:::: MENU ::::
DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA

CLÍNICA PAREJO Y CAÑERO - ÚNICO HOSPITAL DE DÍA DEL CENTRO DE ANDALUCÍA

16/1/22

  • 16.1.22
Reflexionando acerca de esta serie, en la que abordo el estudio de los grandes creadores de la arquitectura, compruebo que solo han aparecido dos nombres femeninos: uno de manera individual y el otro dentro de un equipo. Se trata, por un lado, de la gran arquitecta anglo-iraní Zaha Hadid, sobre la que escribí hace algún tiempo, y de Carme Pigem que forma parte del equipo RCR, ubicado en Cataluña.


Ambas recibieron el Premio Pritzker de Arquitectura, algo así como el Premio Nobel de esta disciplina, en los años 2004 y 2017, respectivamente.

Pero la gran sorpresa se ha producido en las dos últimas convocatorias anuales del Premio Pritzker, en las que fueron premiadas tres arquitectas. Hemos de tener en cuenta que ahora en esta profesión –tiempo atrás, eminentemente masculina– se habla también en femenino, dado que no solo hay arquitectos de nombres destacados trabajando en la mayoría de los países desarrollados, sino que también a ellas se las empieza a reconocer su gran valía en un terreno que parecía que les estaba vedado.

Puesto que en un artículo como este tengo que restringirme a un número reducido de nombres, citaré y comentaré el trabajo de las seis mujeres que han recibido este afamado galardón. Son: Zaha Hadid (Irán-Reino Unido – Premio Pritzker en el año 2004), Kazuyo Sejima (Japón - 2010), Carme Pigem (España - 2014), Ivonne Farrell y Shelley McNamara (Irlanda - 2020) y Anne Lacaton (Francia - 2021).


Tengo que confesar que siento una gran admiración por Zaha Hadid, pues no solo colocó su nombre entre las grandes figuras de la arquitectura internacional, sino que logró crear un estilo muy personal con el que se podían identificar sus obras. Fue la primera mujer que recibió el Premio Pritzker, en el año 2004. Lástima que esta brillante arquitecta falleciera temprano a la edad de 65 años; no obstante, nos dejó un amplio legado de obras, algunas de ellas en nuestro propio país. Como ejemplo, muestro la imagen del puente que diseñó para la Expo de 2008 de Zaragoza centrada en el agua y la sostenibilidad medioambiental.


La frágil figura de Kazuyo Sejima nos puede confundir, dado que es una mujer de gran fortaleza y decisión en su campo de trabajo. Nacida en 1956 en la prefectura Ibaraki de Tokio, junto a su socio Ryue Nishizawa, ha desarrollado la mayoría de sus proyectos en su país de origen, aunque también proyectaron obras fuera de Japón, como el Museo Louvre de Lens en Francia, el New Museum of Contemporary Art de Nueva York o el Rolex Learning Center de Lausana en Suiza. El reconocimiento les llegó a ambos con el Premio Pritzker del año 2004. En nuestro país, fue aprobada su intervención en la reforma del IVAM (Instituto Valenciano de Arte Moderno), del que muestro una parte de su fachada.


El único arquitecto español con el premio del que estamos hablando era Rafael Moneo, hasta que en el año 2014 se recibió con cierta sorpresa el reconocimiento al equipo RCR, del que forma parte Carme Pigem. Puesto que de sus tres componentes ya hablé con anterioridad en esta sección, ahora quisiera hacer una breve referencia a la parte femenina del equipo, por el prestigio que supone recibir este galardón. Así, de las obras firmadas por Rafael Vilalta, Carme Pigem y Rafael Aranda (RCR), quisiera destacar el proyecto de la la guardería El Petit Compte que proyectaron en el pequeño municipio de Besalú (Girona), basado en un largo paralelepípedo con los colores del arco iris en su exterior y que continúan en el patio interior.


El Premio Pritzker comenzó a concederse en 1978, recayendo en aquel año sobre el arquitecto estadounidense Philip Johnson, el autor de las torres inclinadas de Madrid, denominadas Puerta de Europa. Se tardaría cuarenta y un años para que la mención cayera sobre el equipo que forman las dos arquitectas irlandesas Ivonne Farrell y Shelley McNamara. En contraposición a los inicios, y con el paso del tiempo, no solo se premiaron a los autores de grandes edificios, sino que también se ha tenido en cuenta las aportaciones a las innovaciones en las medianas y pequeñas obras, como las que llevan adelante estas dos magníficas autoras.


Cierro esta breve referencia mencionando al último nombre premiado con el Pritzker, correspondiente a 2021: la francesa Anne Lacaton, nacida en el año 1955. Al igual que la japonesa Kazuyo Sejima, ella trabaja en equipo con Jean-Philippe Vassal, nacido en la ciudad marroquí de Casablanca, por lo que el galardón recayó sobre ambos. De sus obras, he seleccionado una de extrema sencillez, pero de gran creatividad: la casa Latapie, que proyectaron en 1993, ya que se partiendo de la base de una losa de hormigón y con una estructura metálica que, en cierto modo, recuerda a un hangar, elaboran un hogar con fuerte carga geométrica en su configuración.

AURELIANO SÁINZ
  • 16.1.22
El Consejo de Gobierno ha sido informado de la convocatoria de ayudas de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible para jóvenes agricultores por un montante de 80 millones de euros, en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020 (PDR).


La convocatoria se realiza en régimen de concurrencia competitiva y está dirigida a menores de 41 años que vayan a instalarse por primera vez, ya sea como titular exclusivo o no, en una explotación agraria mediante la implantación de un plan empresarial viable técnica y económicamente.

La nueva convocatoria para el año 2022, dentro del objetivo de fomentar de manera decisiva la incorporación de mujeres jóvenes a la actividad agraria, incluye un presupuesto específico de estas ayudas destinado exclusivamente a éstas, de modo que una vez se agote el presupuesto de la convocatoria general (de 64 millones de euros), las mujeres que cumpliendo con los requisitos no resulten beneficiarias por falta de disponibilidad presupuestaria, podrán concurrir de manera separada hasta agotar el presupuesto específico para mujeres, que es de 15,9 millones.

Con ello se pretende reforzar la incorporación de mujeres jóvenes a la actividad agraria, promoviendo para ello la figura de la titularidad compartida en la gestión de la explotación. Con este motivo, se ha disminuido el tamaño mínimo de la explotación en determinados supuestos de acceso en este régimen. También se modifican los criterios de selección de operaciones para priorizar su incorporación bajo la figura de titularidad compartida.

No es ésta la única novedad. Tras analizar el desarrollo de las anteriores convocatorias, la demanda prevista de solicitudes y el presupuesto disponible, se han incrementado los importes de la prima a percibir por los beneficiarios de las ayudas, tanto en lo que se refiere a la prima base, que pasa de 30.000 a 40.000 euros, como a los incrementos adicionales, de manera que la prima máxima a percibir por los beneficiarios quedará establecida en 90.000 euros, frente a los 70.000 euros de anteriores convocatorias.

El actual Gobierno andaluz ha venido gestionando estas subvenciones a partir de la convocatoria resuelta en 2019 por 82,5 millones de euros, y que supuso la concesión de casi 1.400 ayudas, a lo que siguió las convocatorias del pasado año por 14 millones de euros, 7 millones en el marco de la ITI de Cádiz y otros 7 en la de Jaén.

El plazo de presentación de solicitudes será de dos meses a partir del día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Las solicitudes se presentarán de forma exclusivamente electrónica, al poder optar las personas interesadas a la vía telemática a través de las entidades habilitadas reconocidas. Además, se establece como requisito que el plazo máximo para la correcta ejecución del plan empresarial será de 24 meses desde la fecha de instalación. No obstante, no podrá ser superior al 30 de junio de 2025.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

  • 16.1.22
De nada han servido las más de 500 firmas que el Ayuntamiento de Santaella ha trasladado al jefe de zona de Cajasur contra del cierre de la única oficina bancaria que prestaba servicio al millar de vecinos de la pedanía de La Montiela, unos servicios mínimos que desde hace casi una década tan sólo abría sus puertas dos días a la semana y que esta semana se cerraron definitivamente.


"El Ayuntamiento les ha ofrecido facilidades al objeto de mantener los servicios mínimos que ya desde el 2014 se vienen ofreciendo en La Montiela, dejando en todo caso el cajero automático. Sin embargo, los responsables de Cajasur nos han comunicado que la decisión de cerrar la oficina es irrevocable, por motivos estrictos de rentabilidad, negando incluso la permanencia del cajero", explicó la alcaldesa pedánea, María Ángeles García, a Santaella Digital.

En este sentido, la primer edil pedánea lamentó el cierre de un "servicio mínimo necesario" que presta atención a una población de un millar de vecinos, muchos de ellos de avanzada edad "que aún necesitan de una oficina física para realizar sus gestiones".

"La justificación del cierre porque no es rentable no nos resulta convincente porque existen municipios cercanos con menos habitantes y hasta tres oficinas bancarias en activo", recordó García, a la vez que puntualizó que el Ayuntamiento de Santaella se reserva llevar a cabo actuaciones de otro tipo con la entidad bancaria.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

  • 16.1.22
Más de 21.500 personas colaboran a día de hoy con Cruz Roja en la provincia, lo que supone un nuevo récord histórico y una muestra más de la creciente solidaridad de la ciudadanía cordobesa. De esta forma, la entidad ha crecido un 2 por ciento en relación a hace un año.


Junto a este incremento con respecto a los 21.147 colaboradores que se registraban al inicio de 2021, la institución pone de relieve la importante subida en el número de personas que se han contribuido a su actividad en la última década. En concreto, de las poco más de 14.000 personas que se registraban en 2011, la cifra de colaboradores en una década ha aumentado en más de 7.000 personas (un 54 por ciento).

“Está claro que no solo los virus son contagiosos. También la solidaridad se contagia. Y gracias a ella, gracias a todas esas personas que deciden destinar parte de su tiempo o su dinero a nuestra entidad, podemos seguir trabajando día a día, año tras año, por mejorar las condiciones de vida de miles de personas en nuestra provincia”, destacó Ana Belén Losada, responsable provincial de Voluntariado de Cruz Roja.

De hecho, es esa solidaridad de la ciudadanía la que permitió a la institución poner en marcha la mayor movilización de recursos, capacidades y personas en su más de siglo y medio de vida, el Plan Cruz Roja RESPONDE frente a la covid-19, y la que ha facilitado que la organización pueda dar respuesta a tantas demandas de ayuda, y en circunstancias tan difíciles, como las provocadas por la pandemia.

A día de hoy, son 5.107 los ciudadanos que regalan su tiempo a la entidad como voluntarios y 16.450 las personas o empresas que ayudan como socias a hacer posible la variada labor social de la institución humanitaria. Unas colaboraciones que, mayoritariamente, tienen rostro femenino, pues el 62 por ciento de las personas voluntarias y el 57 por ciento de las socias son mujeres.

En cuanto a la distribución geográfica de sus miembros, el 71 por ciento de las 21.557 personas que contribuyen con Cruz Roja está en la capital, y el resto se reparte entre las once asambleas que la organización tiene en funcionamiento en la provincia: Puente Genil (923), Lucena (790), Valle del Guadiato (782), Pozoblanco (743), Palma del Río (532), Baena (489), Priego de Córdoba (482), Montilla (425), Hinojosa del Duque (382), Rute (312) y Villanueva de Córdoba (296).

Pese a la generosidad y al compromiso solidario de la población cordobesa que dejan patente estas cifras, la difícil situación que siguen atravesando tantas familias obliga a la organización a insistir en la búsqueda de colaboraciones.

Cualquier persona interesada en aportar su granito de arena a Cruz Roja en Córdoba, ya sea como socia, como voluntaria o con alguna colaboración puntual, puede informarse llamando al 957 433878 o a través de los perfiles de la entidad en redes sociales. De igual modo, puede hacer una donación por Bizum introduciendo el código 01899.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

15/1/22

  • 15.1.22
La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha contabilizado 657 nuevos positivos y un fallecido en la provincia de Córdoba en las últimas 24 horas. Así, el total de afectados en la provincia –y confirmados mediante alguna Prueba Diagnóstica de Infección Activa– asciende a 113.647 desde el inicio de la pandemia, de los que 1.142 han fallecido. A su vez, 82.211 personas habrían superado ya la infección (1.303 más). 


Actualmente, 186 pacientes confirmados con covid-19 permanecen ingresados en los hospitales cordobeses, 35 de ellos ingresados en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La Comunidad Autónoma, por su parte, contabiliza oficialmente a 1.124.420 personas afectadas por coronavirus (10.886 más que ayer) y 11.746 fallecidos (ocho más en las últimas 24 horas). 

Con respecto a la evolución de la pandemia por municipios, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía vienen ofreciendo de lunes a viernes datos pormenorizados en una tabla que se puede consultar a través de este enlace.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO
  • 15.1.22
Todos a una. El Pleno del Ayuntamiento de Montilla aprobó el pasado miércoles de forma unánime una moción para reclamar a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía que reconsidere la creación de un área sanitaria propia para la Campiña Sur Cordobesa, con el Hospital de Montilla como centro de referencia, tras la integración de las extintas agencias públicas sanitarias en el Servicio Andaluz de Salud (SAS).


La moción, promovida por los grupos municipales de PSOE e IU y apoyada por Partido Popular, Ciudadanos y los cuatro concejales no adscritos, insta a la Junta de Andalucía a impulsar la creación de un nuevo área sanitaria comarcal frente a la incorporación de los hospitales de Montilla y Puente Genil al área de gestión del Hospital Infanta Margarita de Cabra. "Es una macroárea que, consideramos, va a mermar la prestación de la sanidad para todo el sur de la provincia al sobrecargar este hospital", señaló el portavoz de PSOE, Manuel Carmona.

En la misma línea, el portavoz de IU, Francisco Lucena, destacó que la creación de la actual macroárea de gestión es contrario a la Ley General de Sanidad 14/1986 al extender su acción a poblaciones superiores a los 250.000 habitantes. "No comprendemos, además, el agravio comparativo que se produce con respecto a otras zonas de similares características como es Andújar o la Costa del Sol, con poblaciones similares, y donde se han creado esas áreas", puntualizó.

Asimismo, Lucena recordó que, bajo los mismos criterios que la moción reclama –la creación del área sanitaria de la Campiña Sur para mejorar la prestación del servicio a los ciudadanos, las condiciones de trabajo de los trabajadores y evitar la movilidad de los ciudadanos grandes distancias para acudir a un centro sanitario–, la propia Junta de Andalucía favoreció la división del área sanitaria existente en el Campo de Gibraltar en dos zonas de gestión en el año 2020.

Con todo, si bien la moción contó con el apoyo unánime de toda la Corporación, el portavoz del PP, Javier Alférez, insistió en defender la integración de las agencias sanitarias en el SAS –aspecto que apoyaron todos los grupos– "con el objetivo de impulsar un modelo más eficaz".

"No compartimos la visión apocalíptica de la moción sobre la decisión de unificar los servicios, pero estamos de acuerdo en que se inste a la Consejería a evaluar la creación de ese nuevo área sanitaria", apuntó el edil popular, que incluso solicitó la inclusión de una enmienda que reclamara la realización de una "evaluación y estudio de rigor" al respecto, y que fue rechazada por los grupos proponentes al entender que ya estaba recogida en la moción.

"Lo que pedimos es que el consejero de Salud, Jesús Aguirre, escuche a los profesionales sanitarios, representados por sus organizaciones sindicales y a la población, representada por las alcaldías de los municipios afectados, y que se explique por qué este agravio comparativo con otras zonas de Andalucía", lamentó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, quien señaló que el titular de Salud ha "declinado" mantener un encuentro al respecto, "trasladando nuestra solicitud a la Delegación Provincial, que no tiene la capacidad de dar respuesta a esta demanda".

Otros acuerdos

Junto a la aprobación unánime de la moción planteada sobre la creación de un nuevo área sanitaria en la Campiña Sur Cordobesa, el Pleno del Ayuntamiento de Montilla aprobó igualmente por unanimidad de todos los grupos la moción planteada por IU sobre la salida de España del Tratado de la Carta de la Energía, además de mostrar el apoyo institucional a la Proposición de Ley de Bebés Robados en el Estado Español.

Una unanimidad que se rompió, sin embargo, en la propuesta de Izquierda Unida para realizar un homenaje a la escritora Almudena Grandes y dedicarle una calle de nueva apertura prevista frente al Centro Cultural "Alcalde Antonio Carpio".

En este caso, el PP rechazó la propuesta al entender que la exposición de motivos "no recoge un homenaje puramente literario y cultural, sino una lucha política", mientras que el PSOE no recogió en su voto a favor el acuerdo por el que se instaba al alcalde a iniciar un expediente en función del Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento, quedando por tanto a criterio del primer edil iniciar o no los trámites.


I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR (ARCHIVO)
  • 15.1.22
–Mejor, se ahorra el absurdo de que todo es nuevo porque hemos confundido la realidad con su apariencia, o nos enredamos con lo que está delante o detrás del mundo, o porque todo podría ser lo que no es; y estas argucias, aunque lo parezca, nada tienen que ver con la doctrina advaita –y solicitaba opinión con la mirada, como si yo supiera de qué iba la tal doctrina, o conociera las opiniones del tal Ilya, o… –depositó la taza en el plato–. Ya ve, se aclama todo eso en un mundo donde la circulación de gente es considerada más importante que la relación entre la gente, la que se despreocupa de su barrio y pretende ocuparse del planeta, y así continuaría, ad nauseam, mezclando problemas, malentendidos y fantasías cotidianos. ¡Y yo, que di de mamar a mi hijo! –suspiró, mientras yo simplemente la oía hablar–. En fin, nada está claro y todo se cuestiona, triste amén al protagonismo de esta banalidad tan dinámica que se ha venido introduciendo en nuestras clases, continuamente interrumpidas por la insoportable realidad virtual, ¡y esa es otra!, que absorbe a estos críos. En definitiva, considero, es una reflexión, tan íntima y si quiere elemental o acobardada por el trajín que auguran los tiempos venideros, lo admito, que filosofía es preguntar en voz alta y con amor, amor total, amor exigente, por la verdad hasta encontrarla, muy serenamente, allá donde se quiera esconder en este juego de distracciones que es la vida –se recogió el rizo, y auguraba mi respuesta en forma de expresión más o menos burlona; pero yo me mantuve aquiescente, me caía bien–. Lo digo de este modo porque cuando buscas la verdad practicas la sabiduría: ahora camino de la mano de Kant, ya le digo. Yo me conformo con la verdad: una pequeñita, cercana, vulgar si quiere, la de a diario, la que explica nuestros actos de cada día de la mejor manera… y se la ofrezco a estos niños para que les sirva y la cuiden. La otra, la que lleva veinticinco siglos rodando de boca en boca, es inalcanzable, no se detiene, y, puede que sean mis pocas luces, me es tan necesaria como inútil –sostuvo la mirada, una pizquita, por si, al fin, en la mía asomaba la burla del asno–. Además, y sume –ahora, inclinada sobre la mesa, se aproximó, y ofrecía media sonrisa al susurrar–, la verdad es el ojo que todo lo ve, por eso se la teme tanto. ¿Cree que me contradigo?

Carreteras azules

Se irguió contra el respaldo de la silla y volvió a recogerse el pelo, que se le reveló indomable, tras de la oreja. Yo, limpio de juicio, me dejé atrapar por el chirrido de una silla que una mujer con bata celeste arrastró para levantarse.

–No lo sé, pero yo me discuto todos los días –deslicé al buen tuntún, sin tener claro si la pregunta era retórica–. Para mí el hombre solo es un animal que se alimenta de una manera muy complicada –zanjé sumando la ocurrencia–. De ahí, sus líos –rematé.

Detuvo el brazo, la profusión de pulseras trenzadas y con abalorios de colores, sobre sus carpetas y me ofreció la perplejidad de su cara amable, tal vez decepcionada por lo vulgar o incongruente de mi respuesta.

–Se prevén tiempos curiosos –anuncié gratuitamente, y desvié la mirada hacia la lejanía, que no era otra que el dichoso parquecito.

–Sí, estoy de acuerdo –admitió al fin, como un eco de tan novedosa profecía–, y será imprescindible conservar los conceptos, al menos los importantes, limpios y desinfectados, que diría Ortega, como instrumental a mano. Si tengo suerte, la novedad de esos cambios, tan rápidos y ya tan próximos –volvió a su tema–, me atropellará sin haber puesto un pie en el gimnasio, ese templo del sudor como lo llamó Castilla, sin ninguna originalidad, cuando en él lo metieron de hoz y coz. Perdone la dispersión; divagaba sobre todo esto, es mi ruido de fondo, cuando usted llegó.

Contemplaba el resto de café, ya frío. Se miró el reloj.

Sí, el tiempo se agotaba y yo quería saber.

–¿Podría hablarme de las amistades del señor Castilla?

–¿Amistades? –alzó la cara, paciente y algo abstraída, neutra–. Si contamos desde siempre, muchas, y no conozco a todas, claro, las tendrá desperdigadas, y por muchos sitios. Recientes… no lo sé.

Asentí con la cabeza y subrayé mi actitud de poner la oreja.

–Su impresión… –repetí.

–Castilla, cómo le diría, no es una persona expansiva, pero tampoco retraída, es… peculiar, eso lo define mejor. ¿Y desde cuándo las amistades nuevas? Seguramente las tendrá, o las ha tenido, como ha rodado tanto… Nosotros nos vemos porque coincidimos, somos profesores en este instituto, muchos días nos tomamos un café aquí… Conoce a mi marido, con mi hijo se lleva fenomenal, y muy muy de vez en cuando, si concierta, pues se viene a comer a casa; a la suya, nunca. Charlamos, discutimos o coincidimos… Con los otros, los que también están en el empeño de encontrarlo, se ve también, ¡claro!, lo supongo, sí….

–¿Por qué pidió la excedencia? ¿No le extrañó? –insistí.

–No, para nada. Creo que ya se lo he dicho, tenía proyectos, fantaseara o no: escribir, viajar… o sencillamente ir a su bola, y quién no –se sonrió–. Propósitos que hablan de una persona con muchas inquietudes, todo lo contrario a mucho simple que circula por aquí. Si piensa en que nos hacemos mayores, que el tiempo se acaba… tal vez ha sentido la necesidad de ampliar horizontes, de realizar uno de sus muchos sueños aplazados; quizás… como hacía yo en Benarés, atreverse al barullo, al calor, al hedor, y callejear en bicicleta, ¡tantos pitidos!, acudir a sentarse en las gradas del Dashashwamedh, mi gaht favorito, ¡cuánta vida!, y ponerse a mirar, o a leer un libro, sin que te abrume el bullicio, ante el Ganges tan sucio, tan apacible, o descender por ellas y vencer la aprensión por mojarse las manos en esas aguas que arrastran inmundicias, los pecados, las cenizas…

–¿Mantenía o mantiene alguna relación? –le estropeé la evocación a la profesora, que ahora se contradecía al imaginar a Castilla rulando por la India.

–¿Sentimental? –se extrañó.

–Ajá.

–Pues… no le llevo la cuenta –le entró la risita–; no sé, es un hombre soltero. La última, supongo otras pero es la única que conozco, claro, me pareció una relación seria y le duró… ¿meses, uno o dos años? Ella era o fue actriz, una mujer guapa… Los invitamos a comer y vinieron a casa. Se les veía bien, aunque ella, en fin, era… diría absorbente, y que me perdone si añado soberbia; se le notaba… debía tener un carácter de aúpa… –me mostró los puñitos–. Se llamaba… no, disculpe, no consigo acordarme. Y cuando lo dejaron… a lo mejor me alegré, por él, claro.

–¿Problemas? ¿Enemistades?

–Si restamos el de su asignatura, ninguno; no, ninguno. Y enemistad, no. Falta de sintonía, simples rencillas por opiniones contrarias, con discusiones más acaloradas si más tontas, pues sí. Indiferencia, por todo en general y por nada en particular, mucha. ¡Vaya!, me ha salido una antítesis. Perdone, haga que no la ha oído; además, no es verdad. Castilla es una persona comprometida con su tiempo. ¡No me lo puedo creer! –se enfadó de mentirijillas–. ¡Ahora, una frase hecha, y de las peores! Pero esta sí es de verdad.

‒Cuídese ‒le deseé, tras darle las gracias por entregarme el nombre y número de teléfono de dos profesores que «congeniaban con Castilla, se trataba más con ellos», y por su amable disposición, cuando el tiempo ya se había agotado y ella tomaba su libro, sus carpetas y se alzaba de la silla, precipitosa, con ruido de dijes y collares.

Aún se retuvo, sonriente.

‒Cuidado deriva de cogitatus, pensar. Ergo sin pensar no hay cuidado. Aplíqueselo y encuentre a ese sinsorgo de Castilla. No lo puedo evitar, y otra vez le ruego que me disculpe, soy profesora. Y, por favor por favor, no pierda mi teléfono, quiero ser el primero de todos los de la pandilla en recibir la buena nueva de que lo ha encontrado y está con salud.

Seguí sentado mientras hacía un par de llamadas. Ninguno de los dos profesores añadió datos nuevos o distintos que merecieran la pena concertar una entrevista. Llamé al camarero para abonar lo consumido. Pensaba que alguien sin parientes, sin obligaciones laborales y con dinero a fin de mes, bien podía darse un baldeo por ahí, a su bola, por curiosidad, por hacer cosas distintas, probar otra manera de vivir, no hundirte en… como hacía el protagonista de Carreteras azules; y reconozco que, según recordaba, su decisión de ahuecar el ala, al buen tuntún –sí, yo también había leído la novela–, me despertó más de una idea. Nada que ver con eso de ir a mojarse las manos en el Ganges. Guardé el trocito de papel térmico (tal vez lo aportara como justificante) y salí.

HG MANUEL
FOTOGRAFÍA: JES JIMÉNEZ

Entregas anteriores

La fotografía (I)
La fotografía (II)
La fotografía (III)
La fotografía (IV)
La fotografía (V)



  • 15.1.22
La presidenta del Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco), Dolores Amo, ha presentado el III Plan Formativo Provincial 2022 del organismo autónomo, un programa anual que comprenderá un total de 60 acciones formativas distribuidas en dos semestres y con el que se pretende alcanzar la cifra de 1.000 inscritos. Amo ha explicado que va dirigido a autónomos, profesionales, empresarios y emprendedores de la provincia "con el objetivo de mejorar su capacitación y de adaptarnos a sus necesidades en el día a día de sus negocios".


La presidenta de Iprodeco ha remarcado que “se dará prioridad a la formación no presencial y la temática de las acciones, que en el primer semestre suman 400 horas lectivas, estará relacionada con las competencias digitales, internacionalización, nuevos canales de venta, estrategias de comunicación, gestión del cambio, cocreación y colaboración e innovación”.

De este modo, ha continuado la también vicepresidenta primera de la Diputación, “respondemos a las demandas que nos habían llegado de los propios participantes de planes anteriores y cubrimos sus necesidades a la hora de realizar una gestión completa del negocio o de poner en marcha una idea de emprendimiento”.

Acciones formativas del primer semestre

El III Plan Formativo se inicia con el ciclo de cursos online Internacionalízate y el ciclo de talleres online Nuevos tiempos y nuevas oportunidades, ambos con la convocatoria para presentar las solicitudes abierta en la página www.iprodeco.es. La primera acción comprende tres cursos formativos independientes, cada uno de ellos con tres webinar, todos enfocados a la internacionalización de la empresa. El segundo ciclo abarca tres talleres basados en casos prácticos para motivar a los participantes y despertar sus ganas de emprender.

Le seguirá una formación específica titulada Ser digital, estructurada en seis módulos diferentes con sesiones online y webinar, con el fin de que el curso sea práctico. Asimismo, en el mes de marzo habrá un ciclo de talleres sobre Las ferias comerciales en la era covid, estructurado en tres talleres, y otro sobre Contratación pública.

En este sentido, Amo ha señalado que “somos conscientes de la oportunidad que representa para el tejido empresarial cordobés la licitación de los entes públicos, en especial con la base logística, por eso ofrecemos un ciclo de talleres online para dar a conocer las oportunidades que las pymes tienen con el sector público en el contexto de la Ley de Contratos del Sector Público”.

Las acciones continuarán en abril con otro ciclo de talleres online llamado Herramientas para innovar en los negocios, otro en mayo de seis talleres online titulado Objetivo: eficiencia y ventas y en junio será el turno de Herramientas gratuitas de Google. En definitiva, ha subrayado Amo, “es un plan totalmente gratuito, financiado por Iprodeco para dar la oportunidad a nuestros negocios y empresas, así como a las personas que buscan emprender”.

La presidenta de Iprodeco ha aprovechado para hacer balance del II Plan Formativo, “con el que nos fijamos el reto de llegar a 530 usuarios y hemos alcanzado la cifra de 729. Hemos observado un incremento de un 15 por ciento de los participantes procedentes de la provincia, destacando una subida de los que proceden de la Campiña, Los Pedroches, la Subbética y Vega del Guadalquivir”.

El Instituto Provincial de Desarrollo Económico financia el 100 por cien del coste del Plan Formativo Provincial 2022, contando con un presupuesto total de 70.000 euros. Toda la información de los cursos y las inscripciones se pueden realizar en la web www.iprodeco.es.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

GRUPO PÉREZ BARQUERO


CULTURA - CAMPIDIGITAL


AYUNTAMIENTO DE SANTAELLA

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

LA ABUELA CARMEN - LÍDER EN EL SECTOR DEL AJO, AJO NEGRO Y CEBOLLA NEGRA

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos