:::: MENU ::::
clínica parejo y cañero - único hospital de día del centro de andalucía

COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

25/1/22

  • 25.1.22
El Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS) ha puesto en marcha ya sus programas de atención social 2022, iniciativas que superan los 57,5 millones de euros y que comprenden los Planes de Emergencia Social, la Ayuda a Domicilio, el de Empleo Social para Mujeres en Situación de Vulnerabilidad y las Ayudas Económico Familiares.


El objetivo de estos programas, señala el presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, “es dar respuesta a las necesidades de la población de los municipios de menos de 20.000 habitantes, aquellos en los que prestamos servicio”.

Según Sánchez, “el programa que arranca con más presupuesto es el de Ayuda a Domicilio, con 53,8 millones para las distintas modalidades, desde la prestación básica hasta la ayuda para situaciones de urgencia y emergencias relacionadas con el covid-19”.

En este sentido, el presiente del IPBS subraya que “ es una fórmula que volvemos a poner en marcha porque ha sido muy útil, especialmente en momentos de escalada de contagios como el actual. Además, en este ejercicio hemos flexibilizado los criterios para acceder a la prórroga del servicio para responder a las necesidades detectadas”.

En total, recuerda Sánchez, “la cuantía asignada al programa de Ayuda a Domicilio permite la prestación de más de 3,7 millones de horas de servicio al año, atendiendo a alrededor de 7.500 personas en toda la provincia”. El diputado provincial destaca, asimismo, que “este año el programa sube un 20,44 por ciento debido al aumento en el número de personas usuarias y a la actuación del precio/hora, una conquista del sector que llega tras años de lucha y de la que nos sentimos orgullosos”.

Más inversión en empleo social

Por su parte, el programa de Empleo Social contará en 2022 con un presupuesto de 2,2 millones de euros, un 10 por ciento que el año anterior, con el fin de “potenciar uno de los instrumentos de colaboración con los ayuntamientos más demandado y por el que apostamos especialmente desde el IPBS por las posibilidades que ofrece a la población que más dificultades tiene para encontrar un empleo”, señala Sánchez.

De igual modo, destaca, también, el programa de Empleo Social para Mujeres en Situación de Vulnerabilidad, impulsado junto a la Delegación de Igualdad y que parte con una cuantía inicial de 500.000 euros.

A este se suman otros como el de Emergencia Social (500.000 euros) y las Ayudas Económico Familiares (506.000 euros), dos modalidades que, según el diputado provincial, “garantizan una respuesta ágil a necesidades básicas de personas y unidades de convivencia ante situaciones extraordinarias de dificultad social o desventajas socioeconómicas, evitando así su exclusión”.

Ambos programas contemplan una ayuda extraordinaria para casos concretos que pasa en 2022 de 1.500 a 3.000 euros. Otra de las novedades del presente ejercicio es que las unidades de convivencia beneficiarias de las Ayudas Económico Familiares podrán pedir hasta tres prestaciones, en lugar de las dos que se podían pedir antes.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO
  • 25.1.22
El grupo de Izquierda Unida en la Diputación de Córdoba llevará al próximo Pleno provincial la reivindicación de los municipios de la Campiña Sur de contar con un área sanitaria propia para atender “dignamente” a su población, a fin de “garantizar igualdad en el acceso a un derecho básico como es la salud”, un criterio “fundamental si queremos fijar población al territorio y combatir la despoblación en nuestros municipios”.


En línea con lo que han manifestado los sindicatos sanitarios y los ayuntamientos de la zona afectada, IU propone la constitución de dos áreas sanitarias en el Sur de la provincia en lugar de la macroárea planteada por la Consejería de Salud de la Junta, que atendería “a un volumen de población muy superior al que establece la propia Ley General de Sanidad, con el consiguiente deterioro del servicio que se presta a la ciudadanía y en un momento especialmente delicado para la salud pública”.

El portavoz de IU en la Diputación, Ramón Hernández, ha recordado que “las Alcaldías de Montilla, La Rambla, Montalbán, Montemayor, Fernán Núñez y Aguilar de la Frontera, así como la Mancomunidad de Municipios Campiña Sur, han manifestado que el Hospital Comarcal de Montilla representa una oportunidad para la constitución de una nueva área hospitalaria del SAS, que podría resultar muy beneficiosa para mejorar la atención que se presta a la población de esta zona”.

Sin embargo, lamentan que “los planes del Gobierno andaluz, que está volviendo a demostrar con creces su falta de compromiso con la Sanidad Pública especialmente en zonas rurales, pasen por la creación de una macroárea de gestión sanitaria que abarcaría a una población de más de 250.000 habitantes”.

IU señala que “la existencia de una única área sanitaria en el Sur de la provincia sería perjudicial tanto para la población como para los profesionales sanitarios”, ya que “generaría desequilibrio territorial e incrementaría la presión a medio plazo por el aumento de personas usuarias al multiplicarse el número de población a atender en el centro sanitario de referencia”. Con todo ello, “lejos de resolver la grave situación que afronta nuestra provincia en materia de recursos sanitarios públicos, la empeora”.

En concreto, la organización plantea en la proposición la creación de “dos áreas sanitarias en el Sur de Córdoba, una con sede en Cabra y el Hospital Infanta Margarita y otra con sede en Montilla y el Hospital Comarcal”, una fórmula idéntica a la que se ha adoptado en otras provincias como Jaén con la creación de una nueva área sanitaria con sede en el Hospital de Andújar.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 25.1.22
La caída en la elaboración de vinos en la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles se sitúa ya en "mínimos casi absolutos". Así lo advierte el Consejo Regulador que asegura que aunque existe "cierto margen de mejora" de cara a las próximas campañas, las condiciones climáticas, unidas al paulatino arranque de viñedos, hacen prever un futuro en el que la demanda y la producción se nivelarán, hasta el punto de hacer desaparecer los excedentes.


En las dos últimas décadas, la campaña más productiva en la zona Montilla-Moriles fue la del año 2003, con 86,1 millones de kilos de uva recolectada, una cosecha que permitió elaborar 14,5 millones de litros de vino, de los que 1,5 millones correspondieron a la variedad Pedro Ximénez y 507.000 litros a vinos jóvenes. Desde entonces, el aforo hecho público por el Consejo Regulador sitúa en 2012 la peor cosecha de la última década, cuando cooperativas y bodegas apenas molturaron 27,6 millones de kilos.

Unas cifras "mínimas" que, como reconoció a Andalucía Digital el gerente del Consejo Regulador, Enrique Garrido, han sido muy similares a las registradas en los dos últimos años, con campañas que concluyeron con un aforo en torno a los 30 millones de kilos de uva, debido en gran medida a los efectos de la sequía y a la continua reducción de la superficie dedicada a la vid.

"Es una producción que se acerca a los niveles de comercialización, lo que hace que el mercado se esté tensionando", aseguró Garrido que, no obstante, se mostró confiado en que haya "margen para la estabilización" en próximas campañas.

En la actualidad, el marco vitivinícola cordobés elabora anualmente cerca de 33 millones de litros de vino, veinte de de ellos amparados por la propia DOP. Con todo, y dada la paulatina recuperación de los mercados tras la grave crisis generada por el cierre de hoteles, restaurantes y cafeterías –el conocido como canal Horeca– durante los meses más duros de la pandemia del coronavirus, desde el Consejo Regulador apuntan a que esa posible "tensión" en los mercados favorecería un incremento en el precio del vino y de la uva

Según el Consejo Regulador, el sector vitivinícola cordobés depende en un 73 por ciento de la comercialización en hoteles, restaurantes y cafeterías de ámbito nacional, mientras que el 27 por ciento restante está vinculado principalmente a la distribución y a la exportación, aunque también de forma mayoritaria con destino al sector Horeca.

Impulsar la comercialización

Con estos datos sobre la mesa, la apuesta del Consejo Regulador será, un año más, la mejora de la comercialización, tanto en el mercado internacional como en el nacional. En este sentido, Garrido destacó que, pese a la "limitada disponibilidad económica", el apoyo al comercio exterior e interior seguirá siendo una de las principales líneas de trabajo, especialmente en el caso del vino envasado, "porque es el que genera más valor añadido" y, por tanto, ayuda a "dinamizar la economía".

Una apuesta a la que se suman cada año nuevas propuestas innovadoras que, si bien no tienen cabida dentro de la DOP Montilla-Moriles, "ponen de relevancia la diversidad del sector vitivinícola de Montilla-Moriles, por lo que resultan muy positivos", añadió Garrido en referencia a nuevas experiencias como los vinos espumosos.

"Se trata de vinos que, actualmente, tienen esa connotación de moda o de tendencia temporal y el Consejo Regulador siempre se muestra receloso en la defensa de nuestro patrimonio histórico", subrayó Garrido, quien añadió que "será necesario que estos nuevos productos se consoliden en el tiempo para que puedan ser amparados dentro de la DOP", si bien expresó su apoyo a "todo este tipo de iniciativas" y a su promoción.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)

24/1/22

  • 24.1.22
Más de un centenar de familias cordobesas recibieron el pasado año el apoyo de Cruz Roja para hacer frente al pago de una o varias facturas de luz. No en vano, siguen siendo muchas las personas atendidas por la institución humanitaria que se enfrentan este invierno a la pobreza energética, es decir, que no pueden satisfacer una cantidad mínima de servicios de energía para cubrir sus necesidades básicas, como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud.


Para hacer frente a esta situación, Cruz Roja desarrolla diversos programas de emergencia social que tratan de dar respuesta a esa realidad y atienden a aquellas personas y familias en situación de extrema vulnerabilidad. Entre dichas acciones se encuentra el pago de suministros básicos del hogar, como la luz, el agua o el gas.

Así, la entidad –con financiación de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta, de ayuntamientos como el de Pozoblanco y fondos propios- ofreció ese apoyo durante el pasado año a un total de 181 familias de la provincia de Córdoba –en el marco del proyecto Intervención con personas en situación de extrema vulnerabilidad-, de las cuales 105 recibieron ayudas para abonar recibos de luz (220 pagos), 31 para facturas de gas o bombonas (39 pagos) y 45 para facturas de agua (69 pagos).

“Son muchas las familias cordobesas con verdaderas dificultades para cubrir necesidades tan básicas como son la luz, el agua o el gas de sus domicilios. A todas ellas tratamos de apoyarlas de dos modos: ayudándolas en el pago de las facturas cuando podemos, y ofreciéndoles consejos para mejorar el ahorro energético y la gestión de la economía doméstica”, explica Rafael Cobos, técnico provincial del programa de Extrema Vulnerabilidad de Cruz Roja.

Y es que destinar una tarde a hacer un menú semanal antes de ir a comprar, y aprovechar cada preparación para hacer varios platos puede suponer un ahorro en el carro de la compra, pero también en el consumo energético.

Ser más eficiente en todos los aspectos del día a día es objetivo de Cruz Roja, que a través de proyectos como Alimentación consciente o su área de conocimiento de Medio Ambiente busca que se lleve una alimentación adecuada, saludable, de proximidad y sostenible, y se reduzca la vulnerabilidad de las personas que no pueden hacer un uso eficiente de la energía por carecer de recursos económicos suficientes.

La pandemia ha empeorado la situación, y durante el pasado año el número de familias con dificultades para hacer frente a los recibos de la luz, el agua o el gas aumentó. Por eso, desde la institución humanitaria se insiste en la importancia, de cara a mejorar esta realidad, de gestos tan sencillos como cambiar un cazo convencional por la olla exprés, que permite ahorrar tiempo y energía; utilizar aquellas sartenes que tengan el mismo tamaño que el fogón; o usar tapas que aprovechen el calor.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 24.1.22
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha confirmado siete víctimas mortales como consecuencia del coronavirus en la provincia de Córdoba, además de 865 nuevos positivos en las últimas 48 horas. Así, el total de afectados en la provincia –y confirmados mediante alguna Prueba Diagnóstica de Infección Activa– asciende a 122.337 desde el inicio de la pandemia, de los que 1.178 han fallecido. A su vez, 90.984 personas habrían superado ya la infección. De esta forma, la incidencia se sitúa en 1.745 casos por cada 100.000 habitantes confirmados en las dos últimas semanas.


Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados en una tabla que se puede consultar a través de este enlace.

De este modo, Baena contabiliza 114 nuevos positivos por covid-19 en la última semana (doce menos que el viernes), cifra que asciende a 362 en el periodo de las dos últimas semanas. En total, el municipio del Guadajoz-Este suma, desde el inicio de la pandemia, 2.769 vecinos afectados (40 más) y 40 fallecidos. A su vez, según la Junta de Andalucía, 2.083 personas han logrado ya superar la enfermedad.

En el caso de Castro del Río, las autoridades sanitarias reportan 61 pruebas positivas en las dos últimas semanas, 25 de ellas registradas en los pasados siete días (cinco más que el viernes). De este modo, la localidad ha alcanzado, desde el inicio de la crisis, las 941 personas afectadas (diez más), con 723 curados y trece fallecidos.

En Montalbán de Córdoba se han registrado 20 pruebas positivas en la última semana y 43 en los últimos 14 días. Por ello, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía sitúa en 548 el número de afectados desde el inicio de la alerta sanitaria (ocho más que el viernes) y mantiene en 453 las personas recuperadas. Asimismo, la localidad registra cinco fallecidos desde el inicio de la pandemia.

Por su parte, Montemayor registra 40 pruebas positivas en las últimas dos semanas (cinco manos que el viernes), 17 de ellas contabilizadas en los últimos siete días. En total, el municipio ha alcanzado los 596 vecinos afectados desde que comenzó la pandemia (ocho más), con 473 personas recuperadas y dos fallecidos.

En lo que respecta a Montilla, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía comunican 67 pruebas positivas en la última semana (cinco menos) y 205 en el plazo de catorce días. En total, la localidad de la Campiña Sur cuenta desde marzo de 2020 con un total de 3.108 vecinos afectados por el covid-19 (33 más), con 2.526 personas curadas y 31 fallecidos.

Por su parte, las autoridades sanitarias registran en La Rambla 34 positivos por coronavirus en los pasados siete días (cuatro más que el viernes) y 101 si se amplía el plazo a dos semanas. Así, la localidad alfarera ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 992 vecinos infectados por covid-19 (19 más), de los que 772 ya habrían superado la enfermedad. Asimismo, se han registrado cinco muertes a causa del coronavirus (una más que el viernes).

En Santaella, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica ha registrado en los últimos siete días hasta 14 positivos por covid-19 y 53 en las últimas dos semanas. De esta forma, Santaella contabiliza 603 vecinos afectados por coronavirus desde que comenzó la pandemia a causa del SARS-CoV-2 (seis más), mientras que 493 vecinos han superado ya la enfermedad. A su vez, el municipio sigue contabilizando dos personas fallecidas por coronavirus.

Por último, en lo que respecta a La Victoria se contabilizan 21 positivos por coronavirus en las últimas dos semanas, nueve de ellos registrado en los últimos siete días (tres más que el viernes). La localidad ha alcanzado, desde el inicio de la pandemia, los 188 vecinos infectados por covid-19 (seis más), de los que 145 ya han superado la enfermedad. Asimismo, se ha registrado una muerte a causa del coronavirus desde que se activó la alerta sanitaria.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
  • 24.1.22
La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo ha licitado el programa de Formación Profesional para el Empleo en 'competencias clave', un plan formativo que recoge materias básicas como lengua, matemáticas e idiomas, y que va a permitir a 1.650 desempleados con baja cualificación poder optar a certificados de profesionalidad de niveles 2 y 3, que requieren una titulación previa o una fase de capacitación como la que se les va a ofrecer con estas acciones formativas.


Este programa, que está ya en una fase avanzada en su proceso de licitación y disponible en el perfil del contratante está compuesto de 21 lotes a impartir en las ocho provincias andaluzas, con un total de 110 acciones formativas previstas y un total de 25.300 horas en modalidad presencial.

Los requisitos para participar en el programa, una vez se haya concluido el proceso de licitación, establecen que los alumnos deben ser desempleados residentes o domiciliados en Andalucía que estén inscritos como demandantes en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), aunque si las plazas no pueden cubrirse con trabajadores que no están activos, pueden completarse hasta un límite del 30 por ciento con trabajadores ocupados que estén inscritos como demandantes de mejora de empleo.

Especialidades

En total se impartirán cuatro especialidades como competencias clave: comunicación en lenguas extranjeras (inglés) nivel 2 y nivel 3, ambas con 180 horas; y comunicación en lengua castellana y competencia matemática nivel 2 y nivel 3 para certificados de profesionalidad sin idiomas, de 400 horas.

La superación de estos cursos permitirá a los participantes el acceso posterior a acciones formativas dirigidas a obtener certificados de profesionalidad de los niveles 2 (para el que se requiere estar en posesión del graduado en Educación Secundaria Obligatoria además de otras vías de acceso) o del nivel 3 (se requiere título de Bachiller).

Los certificados de profesionalidad son documentos mediante los que se acreditan oficialmente las competencias necesarias para el desarrollo de una actividad laboral, ya que reconocen un determinado perfil profesional. Tienen carácter oficial y validez en todo el territorio nacional y en Andalucía son expedidos por la Dirección General de Formación Profesional para el Empleo.

Con este programa se da respuesta inmediata a las personas interesadas en realizar estas especialidades formativas, que no poseen el título necesario para acceder a ellos y encuentran un obstáculo en el conocimiento del idioma castellano o de la competencia matemática, o encuentran dificultades para aprender otros idiomas extranjeros.

Para diseñar este programa, la Consejería ha tenido en cuenta los estudios de necesidades formativas que han manejado trabajos de investigación y encuestas realizadas a las empresas, documentación en la que se incluye un informe del Observatorio ARGOS del SAE, que indica que el 25 por ciento de los demandantes de empleo no ocupados no tienen la formación necesaria para acceder a certificados de profesionalidad de nivel 2, y que un 62 por ciento no pueden acceder a certificados de nivel 3.

Nuevo modelo formativo

Este programa se une a los iniciados en 2020 dentro del nuevo modelo de Formación Profesional para el Empleo, que han supuesto una inversión inicial de 41 millones de euros con una fórmula pionera de licitación pública, que viene a sustituir a las anteriores subvenciones, dotando al proceso de mayor seguridad jurídica y agilidad.

Estas licitaciones iniciales están permitiendo la formación de unos 23.500 alumnos, y actualmente se están tramitando nuevos paquete de licitaciones públicas por valor de 56,4 millones de euros con nuevos programas centrados en jóvenes desempleados menores de 30 años; idiomas a través de teleformación; especialidades demandadas a nivel provincial; emprendedores; docencia en FP para el Empleo, o tecnología 5G, entre otras materias.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 24.1.22
La Delegación Territorial de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha licitado un contrato de suministro e instalación de marquesinas-refugio en la provincia de Córdoba con un presupuesto total de licitación de 353.091,24 euros. El proyecto, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER al 80 por ciento, beneficiará a un total de 25 localidades, entre las que se encuentra Montalbán.


El proceso, publicado en el perfil de contratación pública de la Junta de Andalucía, cuenta con un plazo de ejecución estimado es de cinco meses a contar una vez que el contrato esté adjudicado. La marquesina es la estructura situada en las paradas de autobuses, dotada de cubierta de protección y paneles de cerramiento, así como de diversos accesorios, para resguardo del usuario en el tiempo de espera. La mejora de las marquesinas fomenta el uso del transporte público, al mejorar la seguridad y comodidad de los usuarios.

El objeto del contrato consiste en el suministro e instalación de 29 marquesinas-refugio en paradas de líneas de transporte público interurbano regular en 25 localidades de la provincia de Córdoba: E.LA Algallarín (Adamuz), Benamejí, Huertas Bajas (Cabra), Cardeña, Doña Mencía, Espiel, Fuente la Lancha, Fuente Carreteros, Ochavillo del Río y Peñalosa (Fuente Palmera), Hornachuelos, Luque, Moriles, Montalbán, E.L.A Castil de Campos y El Cañuelo (Priego de Córdoba), La Montiela (Santaella), Torrecampo, Valsequillo, Villaralto, La Guijarrosa, El Carpio, Rivero de Posadas (Posadas), La Carlota y La Victoria.

La necesidad de mejorar muchas de estas infraestructuras en la provincia de Córdoba ha incluido un estudio previo de análisis de todos los puntos de paradas para determinar el alcance de las necesidades y posibles actuaciones de mejora. Como resultado de ese estudio se han seleccionado 29 paradas ubicadas en 25 localidades de 23 municipios y que actúan en 9 líneas de transporte público titularidad de la Junta de Andalucía, que conectan y articulan los desplazamientos entre las zonas rurales y las urbanas de la provincia de Córdoba.

Modernización de las paradas

La delegada territorial de Fomento ha señalado que esta actuación se realiza en líneas interurbanas que conectan municipios pequeños y aldeas, y de esta forma “damos un paso más en la lucha contra la despoblación al mejorar las infraestructuras del transporte público en las Zonas Rurales”.

El contrato consistirá, por una parte, el suministro y transporte al punto de instalación, y por otra, la instalación de las marquesinas, desmontando las existente y ejecutando las obras complementarias necesarias para el correcto anclaje de estas en el terreno. Hay que destacar que las marquesinas han de permitir la accesibilidad de todas las personas a las paradas del autobús.

Entre las principales novedades que se introducen en este contrato la delegada ha destacado el Sello Verde, por el cual, las marquesinas tendrán por primera vez luminaria sostenible, placas solares y acumuladores de energía. Al mismo tiempo, el material de la estructura será de acero inoxidable, lo que permitirá disminuir los costes de mantenimiento.

Se trata, ha señalado Casanueva, de “avanzar en el objetivo de fomento de transporte público, en este caso, adaptando las marquesinas a las nuevas necesidades, modernizarlas acordes a todo el Consorcio y la Capital, ya que algunas no se han cambiado desde su instalación hace más de 20 años”.

La delegada ha recordado que este trabajo de modernización de las marquesinas en el transporte público se viene realizando desde 2019, una muestra del compromiso del Gobierno de Juanma Moreno con las zonas rurales, para contribuir a la mejora de la calidad de vida de los cordobeses, vivan donde vivan”.

Por último, Casanueva ha explicado, en cuanto a las contrataciones del proyecto global, que habrá un segundo bloque de contratación de las marquesinas se van a llevar a cabo en un próximo contrato desde la Dirección General de Movilidad y para el resto de las instalaciones que requieren obras de mayor envergadura será necesaria la previa adecuación del entorno por parte de las entidades municipales.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - CAMPIDIGITAL


AYUNTAMIENTO DE SANTAELLA

AMONTÍLLATE - AYUNTAMIENTO DE MONTILLA

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos