”.

“Sin estos empresarios turísticos -subrayó el delegado-, no existiría ni la ruta ni el turismo enológico como tal”, en el marco vinícola de Montilla-Moriles, el cual no consiste solo en “mostrar fantásticos vinos como tenemos en la zona de Montilla-Moriles, sino que turismo enológico es mucho más. Es también mostrar una historia, una cultura, una gastronomía y, en definitiva, una tierra y una comarca”.

A este respecto, el máximo responsable de Turismo en la provincia indicó que “hacer turismo es llenarnos de sensaciones y de experiencias que, como visitantes, recordaremos siempre”, y por ello “la ruta y todos los empresarios turísticos que la componen lo hacen a diario con todos los visitantes”, siendo esta la razón por la que “cada vez hay más demanda de este tipo de experiencias turísticas, como son las rutas del vino”.

En consecuencia, “desde la Consejería de Turismo, que dirige Juan Marín, patrocinamos este evento con una cantidad de más de 36.000 euros para seguir fomentando el enoturismo en la zona, para que continúen uniéndose cada vez más empresarios y aportando su conocimiento y experiencia que, sin duda, situará a la ruta y a la zona de Montilla-Moriles en lo más alto del enoturismo, tanto a nivel nacional como internacional”.

En este sentido, la gala del vigésimo aniversario de la Ruta de Montilla-Moriles busca “fomentar y seguir incidiendo en una zona, en una cultura, una historia y en una gastronomía alrededor de una comarca como es la de Montilla-Moriles y seguir dándole la importancia que tiene y el valor que tiene”.

La celebración, que tendrá lugar en las Bodegas Gracia, en la localidad de Montilla, y a la que está previsto que asista el vicepresidente y consejero de Turismo de la Junta de Andalucía, Juan Marín, incluirá una cata, un recorrido por las instalaciones de la bodega y la entrega de placas conmemorativas a las empresas adheridas a la ruta.

Durante la cena se saborearán platos que han sido elaborados por distintos establecimientos de la ruta, y que serán maridados con vinos del marco Montilla-Moriles. Todo ello además estará amenizado con una actuación musical.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

30/10/21

  • 30.10.21
El delegado territorial de Turismo de la Junta de Andalucía en la provincia de Córdoba, Ángel Pimentel, presentó ayer el programa de la I Ruta de Los Lagares en Coche de Caballos de Montilla-Moriles, un “producto turístico singular y experiencial” que cuenta con el patrocinio de la Consejería con una aportación de más de 8.000 euros sobre un presupuesto de 15.000 euros.


Esta iniciativa, que se celebrará el 14 de noviembre en el marco de la celebración del Día Europeo del Enoturismo, permitirá a los participantes disfrutar de visitas en carruajes a lagares del marco vitivinícola cordobés, donde habrá degustaciones y hasta un viaje en globo aerostático.

Acompañado por representantes del Club de Carruajes de Tradición de Córdoba, con su presidente a la cabeza, Rafael Galán, el delegado explicó que “el evento que patrocina Turismo Andaluz y la Consejería de Turismo que dirige Juan Marín pretende recorrer 14,5 kilómetros por caminos entre viñedos” saliendo de la Hacienda La Vereda, en Cerro Macho, donde se hará un desayuno.

Tras dicho desayuno, los asistentes saldrán en unos 15 coches de caballos por los caminos entre viñedos, pasando por distintos lagares, y “en dos de ellos realizarán una parada para conocer cómo se realiza el vino”, a la vez que disfrutarán de un maridaje con aperitivos y de una cata dirigida.

Posteriormente, la ruta continuará con los coches de caballos dirección de nuevo a la Hacienda La Vereda, donde se realizará “una comida de degustación de productos típicos de la zona de Montilla-Moriles”, según detalló Ángel Pimentel. Tras la misma se han organizado distintos vuelos cautivos en globo “para visualizar toda la zona de viñedos de Montilla-Moriles”.

Además, el delegado territorial de Turismo comentó que disfrutarán de la ruta socios del Club de Carruajes de Córdoba, con presencia también de socios de otros clubes de carruajes de provincias como Sevilla, al tiempo que apuntó que “al ser la primera ruta, por logística, son unos 15 carruajes”.

Igualmente, Ángel Pimentel animó al Club de Carruajes que “para años sucesivos cuente con Turismo Andaluz y la Consejería de la Junta en la participación”, incluso con la posibilidad de “llevar esta iniciativa a zonas como el norte de la provincia, en Los Pedroches para ver el 'Starlight'; hacer una ruta de castillos, que son maravillosos en la provincia, o hacer una ruta de otro tipo por parques naturales o cualquier otra zona de todas las maravillosas que hay en la provincia y todos los maravillosos recursos turísticos”.

Para el máximo representante de Turismo de la Junta en la provincia, esta Ruta Los Lagares es “una iniciativa muy interesante, muy original y que despierta bastante expectativa entre los amantes de estas tradiciones y potenciales viajeros que se sientan atraídos por los atractivos cordobeses”.

“El turismo trata precisamente de despertar expectativas, ser una experiencia diferente y algo que interese a la gente, porque es novedoso y es algo que se puede recordar en el tiempo”, ha defendido, por lo que “eso es hacer turismo y un turismo de calidad”, sostuvo.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

25/10/21

  • 25.10.21
La vigésimo tercera Cata de Moriles ha vuelto a consolidarse este fin de semana como un "referente" del sector del vino y el enoturismo para toda Andalucía. Tras la edición virtual del pasado año, ocho bodegas y lagares de la localidad cordobesa abrieron sus puertas para acoger la visita de personas llegadas desde distintos lugares de España que han podido descubrir la riqueza y la calidad de los templos del vino, envueltos por los aromas que emanan de los velos de flor.


La alcaldesa de Moriles, Francisca Carmona, destacó que el nuevo formato impulsado por el Ayuntamiento de la localidad y por la Asociación de Bodegas de Moriles es "fruto de saber adaptarnos y de trabajar por poner en marcha nuevas inquietudes y proyectos".

"De nuevo, le damos la vuelta a las circunstancias que vivimos para reconvertirnos en este nuevo formato de cata, que trae también consigo nuevas oportunidades de desarrollo económico y nuevas fórmulas de trabajar en el enoturismo", destacó la primera edil sobre esta apuesta que ha unido durante todo el fin de semana el vino, la gastronomía, el turismo y el emprendimiento.

Junto a las catas sensoriales celebradas durante el fin de semana, la XXIII Cata de Moriles convocó el jueves la III Jornada Técnica, una iniciativa que estuvo dirigida a los profesionales del sector y cuyo programa estuvo formado por cinco ponencias de gran interés, en las que se abordaron cuestiones como la apertura de nuevos mercados en el exterior, las características técnicas del velo de flor, el desarrollo del enoturismo o iniciativas como vinoenrama.es.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ LUIS BAÑOS (ARCHIVO)

23/10/21

  • 23.10.21
Moriles inauguró ayer la vigésimo tercera edición de su Cata, un evento en torno a los vinos locales de este municipio de la campiña cordobesa que reúne, año tras año, a cientos de personas. Con un formato distinto al tradicional con el objetivo de garantizar un evento seguro, la nueva propuesta invita a disfrutar de los caldos de la DOP Montilla-Moriles en las propias bodegas y lagares participantes.


La alcaldesa de Moriles, Francisca Carmona, destacó que esta vigésimo tercera edición Cata de Moriles da un paso más con respecto al año anterior, que ya innovó con un formato digital debido a la pandemia, "fruto de saber adaptarnos y trabajar por poner en marcha nuevas inquietudes y proyectos".

"De nuevo, le damos la vuelta a las circunstancias que vivimos para reconvertirnos en este nuevo formato de Cata, que trae también consigo nuevas oportunidades de desarrollo económico y nuevas fórmulas de trabajar en el enoturismo", sostuvo la alcalde de Moriles, quien subrayó que con ello Moriles es "un referente en esa apuesta que une vino, gastronomía, turismo, emprendimiento y es referente porque esa apuesta está dando sus frutos".

De esta forma, a lo largo del fin de semana las ocho bodegas y lagares participantes abren sus puertas para dar a conocer sus vinos a través de catas sensoriales, donde las experiencias enogastronómicas "van a estar dispuestas para ser soñadas, vividas y saboreadas". "Vamos a ver donde nace el vino, donde reposa, cómo duerme y evoluciona hasta poder ser llevado a una copa y abrirnos todos los sentidos”, explicó la alcaldesa.

A la inauguración de la Cata de los Vinos 2021 asistieron el delegado territorial de Agricultura de la Junta de Andalucía, Juan Ramón Pérez; el vicepresidente de la Diputación, Esteban Morales; el presidente del Consejo Regulador de la D.O.P. Montilla-Moriles, Javier Martín; el presidente de la Ruta del Vino y alcalde de Montilla, Rafael Llamas; el delegado de Programas Europeos y Administración Electrónica de la Diputación de Córdoba, Víctor Montoro; la alcaldesa de Aguilar de la Frontera, Carmen Flores; el alcalde de Fernán Núñez, Alfonso Alcaide; el alcalde de Montemayor, Antonio García, así como representantes municipales de localidades como Lucena o La Rambla, entre otras autoridades de la comarca.

Además, la XXIII Cata de los Vinos renovó como embajadora a la consultora en Turismo y Restauración, Bárbara Martínez Blanco, dado que "no pudo ejercer como ella hubiera querido ese cargo" por la situación sanitaria. Bárbara Martínez es Licenciada en Historia y, a través de su blog Barbireando, publica sus experiencias y realiza asesoramiento profesional en hostelería, gastronomía, entrenamiento corporativo y evaluación de servicios.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 23.10.21
Como actividad previa a la XXIII Cata de los Vinos 2021, Moriles celebró ayer la tercera edición de sus Jornadas Técnicas Vitivinícolas, dirigidas a profesionales del mundo del vino además de a cualquier persona relacionada con el sector. Entre los diferentes temas a tratar, la jornada analizó cómo prepararse ante el reto de abordar el mercado exterior o el desarrollo del enoturismo en la comarca cordobesa.


Bajo el título Preparando el futuro de mi bodega, lagar o cooperativa, el técnico de la empresa pública Extenda, Christian Gross, ha versado su ponencia en el trabajo previo a realizar en la bodega, para poder estar preparado a la hora de tomar la decisión de exportar productos.

En este sentido, Gross explicó que Extenda lleva ya treinta años apoyando a las empresas andaluzas en su salida a los mercados exteriores, con un catálogo muy diferente de servicios adaptados a la amplia variedad de sectores que hay en Andalucía, "por lo que en el marco concreto de Moriles, cualquier bodega, ya sea grande o pequeña, puede recurrir a nosotros”. El técnico de Extenda indicó también que “las empresas deben prepararse para exportar, ya que esto exige un compromiso y unos recursos”.

Los objetivos marcados por la Jornada Técnica Vitivinícola fue conocer mejor el sector del vino, exponer y analizar los factores que condicionan su desarrollo, dar a conocer y valorizar los trabajos y avances profesionales desarrollados en la zona, hacer transferencia de conocimientos, establecer sinergias y debatir y hacer propuestas para aprovechar las oportunidades.

Así, además de abordar el tema de las exportaciones, en esta Jornada también se han tratado el tema de Actualización en viñedo y normas de etiquetado de vinos, a cargo de Juan Ramón Villegas, Jefe del Servicio de Agricultura de la Delegación Territorial de Agricultura en Córdoba, quien explicó cómo mantener el Registro Vitícola actualizado, la importancia de comunicar las bajas de viñedos para no perder derechos, la actualización en normativa de etiquetado y las líneas de ayudas al viñedo e industrias.

Otra de las ponencias, que estuvo centrada en el enoturismo, fue desarrollada por Ángel Pimentel, delegado territorial de Turismo de la Junta de Andalucía, que bajo el tema Cómo desarrollar de verdad el enoturismo en Montilla-Moriles, centró su alocución en los recursos y la formación. 

También hubo espacio en la Jornada para Las levaduras de flor de Montilla-Moriles, una ponencia a cargo de Juan Carlos García, profesor de Microbiología Industrial de la Universidad de Córdoba y para La iniciativa Vinoenrama.es una oportunidad para todos, que engloba a bodegas y lagares tanto de Moriles como de Montilla.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

22/10/21

  • 22.10.21
Moriles acogerá los próximos días 23 y 24 de octubre la vigésimo tercera edición de su tradicional cata de vinos, esta vez bajo la marca Expo Wine Moriles. La celebración de diferentes catas sensoriales en las propias bodegas y lagares que participan en esta cita será uno de los platos fuertes de esta edición que, de nuevo, pretende descubrir a sus visitantes la riqueza y calidad de sus vinos.


Los vinos de Moriles destacan por sus características de color, aromas y sabores específicos, vinos de gran finura y calidad que le otorgan una singularidad inconfundible que las bodegas de Moriles protegen y miman año tras año. "Estos vinos tradicionales proceden, en su mayoría, de la variedad Pedro Ximénez, pero no son hoy los únicos vinos que Moriles atesora y es capaz de elaborar", destacan desde la organización de la Cata, un evento que realizará diversas degustaciones con el objetivo de dar a conocer la amplia variedad de caldos.

Vinos jóvenes afrutados, vinos de tinaja, vinos nuevos del año, vinos finos, amontillados, palos cortados y finos viejos, o vinos dulces Pedro Ximénez auténticos, la mayoría de ellos vinos en rama, sin filtrar y sin estabilizar, mostrarán todas sus características en esta cata. 

"El lema de esta Cata dice Sueña Moriles, en Rama y mucho más, porque sus tierras de albarizas y su microclima junto a las variedades Pedro Ximénez y otras autóctonas como la Monte Pila, la Torrontés, la Balady Verdejo, la Moscatel…hacen posible un mundo de vinos para todos", sostienen desde la Asociación de Bodegas de Moriles.

Una cata para todos

La Cata de Moriles, ya consolidada en el calendario para muchos, destaca por su carácter intergeneracional y su amplia propuesta gastronómica, pero también por su carácter formativo "para que los asistentes conozcan los tipos de vino, los procesos, y la tierra de un paisaje único".

Para ello, las ocho bodegas, lagares y cooperativas participantes abren sus puertas este fin de semana a quienes deseen conocer la riqueza vitivinícola de la localidad a través de un "formato más abierto, más seguro y más cercano".

"Moriles y sus bodegas se vestirán de fiesta y estará todo preparado para recibir a todos los que se registran cada día en la web catademoriles.es para disfrutar de un ambiente especial y de unos vinos únicos", insisten desde la organización.

Las catas sensoriales y las visitas, como actividades complementarias se desarrollarán en cada una de las bodegas, lagares y cooperativas entre el sábado 23 y domingo 24 en diferentes horarios, según bodega. Las plazas también son limitadas, por lo que es necesario realizar la reserva previa a través de este enlace.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

21/10/21

  • 21.10.21
La Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV) ha incluido a Bodegas Robles, santo y seña de la producción ecológica en Andalucía y referente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, entre las 150 mejores bodegas españolas de la década. Asimismo, la firma opta también al Premio TOP 20 de las Bodegas de la Década.


Un reconocimiento que, como aseguró el gerente de Bodegas Robles, Francisco Robles, supone "toda una satisfacción", ya que no se trata de un premio al que concurran las bodegas galardonadas, sino que son los propios periodistas y escritores del vino los que elaboran el listado con las empresas más relevantes del sector, en el que aparecen otras dos firmas de la zona Montilla-Moriles: Alvear y Toro Albalá.

"Es un reconocimiento a toda nuestra trayectoria y el hecho de ser seleccionados entre las 150 mejores bodegas de España ya era una sorpresa", aseveró Robles quien, en declaraciones a Andalucía Digital, añadió que "mucho más cuando supimos que ocupamos el decimoquinto lugar, lo que nos anima enormemente a seguir trabajando por la calidad y por la innovación de nuestros vinos".

Desde 2008, la AEPEV selecciona los mejores vinos de España y publica su listado en la que se considera una de las clasificaciones más independientes del país, ya que todo el proceso se realiza a instancias de los propios periodistas y críticos, sin postulación ni participación alguna por parte de las bodegas.

Los vinos de Bodegas Robles han sido reconocidos hasta en cinco ocasiones por esta asociación, gracias a su Pedro Ximénez Selección de Robles 1927, como mejor vino dulce de España en 2011, 2015 y 2016 y como mejor vino de España en 2012. Por su parte, el Piedra Luenga Fino fue elegido en 2014 como mejor vino con crianza biológica.

La AEPEV es una organización formada por periodistas, comunicadores, editores y escritores del vino a los que une la pasión por el vino, la vid y la industria vitivinícola, a la que dedican su tiempo, ya sea como ocupación profesional principal o parcial desde el ejercicio del periodismo, la crítica, la escritura técnica o descriptiva en cualquiera de las múltiples facetas que ofrece el mundo del vino.

Una firma referente en España

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.


Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos. Además, es la primera bodega española en certificar su huella de carbono.

En 2001, esta bodega elaboró el primer vino ecológico de Andalucía acogido a una Denominación de Origen, ampliando su gama cada año hasta alcanzar la variedad completa de vinos generosos. Ocho años más tarde inició el desarrollo alimentos derivados de sus vinos ecológicos –como mermeladas, reducciones y gelatinas– y vinagres ecológicos, prestando especial atención a su crianza y proceso de envejecimiento.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica.

A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: BODEGAS ROBLES


GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - CAMPIDIGITAL


AYUNTAMIENTO DE SANTAELLA

AMONTÍLLATE - AYUNTAMIENTO DE MONTILLA

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos