:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Montemayor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montemayor. Mostrar todas las entradas

16/9/19

  • 16.9.19
Un concierto del grupo montillano Rockabanda sirvió al mediodía de ayer para clausurar "con éxito" la tercera edición de Paxera, una feria multisectorial que el Ayuntamiento de Montemayor, en colaboración con la Diputación de Córdoba y la Junta de Andalucía, ha dedicado al vino dulce Pedro Ximénez, "santo y seña" de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.





La muestra, que como destacó el alcalde de Montemayor, Antonio García, "nació en 2017 con el objetivo de dar a conocer el proceso de elaboración del vino dulce Pedro Ximénez y de poner en valor la pasera más grande de Europa", vivió ayer su jornada más festiva con un programa de actos que arrancó a las 11.00 de la mañana con un desayuno molinero y con el programa El vino en la historia de Montemayor, una visita teatralizada dirigida por Paqui Jiménez Cobos, directora del Museo Arqueológico de Ulia.

Junto a varias catas y talleres dirigidos a los más pequeños, la organización promovió al mediodía de ayer la Paxera Experience 2019, una ruta en bicicleta por las viñas y por la pasera que cada año instala Bodegas San Acacio cerca del casco urbano y que este año ha alcanzado cifras de récord.

Con todo, entre las actividades más relevantes de esta tercera edición de Paxera destacó la cata dirigida por Isabel Calvache, técnica especialista y formadora de vinos y vinagres de Montilla-Moriles, bajo el título de Alquimistas de la pasa. Otra de las novedades de esta tercera edición de la Feria del Vino Dulce fue la puesta en marcha de su página web, un espacio virtual que permite conocer el proceso artesanal que da lugar al PX más allá de la duración de la feria.

Un trabajo ancestral en torno al vino

La elaboración del vino dulce Pedro Ximénez es un trabajo ancestral que comienza con la exposición de los racimos de uva al sol durante algo más de una semana, con el objetivo de procurar la deshidratación de los frutos y la concentración de sus azúcares.





Por lo general, las uvas que se destinan a la elaboración de vinos dulces proceden de viñedos tradicionales, de cepas de porte bajo que, al contar con una producción menor, garantizan una mayor graduación Baumé. Pero el proceso de pasificación de las uvas requiere, esencialmente, calor y falta de humedad.

No en vano, un exceso de agua complica el proceso de crianza del vino, haciendo la fermentación más compleja. A su vez, como han constatado varios estudios académicos, el trabajo en las paseras es uno de los más duros de los que se llevan a cabo en el ámbito agrícola.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


14/9/19

  • 14.9.19
Montemayor se ha convertido este fin de semana en la capital mundial del vino dulce Pedro Ximénez. El recinto ferial de la localidad acoge hasta mañana la tercera edición de Paxera, una feria multisectorial que se dedica a este elixir sublime, santo y seña de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, que nace de los racimos extendidos bajo el inclemente sol de la Campiña y que acaba cristalizando en un líquido almibarado, de aroma y color intensos, que condensa siglos de tradición y de amor por el vino.





Una muestra que, como destacó el alcalde de Montemayor, Antonio García, “nació en 2017 con el objetivo de dar a conocer todo el proceso de elaboración del vino dulce Pedro Ximénez y de poner en valor la pasera más grande de Europa” a través de una quincena de stands que ofrecen, hasta mañana, algunos de los productos gastronómicos más relevantes de la Campiña cordobesa, como el vino o el aceite de oliva virgen extra.

No obstante, como reconoció García, Paxera es "una feria muy especial", que está dedicada "a un producto muy especial" como es  el vino dulce proveniente de las uvas Pedro Ximénez, "que  dan seña de identidad a estas tierras". En efecto, este tipo de vino constituye, hoy por hoy, la “joya de la corona” del marco Montilla-Moriles y Montemayor se ha decidido a reivindicar su singularidad con la primera feria multisectorial de esta naturaleza.

Con todo, el Consistorio montemayorense –que ha contado con la colaboración de la Diputación de Córdoba y de la Junta de Andalucía– ha querido ir más allá, dotando la muestra de un sentido que trasciende el propio universo enológico. Y es que Paxera es, en palabras del primer edil, una feria agroalimentaria que también cuenta con una perspectiva histórica.

AYUNTAMIENTO DE MONTEMAYOR - PAXERA

"Durante décadas, las pasas fueron un complemento importante en la alimentación, ya que aportaban calorías a una dieta escasa y permitía comer algo de fruta", recalcó el primer edil montemayorense, quien citó a Alonso de Herrera que, en 1553, ya escribió que "las pasas confortan el cerebro, ayudan a la memoria, ayudan a dormir, confortan el estómago, ayudan a la digestión y hacen excelente y muy grandes operaciones y grandes provechos en los cuerpos humanos".

Antonio García también se acordó de Passum, un vino obtenido de la prensa de uvas pasas que luego se cocía y que alcanzó gran popularidad durante la Edad Media, al igual que el Carenum, otro vino dulce, también sometido a cocción, que ayudaba a quienes lo consumían a aumentar la alegría, ahuyentar  las penas y sanar algunas dolencias. "Esta historia es la que muestra nuestra seña de identidad y nos empuja a un futuro que debe reivindicar esos valores ancestrales del trabajo perseverante y bien hecho", destacó el alcalde de Montemayor.

Junto con la Experiencia Paxera, una iniciativa de Bodegas San Acacio que pretende propiciar las visitas a la muestra desde la capital cordobesa con un autobús que saldrá hoy desde la glorieta de la Media Luna a las 9.00 de la mañana, el programa de actos contempla para la jornada del sábado sendos talleres –uno de cocina infantil a las 18.00 y otro de decoración de corchos, una hora más tarde–, además de una gymkhana, dos catas de vino y varias actuaciones musicales.





El programa de actos de la jornada del domingo –que arrancará a las 11.00 de la mañana con el programa El vino en la historia de Montemayor, una visita teatralizada dirigida por Paqui Jiménez Cobos, directora del Museo  Arqueológico de Ulia– se completa con varios talleres, una ruta en bicicleta –siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan– y la actuación musical del grupo Rockabanda a partir de las 15.00 de la tarde.

Con todo, entre las actividades más relevantes de esta tercera edición de Paxera destaca la cata dirigida por Isabel Calvache, técnica especialista y formadora de vinos y vinagres de Montilla-Moriles, bajo el título de Alquimistas de la pasa y que tendrá lugar a las 20.30 de esta tarde. Otra de las novedades de esta tercera edición de la Feria del Vino Dulce es la puesta en marcha de su página web, un espacio virtual que permitirá conocer el proceso artesanal más allá de la duración de la feria.

A su vez, en el marco de la feria tuvo lugar anoche el hermanamiento con Aguilar de la Frontera, un acto que se selló con la representación teatral de La media luna de Aguilar. En ese sentido, el alcalde de Montemayor hizo hincapié en que el municipio de la Campiña Sur Aguilar "puede presumir de historia, de patrimonio, de señorío, de historia medieval y, por supuesto, de vino dulce, elaborado en bodegas con una calidad tal que, cada año, están en los primeros puestos de los rankings más famosos del mundo".

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


6/9/19

  • 6.9.19
Montemayor se convertirá del 13 al 15 de septiembre próximos en la capital del vino dulce Pedro Ximénez, gracias a la celebración de Paxera, un proyecto que este año alcanza su tercera edición y con el que el Ayuntamiento de Montemayor, en colaboración con la Diputación de Córdoba, promociona el proceso de elaboración del producto más característico de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.



La tercera edición de Paxera, que tendrá lugar los días 13, 14 y 15 de septiembre, volverá a marcarse como objetivo la promoción del proceso de elaboración del Pedro Ximénez, además de impulsar la pasera más grande de toda Europa, situando a Montemayor en el mapa de los grandes eventos que se desarrollan en torno al mundo del vino y contribuyendo al desarrollo de su tejido empresarial y económico.

Según la presidenta del Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco), Dolores Amo, esta iniciativa, que viene abalada por la Ruta del Vino Montilla-Moriles y por el Consejo Regulador, ofrece la oportunidad de disfrutar de "un arte milenario que da lugar a uno de nuestros productos de excelencia, el Pedro Ximénez".

"La puesta en valor de las propiedades y características de nuestros vinos es un punto sobre el que venimos trabajando de manera coordinada todas las administraciones implicadas, una apuesta que tiene reflejo en iniciativas como Paxera", subrayó la también delegada de Asistencia Económica con los Municipios y Mancomunidades de la Diputación de Córdoba, quien destacó la importancia de esta feria para potenciar el turismo y el desarrollo económico sostenible en el municipio a través de uno de sus principales recursos endógenos.

AYUNTAMIENTO DE MONTEMAYOR - PAXERA

En este sentido, el alcalde de Montemayor, Antonio García, afirmó que Paxera permite decir que Montemayor "en septiembre se escribe con equis; una equis que, de nuevo, hay que despejar en esta edición de 2019". Para García, "nuestra Feria del Vino Dulce ha venido para quedarse y en su tercera edición pretende alcanzar una crítica excepcional en el mundo del vino".

En concreto, según adelantó García, la feria dotará al municipio de un mayor peso específico dentro del turismo gastroenológico, "haciendo que una tradición artesanal y un proceso ascentral sean conocidos y reconocidos más allá de nuestras fronteras". De este modo, Paxera "viene a ser un homenaje a nuestros agricultores y bodegueros, así como a todos aquellos vecinos que trabajan en la pasera, llevando a cabo un proceso único y genuino", indicó el alcalde de Montemayor.

Finalmente, la concejala de Desarrollo Económico, Ana María Guijarro, destacó que esta propuesta es el trabajo de todo un pueblo en torno a un arte milenario, el arte de voltear la uva bajo el sol abrasador del verano cordobés. "Conseguimos aunar toda esa magia y la capacidad de un pueblo para mostrar el arte que nuestros vecinos y vecinas llevan dentro", explicó.

Para ello, Montemayor pondrá a disposición del visitante, no solo su patrimonio artístico y monumental que se podrá conocer a través de las visitas teatralizadas, sino que también el proceso de elaboración del vino dulce, un proceso desconocido aún para gran parte de quienes visitan la comarca de Montilla-Moriles.



Además, según adelantó la responsable de Desarrollo Económico de la localidad, dentro del programa de actividades, esta tercera edición de Paxera contará, entre otras propuestas, con un hermanamiento con el municipio de Aguilar de la Frontera. Asimismo, se celebrarán actuaciones musicales y actividades para todos los públicos, "para el público profesional, representado y reconocido en el seminario organizado por el Consejo Regulador, y para las familias, gracias a las catas dirigidas y propuestas infantiles".

Entre las actividades más relevantes se encuentra la cata dirigida por Isabel Calvache, bajo el título de Alquimistas de la pasa. Otra de las novedades de esta tercera edición de la Feria del Vino Dulce es la puesta en marcha de su página web, un espacio virtual que permitirá conocer el proceso artesanal más allá de la duración de la feria.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

3/9/19

  • 3.9.19
El Centro de Transfusión Sanguínea, Tejidos y Células de Córdoba, dependiente de la Consejería de Salud, visitará Montemayor el próximo jueves 5 de septiembre para favorecer la donación de sangre entre sus vecinos. De 18.00 de la tarde a 22.00 de la noche, un equipo médico se establecerá en el Hábitat Joven para favorecer la donación de sangre y plasma entre los montemayorenses.



El Centro Regional de Transfusión Sanguínea (CRTS) de Córdoba anima a los ciudadanos a colaborar de manera altruista con los bancos de sangre de todo el país, cuyo abastecimiento resulta fundamental de cara a atender enfermedades hematológicas tales como las anemias, las leucemias, los linfomas y la trombocitopenia, así como intervenciones de cirugía general.

Los requisitos para poder donar son: tener entre 18 y 65 años y un peso igual o superior a los 50 kilogramos, no padecer anemia y no realizar prácticas de riesgo que faciliten el contagio de enfermedades, como por ejemplo, la hepatitis, la sífilis o el sida.

En todas las provincias andaluzas hay puntos para acudir a donar sangre con horarios flexibles, de manera que se pueda hacer una donación tras la jornada laboral o incluso los fines de semana. Las salidas diarias de las unidades móviles a los distintos municipios andaluces pueden consultarse en el apartado específico Donar Sangre de la web del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Las enfermedades hematológicas tales como las anemias, las leucemias, los linfomas y la trombocitopenia son hoy el conjunto de patologías que más demanda de sangre presentan. En segundo lugar se encuentran las hemorragias, siendo en su mayoría digestivas. Le siguen en orden de frecuencia las prótesis articulares, los traumatismos y, en menor medida, el infarto agudo de miocardio, la sepsis y la cirugía en general.

Los trasplantes, a pesar de que consumen muchas unidades de concentrados de hematíes, son en general las intervenciones que menos sangre demandan debido a su baja incidencia sobre el global de las intervenciones que se practican en los hospitales.

En el proceso de donación se están produciendo cambios importantes orientados a obtener por separado los distintos componentes de la sangre (plasma, hematíes y plaquetas) con la finalidad de poder orientar cada donación a las necesidades de cada momento.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

21/8/19

  • 21.8.19
La Delegación de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía ha autorizado finalmente el proyecto de limpieza, consolidación y restauración de los restos del carro de época íbera hallados en el Cerro de la Horca, en Montemayor y que, según las primeras estimaciones, tendría unos 2.500 años de antigüedad.



En julio de 2019 se presentó este proyecto de limpieza y consolidación que incluye eliminación de la gasa de protección; limpieza exhaustiva (eliminación de óxido y carbonatos); consolidación estructural de las distintas piezas que componen el conjunto; unión de los elementos sueltos (soldando la zonas que se encuentren a punto de desprenderse); pasivación de la piezas para detener la oxidación y protección del conjunto.

El criterio general es conseguir la estabilidad y consolidación de los elementos degradados empleando productos y sistemas de reconocida eficacia y calidad, renunciando a toda manipulación de la obra que altere su aspecto. El presupuesto del proyecto ronda los 20.000 euros.

Este hallazgo fue una consecuencia de la actividad arqueológica puntual de prospección arqueológica superficial para documentación gráfica de yacimientos arqueológicos en los municipios de Montemayor y Fernán Núñez, promovido por el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid.

Durante el desarrollo de los trabajos tuvo lugar el hallazgo de los restos de un carro de época ibérica, con cuatro ruedas y gran parte de los arreos, depositados en una fosa en el Cerro de La Horca y que se encuentran actualmente depositados en el Museo de Ulia, en Montemayor.

De este modo, el Ayuntamiento de Montemayor, con el apoyo de la Diputación de Córdoba, iniciará "en breve" los trabajos de restauración del carro íbero localizado el pasado mes de octubre durante una investigación en torno al emplazamiento romano de Ulia, y que ha sido considerado por la revista National Geographic como uno de los descubrimientos arqueológicos más extraordinarios de 2018.

Según informó el Consistorio montemayorense, la primera fase se centrará en las labores de limpieza, consolidación y restauración de los restos que, durante la excavación, fue necesario proteger. En concreto, en el caso de los elementos de metal de las ruedas, se actuará en la retirada el engasado protector, la limpieza de la tierra, así como estabilizar químicamente los restos para evitar que el óxido pueda afectar al "extraordinario estado de conservación" que presentan estos elementos.



Además, de forma paralela al desarrollo de las labores de limpieza y consolidación del metal, se analizará su composición, y se restaurará aquellas partes en las que sea necesario para en el futuro garantizar la estabilidad del conjunto y preparar su exposición.

"Este es un proceso lento, muy minucioso y costoso", subrayó el Ayuntamiento de Montemayor que, asimismo, señaló que la Diputación de Córdoba, "en atención a la importancia del conjunto", ha elaborado un convenio de colaboración con el Consistorio por el que aporta una cantidad cercana a los 12.000 euros para contribuir a esta fase de los trabajos.

De esta forma, el proyecto permitirá la conservación "casi por completo" de los elementos metálicos de las cuatro ruedas de seis radios en hierro halladas y que "no tienen parangón con otros, y muy escasos, restos similares de la Península Ibérica". "Lo más notable, y único, es que con ellas aparecieron los elementos de bronce que protegían y decoraban el yugo del tiro de caballos, los pasarriendas para evitar que estas guías se enredaran, e incluso los dos bocados de filete en hierro del tiro de caballos", destacó el Ayuntamiento.

Este conjunto, posiblemente del siglo IV a.C., es como tal único en la Península Ibérica, y formaría parte de la procesión fúnebre de un noble ibero del oppidum de Ulia en su tránsito al más allá en la necrópolis ubicada en la zona del Cerro de La Horca.

Además, tras la consolidación, análisis y restauración de todos los elementos para poder reconstruir la apariencia original del vehículo, el Consistorio montemayorense prevé dar paso a una segunda fase: la preparación de los restos ya restaurados para su exposición museística.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

17/8/19

  • 17.8.19
Un joven de 29 años, cuya identidad no ha trascendido, resultó herido leve a primera hora de la mañana de ayer en un accidente de tráfico registrado en las inmediaciones del kilómetro 23 de la autovía Córdoba-Málaga (A-45), a su paso por el término municipal de Montemayor.



Según han confirmado a Andalucía Digital fuentes próximas a la investigación, el accidente tuvo lugar en torno a las 7.30 de la mañana cuando, por razones que está tratando de determinar la Guardia Civil, el joven conductor de un turismo marca Seat León que circulaba por la A-45 en sentido Málaga se ha salido por el lateral derecho de la vía, impactando contra algunos matorrales y contra un terraplén.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron, de inmediato, agentes de la Guardia Civil y efectivos sanitarios que, tras una primera valoración in situ del joven conductor, decidieron trasladarlo de urgencia al Hospital Comarcal de Montilla, donde ingresó con heridas de carácter leve, según las mismas fuentes.

El accidente registrado en la A-45 se ha producido en pleno operativo especial de regulación, ordenación y vigilancia que la Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha el pasado miércoles con motivo del puente del 15 de agosto y que se extenderá hasta las 24.00 horas de este próximo domingo.

Según indicó la DGT, el puente “coincide con varios acontecimientos que implican mayores intensidades de tráfico” tanto en los desplazamientos de largo recorrido –como el cierre e inicio del periodo vacacional–, como en los de corto recorrido –muchos relacionados con la celebración de fiestas patronales en localidades de toda la geografía española–.

Por todo ello, la operación especial 15 de agosto – que prevé hasta el domingo más de 165.000 desplazamientos de largo recorrido en las carreteras de la provincia de Córdoba– ha permitido poner en marcha una serie de medidas de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico para dar cobertura al gran número de desplazamientos que se producirán durante estos días, contando para ello con la máxima disponibilidad de sus medios humanos con vistas a facilitar la movilidad y fluidez a las carreteras en las que se prevén desplazamientos masivos de vehículos y velando por su seguridad vial.

Por su parte, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizará los servicios habituales de ayuda, asistencia y vigilancia del tráfico en toda la red interurbana de carreteras en la Comunidad Autónoma, prestando especial atención a aquellas que previsiblemente soporten mayor número de desplazamientos.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN

2/8/19

  • 2.8.19
Tras tres semanas de trabajo, la última prospección arqueológica impulsada por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) en el municipio de Montemayor, dirigida a localizar algún vestigio de las batallas que se registraron en la zona con motivo de la Guerra Civil entre Julio César y Pompeyo el Grande a mediados del siglo I. a.C, ha permitido localizar un nuevo frente de combate en el entorno de la antigua Ulia, así como el posible emplazamiento de otro campamento de asedio.



En esta nueva campaña, los trabajos dirigidos por Javier Moralejo y Fernando Quesada se han desarrollado con dos objetivos: proseguir el rastreo minucioso de la evidencia arqueológica asociada a las guerras civiles romanas, y estudiar el contexto de hallazgo del carro ibérico excavado en la campaña pasada.

De esta forma, en los trabajos realizados en la zona septentrional del término municipal, entre el Cerro de la Horca y Montemayor, y en la zona sur, donde se encuentran los Cerros de Las Cabezas del Rey y La Alcoba, el equipo de la UAM ha localizado otro frente de combate y el posible emplazamiento de otro de los campamentos de asedio al sur de Montemayor.

"Es particularmente reseñable la variedad de armamento arrojadizo localizado este año sobre el terreno. Al gran número de proyectiles de honda de plomo, hay que añadir una punta de lanza completa, varias puntas de flecha, dardos y proyectiles de artillería de torsión. Todo este material, junto con monedas, clavos para botas militares y otros objetos, demuestran tanto el enfrentamiento entre dos grandes ejércitos romanos en el entorno, como la existencia de un plan de asedio, lo que coincide con el relato conservado en las fuentes literarias", señala la dirección de la investigación.

Por lo que se concierne al carro ibérico hallado en la pasada campaña, cuya restauración comenzará el próximo mes de septiembre, se ha efectuado una intervención puntual para estudiar su contexto arqueológico. Dicha excavación ha permitido identificar una gran zanja practicada en el terreno para depositar el carro en lo que parece un ritual votivo, tal vez asociado a un posible enterramiento en las cercanías. Asimismo, los materiales hallados en la tierra con la que se rellenó dicha fosa parecen reforzar las hipótesis de datación ya vertidas en la anterior campaña: alrededor del siglo IV a.C.



Unos trabajos que han contado con la participación de un nutrido grupo de arqueólogos –Jesús Robles Moreno, de la UAM, como codirector de las labores de excavación; Antonio Moreno Rosa, director del Museo de Cabra; Francisca Jiménez Cobos, directora del Museo de Ulia; y los arqueólogos Fernando Javier Tristell y Antonio Carmona Dovao–, junto con de técnicos y aficionados con acreditada experiencia en la detección de metales –Francisco Matas, Antonio Carmona Ortiz y Juan José Aragonés Ortiz–.

El proyecto Prospección superficial terrestre en el Municipio de Montemayor. Campos de batalla de la conquista romana, aprobada por la Junta de Andalucía y que se desarrolla mediante un convenio entre la Universidad Autónoma de Madrid y el Ayuntamiento de Montemayor, se enmarca en un Proyecto de Investigación de Excelencia de I+D-i (Ministerio de Ciencia e Innovación) dirigido por el profesor Fernando Quesada, director del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UAM.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

20/7/19

  • 20.7.19
La situación "dramática" que vivió hace unos días un vecino de Montemayor tras sufrir varios ataques epilépticos sin recibir atención médica ha llevado al alcalde de la localidad, Antonio García, a reclamar a la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía una mejora del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) que presta servicio en la comarca.



En declaraciones a Andalucía Digital, García se mostró convencido de que "la falta de dotación de recursos suficientes del servicio", así como los "protocolos de actuación establecidos" para este tipo de emergencias "derivó en una tardía actuación" el pasado 14 de julio, cuando un vecino estuvo "a punto de fallecer asfixiado" tras haber sufrido varios ataques epilépticos y esperar la llegada de los profesionales sanitarios "durante más de media hora".

En un escrito enviado por el alcalde de Montemayor a la titular de Salud y Familias en Córdoba, María Jesús Botella, el propio García relata que pasado un tiempo prudencial desde que los familiares del enfermo solicitaron asistencia médica a través del 112 y el 061, uno de ellos se desplazó hasta Fernán Núñez –centro de referencia de las urgencias para los vecinos de Montemayor– para comprobar que hubiese personal sanitario disponible.

Al llegar al centro,"los médicos se encontraban en la puerta esperando a que llegara la ambulancia –que no se encontraba en el centro de salud–, a pesar de que tenían allí el vehículo con el que se desplazan a las urgencias". Y es que, según trasladaron los efectivos sanitarios al familiar del paciente que requería atención médica, "debían ir con la ambulancia dado que la urgencia se realizaba a través del 112".

Media hora más tarde, un vehículo medicalizado sin personal sanitario a bordo llegó al lugar donde se encontraba el enfermo y "un rato después llegaron los médicos que, finalmente, se desplazaron en el coche de Urgencias", señala el alcalde en su escrito dirigido a María Jesús Botella.

A juicio de Antonio García, esta situación "de grave riesgo" es consecuencia de la respuesta "inadecuada" de los medios sanitarios con los que cuenta el municipio, de ahí que haya solicitado a la Delegación de Salud que el Centro de Coordinación Andaluz autorice al personal sanitario para que, en caso de emergencia, puedan salir de su base con el vehículo del que dispongan en el Centro de Salud y sin necesidad de esperar la llegada de una ambulancia o un permiso de una instancia superior.

Asimismo, el Ayuntamiento de Montemayor ha solicitado información sobre los servicios, equipos y personal sanitario "que, por ley, le puedan corresponder al Centro de Salud de Fernán Núñez, como centro de urgencias para unos 13.000 habitantes", con el objetivo de que en el mismo "se presten los servicios correspondientes" y, de este modo, "evitar que vuelva suceder lo ocurrido", dado que para el Consistorio montemayorense dichos servicios se consideran "insuficientes" y "no adecuados para la demanda asistencial".

Por último, García ha denunciado que el DCCU que presta servicio en Montemayor "dispone de una sola ambulancia con personal sanitario para atender todas las urgencias que puedan acontecer" lo que, en opinión del primer edil, "es claramente insuficiente, ya que del mismo depende un gran número de habitantes de toda la zona".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

19/7/19

  • 19.7.19
Con el Castillo de los Duques de Frías como telón de fondo, el Ayuntamiento de Montemayor, en colaboración con la Diputación de Córdoba, dio comienzo ayer a la novena edición de Montemayor Medieval, una iniciativa que pretende recuperar una parte fundamental de la historia de este municipio de la Campiña Sur y que, en esta ocasión, se centra en el legado andalusí como hilo argumental.





A lo largo de tres días, la actividad permitirá rememorar la llegada de los primeros pobladores procedentes del asentamiento cercano de Dos Hermanas gracias a una espectacular puesta en escena que ha transformado algunas calles del municipio en enclaves medievales.

El programa de actos arrancó ayer con el tradicional Desfile de la Fundación, en el que juglares, guerreros, bailarinas y cetreros hicieron su entrada en la localidad para desembocar en la Plaza del Mirador, donde se celebró una de las citas más consolidadas de este programa, La Comitiva del Cochino, que ofreció un gran banquete comunal amenizado por actuaciones, combates y la representación de la obra Orígenes Andalusís.

"Nuestro municipio dispone de un patrimonio histórico y cultural que nos hace singulares y con actuaciones como ésta conseguimos ir dándolo a conocer año tras año, aprovechándolo para incrementar ese turismo de interior en el que debemos seguir trabajando", indicó la primera teniente de alcalde de Montemayor, Ana María Guijarro, en la presentación de la novena edición de este programa.

AYUNTAMIENTO DE MONTEMAYOR - LA FUNDACIÓN - MONTEMAYOR MEDIEVAL

Por su parte, Antonio Soto, concejal de Cultura, explicó que Montemayor Medieval recrea la llegada de los pobladores al Monte Mayor de la Campiña, buscando un lugar de refugio ante el ataque de la frontera. Un legado histórico que a través de esta iniciativa "se conjuga con fiesta, gastronomía, desfiles, y talleres, entre otras propuestas".

Esta edición introduce como principales atractivos un seminario sobre los castillos en la provincia de Córdoba y la continuación de las excavaciones en el mismo enclave donde apareció el pasado año el excepcional carro íbero. A su vez, esta misma tarde, a partir de las 20.00 horas, se celebrarán talleres medievales para todos los públicos, con juegos de habilidad, escuela de escuderos, tiro con arco, lucha de espadas y gladiadores y malabares, entre otros. También tendrá lugar un espectáculo de cetrería y, en el Paseo, se representará a partir de las 23.00 de la noche las obras Peronio Circus y Lazarrillo de Tormes.

Asimismo, desde ayer y hasta hoy se celebra en la localidad el XIV Seminario de Historia Medieval, impulsado por la Universidad de Córdoba, en el que se está abordando el paisaje fortificado medieval de Córdoba y las aportaciones realizadas a través de las diferentes investigaciones arqueológicas desarrolladas al respecto.





Este encuentro, organizado desde el Área de Historia Medieval de la Universidad de Córdoba (UCO) a través del profesor Javier López Rider y el Grupo de Investigación HUM-128 Meridies, junto con el Ayuntamiento de Montemayor, Diputación de Córdoba y Cajasur, ha permitido reunir a un extenso grupo de expertos para conocer las diferentes actuaciones que se están desarrollando en el territorio de la provincia por preservar sus paisajes fortificados y, de esta forma, conectar este patrimonio.

"Existen multitud de intervenciones arqueológicas y tareas de restauración en diversos castillos, cuyos resultados, apenas son divulgados para el conocimiento tanto de otros especialistas como para la sociedad en general. En esta reunión, expertos en la materia tanto de la Universidad de Córdoba como de Jaén, además de arqueólogos, mostrarán la metodología que emplean, los resultados que van alcanzando y la puesta en valor en los municipios de esa investigación arqueológica de las fortificaciones medievales", subrayaron desde el Ayuntamiento de Montemayor.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

18/7/19

  • 18.7.19
Montemayor celebrará desde hoy y hasta este próximo sábado una nueva edición de Montemayor Medieval, unas jornadas que buscan recrear la historia de esta localidad de la Campiña Sur cordobesa, desde la llegada de los nuevos pobladores. En esta ocasión, y con el legado andalusí como hilo argumental, el municipio acogerá un intenso programa de actividades que incluye desde un gran mercado medieval, hasta actuaciones musicales, pasacalles de ambiente, exhibiciones de cetrería y visitas teatralizadas, entre otras.





La delegada de Cultura de la Diputación de Córdoba, Salud Navajas, destacó ayer que este evento pertenece al programa Singulares de la institución provincial, que persigue proyectar aquellas actuaciones que realizan los ayuntamientos y que tienen una "identidad propia". En este sentido, la diputada señaló que, con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Montemayor está apostando "de forma decidida" por la promoción y el fomento de su historia y de su patrimonio.

"Nuestro municipio dispone de un patrimonio histórico y cultural que nos hace singulares y con actuaciones como ésta conseguimos ir dándolo a conocer año tras año, aprovechándolo para incrementar ese turismo de interior en el que debemos seguir trabajando", indicó la primera teniente de alcalde de Montemayor, Ana María Guijarro, en la presentación de la novena edición de este programa.

AYUNTAMIENTO DE MONTEMAYOR - LA FUNDACIÓN - MONTEMAYOR MEDIEVAL

Por su parte, Antonio Soto, concejal de Cultura, explicó que Montemayor Medieval recrea la llegada de los pobladores al Monte Mayor de la Campiña, buscando un lugar de refugio ante el ataque de la frontera. Un legado histórico que a través de esta iniciativa "se conjuga con fiesta, gastronomía, desfiles, y talleres, entre otras propuestas".

Esta edición introduce como principales atractivos un seminario sobre los castillos en la provincia de Córdoba, "que está teniendo una gran demanda de interesados", y la continuación de las excavaciones en el mismo enclave donde apareció el pasado año el excepcional carro íbero.

A su vez, esta misma tarde tendrá lugar el Desfile de los Pobladores, en esta ocasión con la participación de la Banda de Cornetas y Tambores Nuestro Padre Jesús Nazareno de Montemayor, y los Gigantes y Cabezudos. También se podrá degustar el tradicional cochino en la Plaza del Castillo Ducal, así como la representación de Orígenes Andalusís.





Durante todo el día de mañana habrá talleres medievales para todos los públicos, con juegos de habilidad, escuela de escuderos, tiro con arco, lucha de espadas y gladiadores y malabares, entre otros. También tendrá lugar un espectáculo de cetrería y, en el Paseo, se representará Peronio Circus y Lazarrillo de Tormes.

Asimismo, durante ambos días se celebrará el XIV Seminario de Historia Medieval, impulsado por la Universidad de Córdoba, en el que se abordará el paisaje fortificado medieval de Córdoba y las aportaciones realizadas a través de las diferentes investigaciones arqueológicas desarrolladas al respecto.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

14/7/19

  • 14.7.19
La Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha iniciado esta semana una nueva fase de excavación en el marco del proyecto de investigación arqueológica iniciada el pasado año en el entorno de la localidad cordobesa de Montemayor y que permitió localizar un carro íbero. En esta ocasión, la intervención estará dirigida a localizar algún vestigio de las batallas que se registraron en la zona con motivo de la Guerra Civil entre Julio César y Pompeyo el Grande a mediados del siglo I. a.C, además de estudiar el contexto en el que aparecieron los restos del carro ibérico.



La nueva prospección arqueológica se desarrollará en la zona septentrional del término municipal, entre el Cerro de la Horca y Montemayor, y en la zona sur, donde se encuentran los Cerros de Las Cabezas del Rey y La Alcoba. "Se trata de dos emplazamientos estratégicos similares al Cerro de la Horca y susceptibles, por su situación y características topográficas, de haber sido escenarios de los enfrentamientos y del sistema de asedio de la ciudad", explican desde el equipo de la UAM.

Por su parte, en el caso de los trabajos que se desarrollarán en la zona donde el pasado año se localizó los restos del carro íbero, el equipo de arqueólogos se centrará en comprobar que la fosa no contiene más materiales arqueológicos, a la vez que se ampliará ligeramente el terreno excavado a fin de determinar la naturaleza funeraria del depósito y su entorno.

Para ello, la nueva campaña contará con un grupo de arqueólogos está compuesto por Jesús Robles Moreno, de la UAM, como codirector de las labores de excavación; Antonio Moreno Rosa, director del Museo de Cabra; Francisca Jiménez Cobos, directora del Museo de Ulia; y los arqueólogos Fernando Javier Tristell y Antonio Carmona Dovao.

Asimismo, el equipo de arqueólogos contará con la colaboración de técnicos y aficionados con acreditada experiencia en la detección de metales –técnica incluida en proyectos arqueológicos reglamentados– como Francisco Matas, Antonio Carmona Ortiz y Juan José Aragonés Ortiz, que trabajarán en coordinación y permanente contacto con el Ayuntamiento de Montemayor.



"Esta campaña promete confirmar los buenos resultados obtenidos el año pasado y ampliar nuestro conocimiento de la arqueología y el patrimonio histórico de Montemayor, de excepcional riqueza y variedad", destacó el concejal de Cultura y Patrimonio Histórico, Antonio Soto, quien agradeció la apuesta de la UAM por profundizar en el estudio de uno de los conflictos bélicos y políticos más representativos de la Antigüedad Clásica, y que pusieron fin al régimen republicano en la antigua Roma.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

11/7/19

  • 11.7.19
La Universidad de Córdoba ha elegido al municipio de Montemayor como sede para celebrar la décimo cuarta edición de su Seminario de Historia Medieval que, en esta ocasión, estará dedicado al paisaje fortificado medieval de la provincia de Córdoba. La cita, que se desarrollará los días 18 y 19 de julio en el Museo Arqueológico de Ulia, permitirá conectar el patrimonio arqueológico cordobés.


Este encuentro, organizado desde el Área de Historia Medieval de la Universidad de Córdoba (UCO) a través del profesor Javier López Rider y el Grupo de Investigación HUM-128 Meridies, junto con el Ayuntamiento de Montemayor, Diputación de Córdoba y Cajasur, permitirá reunir a un extenso grupo de expertos para conocer las diferentes actuaciones que se están desarrollando en el territorio de la provincia por preservar sus paisajes fortificados y, de esta forma, conectar este patrimonio.

"Existen multitud de intervenciones arqueológicas y tareas de restauración en diversos castillos, cuyos resultados, apenas son divulgados para el conocimiento tanto de otros especialistas como para la sociedad en general. En esta reunión, expertos en la materia tanto de la Universidad de Córdoba como de Jaén, además de arqueólogos, mostrarán la metodología que emplean, los resultados que van alcanzando y la puesta en valor en los municipios de esa investigación arqueológica de las fortificaciones medievales", subrayan desde el Ayuntamiento de Montemayor.

De esta forma, entre las conferencias previstas, se analizarán los trabajos desarrollados en los castillos y fortificaciones del Alto Guadalquivir, la restauración del castillo de Aguilar de la Frontera, la reconstrucción virtual del castillo de Torreparedones, las excavaciones en el castillo de Dos Hermanas y de Montilla, o la ocupación medieval del Cerro del Castillo de Santaella, entre otros.

Precisamente, de forma paralela a las conferencias –cuyo plazo de inscripción finaliza el 12 de julio a través del correo infomeri@uco.es–y de manera gratuita, se podrá hacer una visita guiada al patrimonio histórico de Montemayor y visitar el Castillo de Dos Hermanas, el cual se encuentra en fase de estudio actualmente.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

8/7/19

  • 8.7.19
El Ayuntamiento de Montemayor, con el apoyo de la Diputación de Córdoba, iniciará "en breve" los trabajos de restauración del carro íbero localizado el pasado mes de octubre durante una investigación en torno al emplazamiento romano de Ulia, y que ha sido considerado por la revista National Geographic como uno de los descubrimientos arqueológicos más extraordinarios de 2018.


Según ha informado el Consistorio montemayorense, la primera fase se centrará en las labores de limpieza, consolidación y restauración de los restos que, durante la excavación, fue necesario proteger. En concreto, en el caso de los elementos de metal de las ruedas, se actuará en la retirada el engasado protector, la limpieza de la tierra, así como estabilizar químicamente los restos para evitar que el óxido pueda afectar al "extraordinario estado de conservación" que presentan estos elementos.

Además, de forma paralela al desarrollo de las labores de limpieza y consolidación del metal, se analizará su composición, y se restaurará aquellas partes en las que sea necesario para en el futuro garantizar la estabilidad del conjunto y preparar su exposición.

"Este es un proceso lento, muy minucioso y costoso", ha subrayado el Ayuntamiento de Montemayor que, asimismo, ha señalado que la Diputación de Córdoba, "en atención a la importancia del conjunto", ha elaborado un convenio de colaboración con el Consistorio por el que aporta una cantidad cercana a los 12.000 euros para contribuir a esta fase de los trabajos.


De esta forma, el proyecto permitirá la conservación "casi por completo" los elementos metálicos de las cuatro ruedas de seis radios en hierro halladas y que "no tienen parangón con otros, y muy escasos, restos similares de la Península Ibérica". "Lo más notable, y único, es que con ellas aparecieron los elementos de bronce que protegían y decoraban el yugo del tiro de caballos, los pasarriendas para evitar que estas guías se enredaran, e incluso los dos bocados de filete en hierro del tiro de caballos", ha destacado el Ayuntamiento.

Este conjunto, posiblemente del siglo IV a.C., es como tal único en la Península Ibérica, y formaría parte de la procesión fúnebre de un noble ibero del oppidum de Ulia en su tránsito al más allá en la necrópolis ubicada en la zona del Cerro de la Horca.

Además, tras la consolidación, análisis y restauración de todos los elementos para poder reconstruir la apariencia original del vehículo, el Consistorio montemayorense prevé dar paso a una segunda fase: la preparación de los restos ya restaurados para su exposición museística.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

6/7/19

  • 6.7.19
El estadounidsense Allan Kaprow, pionero en el arte de performance, fue el primero en hablar de "action art" o "life art", un movimiento que se centra en el acto creador del artista: en la acción. Y durante toda una semana, el Ayuntamiento de Montemayor, en colaboración con la Fundación Provincial de Artes Plásticas "Rafael Botí", ha querido rendir tributo a este corriente cultural en la que todo el protagonismo recae, más que en las obras en sí, en la interrelación que surge entre el artista y el espectador en el momento de génesis artística.




El Parque Periurbano del Cerro de la Alcoba, en la localidad cordobesa de Montemayor, se ha convertido durante toda una semana en una peculiar galería al aire libre en la que los vecinos y los visitantes llegados desde distintos puntos de la provincia han tenido la oportunidad de disfrutar del arte contemporáneo de la mano de artistas como Javier Portero, Noelia Morgana, Gisel Rosso, Tarón, Francisco Jiménez García o Miguel Romero Mata.

En efecto, la cuarta edición de 'Arte en Acción', que se clausura esta tarde, ha transformado el municipio de la Campiña Sur en un auténtico lugar de peregrinación para un importante número de artistas que han participado en una iniciativa que arrancó en la tarde del pasado sábado con la inauguración de la exposición fotográfica Pisando fuerte, obra del montillano Javier Portero, en la que también participó la poetisa Noelia Morgana.

Ya durante toda la semana se ha llevado a cabo un interesante programa de intervenciones artísticas de la mano del cordobés Tarón, las Ciudades invisibles III, de los escultores Francisco Jiménez García y Miguel Romero Mata y, cómo no, varios murales que ha creado para Montemayor la artista argentina Gisel Rosso.

Nacida hace 33 años en Salta –que con su más de medio millón de habitantes es la séptima ciudad más poblada de Argentina–, Gisel Rosso sintió desde muy joven la llamada del arte. Por eso, con apenas 14 años ingresó en el Instituto Superior de Formación Docente “Manuel Belgrano” para estudiar Bellas Artes, disciplina que completaría en 2004 con un curso de Diseño de Modas y, posteriormente, con la carrera de Administración Bancaria, Perito Clasificador de Granos y Guardavidas.




No había cumplido los veinte años cuando firmó su primer trabajo: la ilustración del libro Los Zorritos Traviesos, de Hugo Gutiérrez. Pero no sería hasta 2007 cuando Gisel Rosso elaboraría su primer mural para decorar las instalaciones deportivas del Club Atlético Colón de Santa Fe en el barrio Centenario. La buena acogida de esta obra le abriría las puertas para realizar otros proyectos similares en enclaves emblemáticos de Argentina, Bolivia y Chile, países que ha recorrido en los últimos años.

El acto de clausura de Arte en Acción tendrá lugar hoy, a partir de las 20.00 de la tarde, en el Parque Periurbano del Cerro de la Alcoba y tendrá como eje central la música de What hist¡?, banda de blues seco, y del grupo sevillano Mapache. A ello se sumará el trabajo de la compañía Teatro en Bruto y su obra Centro de Gravedad, en la que se retomarán textos clásicos para actualizarlos y dotar de protagonismo al público asistente.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
REPORTAJE GRÁFICO: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

1/7/19

  • 1.7.19
Recaló en Montilla en el verano de 2017 y, en apenas un mes, se convirtió en una de las vecinas más populares y reconocidas de la localidad de la Campiña Sur cordobesa. Ahora, la artista argentina Gisel Rosso llega a Montemayor, a solo 12 kilómetros de su anterior destino, para formar parte de la cuarta edición de 'Arte en Acción', un proyecto impulsado por el Ayuntamiento de la localidad, en colaboración con la Fundación Provincial de Artes Plásticas "Rafael Botí", que busca potenciar el arte entre los vecinos de toda la provincia de Córdoba.



Hasta el próximo sábado, el municipio de la Campiña Sur se convertirá en lugar de peregrinación de un importante número de artistas que participarán en la cuarta edición de una iniciativa que ha permitido convertir el Parque Periurbano del Cerro de la Alcoba "en una galería de arte contemporáneo al aire libre en la que descubrir el arte contemporáneo de una forma accesible para todos", en palabras del concejal de Cultura, Antonio Soto.

Arte en Acción cuenta con dos grandes eventos como punto de partida y cierre de su cuarta edición. En concreto, el programa dio comienzo en la tarde del pasado sábado con la inauguración de la exposición fotográfica Pisando fuerte, obra del montillano Javier Portero, que contó con la poesía de Noelia Morgana.

Finalmente, el acto de clausura, que se celebrará el próximo sábado a partir de las 20.00 de la tarde, tendrá como eje central la música de What hist¡?, banda de blues seco, y de Dynamo Shock, uno de los referentes del rock electrónico en la provincia. A ello se sumará el trabajo de la compañía Teatro en Bruto y su obra Centro de Gravedad, en la que se retomarán textos clásicos para actualizarlos y dotar de protagonismo al público asistente.

Con todo, una de las propuestas más llamativas de la cuarta edición de Arte en Acción será el programa de intervenciones artísticas de la mano del cordobés Tarón, las Ciudades invisibles III, de los escultores Francisco Jiménez García y Miguel Romero Mata y, cómo no, el gran mural que creará para Montemayor la artista argentina Gisel Rosso.

Nacida hace 33 años en Salta –que con su más de medio millón de habitantes es la séptima ciudad más poblada de Argentina–, Gisel Rosso sintió desde muy joven la llamada del arte. Por eso, con apenas 14 años ingresó en el Instituto Superior de Formación Docente “Manuel Belgrano” para estudiar Bellas Artes, disciplina que completaría en 2004 con un curso de Diseño de Modas y, posteriormente, con la carrera de Administración Bancaria, Perito Clasificador de Granos y Guardavidas.

No había cumplido los veinte años cuando firmó su primer trabajo: la ilustración del libro Los Zorritos Traviesos, de Hugo Gutiérrez. Pero no sería hasta 2007 cuando Gisel Rosso elaboraría su primer mural para decorar las instalaciones deportivas del Club Atlético Colón de Santa Fe en el barrio Centenario. La buena acogida de esta obra le abriría las puertas para realizar otros proyectos similares en enclaves emblemáticos de Argentina, Bolivia y Chile, países que ha recorrido en los últimos años.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

29/6/19

  • 29.6.19
Una exposición fotográfica del artista montillano Javier Portero servirá hoy para inaugurar en Montemayor la cuarta edición de Arte en Acción, un proyecto impulsado por el Ayuntamiento de la localidad, en colaboración con la Fundación Provincial de Artes Plásticas "Rafael Botí", que busca potenciar el arte entre los vecinos de toda la provincia de Córdoba.



Hasta el próximo 6 de julio, el municipio de la Campiña Sur se convertirá en lugar de peregrinación de un importante número de artistas que participarán en la cuarta edición de una iniciativa que ha permitido convertir el Parque Periurbano del Cerro de la Alcoba "en una galería de arte contemporáneo al aire libre en la que descubrir el arte contemporáneo de una forma accesible para todos", tal y como destacó el concejal de Cultura, Antonio Soto.

Arte en Acción contará con dos grandes eventos como punto de partida y cierre de su cuarta edición. En concreto, el programa dará comienzo a las 20.00 de esta tarde con la inauguración de la exposición fotográfica Pisando fuerte, obra del montillano Javier Portero, que contará con la poesía de Noelia Morgana.

Ganador del Premi Visionat Enfocats 2016 gracias a su proyecto Ladríos del Corazón, Javier Portero cuenta con una amplia trayectoria dentro de la fotografía de moda, además de haber desarrollado diferentes trabajos de fotoperiodismo en Barcelona, donde cursó sus estudios de Fotografía y Creación Contemporánea en la Escuela Superior de Imagen y Diseño (Idep).

La fotografía de Javier Portero, quien reconoce que llegó al mundo de la fotografía de forma "accidental" una vez que se vio con una cámara entre las manos, se caracteriza por ser resultado de un proceso complejo. "Soy de observar primero, salir a fotografiar después y, ya en casa, reflexionar sobre las imágenes que tengo; el proceso es complicado, porque aunque hay una intencionalidad al principio, hay un cúmulo de emociones a las que necesito darle nombre", asegura el artista montillano.



Por otro lado, Arte en Acción contará con otras intervenciones artísticas de la mano de la creadora argentina Gisel Rosso y del cordobés Tarón. Se prevé, además, la realización de Ciudades invisibles III, una propuesta escultórica que pondrán en marcha Francisco Jiménez García y Miguel Romero Mata.

Finalmente, el acto de clausura tendrá como eje central la música de What hist¡?, banda de blues seco, y Dynamo Shock, de rock electrónico. A ello se sumará el trabajo de la compañía Teatro en Bruto y su obra Centro de Gravedad, en la que se retomarán textos clásicos para actualizarlos y dotar de protagonismo al público asistente.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ


27/6/19

  • 27.6.19
La plataforma LGTBI de Córdoba, que este viernes celebrará la III Marcha por la Diversidad en la capital cordobesa a partir de las 20.00 de la tarde, ha otorgado su Premio a la Diversidad a la ex delegada de Cooperación al Desarrollo de la Diputación de Córdoba, Ana Guijarro. Con este galardón, el colectivo reconoce la labor realizada por la política montemayorense a favor del colectivo.


El portavoz de la plataforma cordobesa, José Carlos Ruiz, apuntó durante la presentación de la Caravana por la Diversidad –un vehículo que desde hace unos días recorre la capital de la provincia para animar a la sociedad a participar en la III Marcha por la Diversidad– que con este premio se ha querido poner en valor el trabajo realizado por Guijarro, que "ha entendido la política LGTBI desde otro punto de vista".

En este sentido, Ruiz recordó la puesta en marcha del primer Plan Transversal contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia en la Diputación de Córdoba con el que se pretende dar respuesta a las demandas del tejido asociativo que ha liderado la reivindicación de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales.

Nacida en la localidad barcelonesa de L’Hospitalet de Llobregat en 1981, Ana María Guijarro es abogada y mediadora familiar. Licenciada en Derecho por la Universidad de Córdoba, fue concejala en la oposición en el Ayuntamiento de Montemayor entre los años 2007 y 2011 y, entre los años 2015-2019 ha sido la primera teniente de alcalde y concejala de Hacienda, Desarrollo Local y Turismo del Ayuntamiento de Montemayor, así como portavoz del Grupo Municipal IULV-CA en el Pleno y delegada de Cooperación para el Desarrollo en la Diputación de Córdoba.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

1/3/19

  • 1.3.19
La IV Feria Intercultural Rompiendo barreras, dirigida a dar a conocer la historia y cultura de diferentes países del mundo desde una "óptica positiva", ha trasladado a los escolares del municipio hasta África para conocer a través de diferentes iniciativas la realidad de los niños en dicho continente, las riquezas del territorio, su pasado a través de la escultura, o sus manifestaciones artísticas.





El programa, desarrollado durante los días 26 y 27 de febrero en el CEIP Miguel de Cervantes y el IES Ulia Fidentia, así como el Centro Guadalinfo de la localidad, ha contado con la colaboración de las oenegés Madre Coraje, Fecons y Fundación Social Universal, además del Museo Ulia, para el desarrollo de los diferentes talleres educativos.

"Este programa pretende implicar a toda la sociedad montemayorense para avanzar en un proyecto educativo de ciudad y hacer de Montemayor una localidad multicultural, que se enriquezca de otras culturas", explicó el alcalde de Montemayor, Antonio García, sobre un proyecto que ha permitido acercar a los más jóvenes "una visión positiva, alejada de esa imagen de pobreza o conflicto que en muchos casos es lo único que conocemos de algunas zonas".

De esta forma, a lo largo de los tres años que se viene desarrollando la Feria Intercultural, los escolares del municipio han tenido la oportunidad de adentrarse en la historia y cultura de países tan dispares como Perú, Bolivia, Guatemala o la zona del Sáhara.

Con ello, según destacaron varias alumnas del IES Ulia Fidentia, el Consistorio ofrece la posibilidad de "descubrir aspectos de estos países que no tienen reflejo en los medios de comunicación o en las redes sociales" y, al mismo tiempo, formarse en valores que aboguen por la interculturalidad, entendida como la creación de una cultura común a través de las distintas entidades que habitan en el mundo.

África, una tierra rica

La IV Feria Intercultural Rompiendo barreras centró su mirada en el continente africano gracias a la puesta en marcha de numerosas actividades que han permitido conocer aspectos como sus manifestaciones culturales a través de la música y la escultura, la riqueza de sus recursos e historia o la realidad de los más pequeños.





Para ello, el CEIP Miguel de Cervantes acogió el taller de cuentos y manualidades Los niños del mundo, de la oenegé montillana Fundación Social Universal (FSU), dirigido a dar a conocer la situación de los menores a lo largo del continente africano.

Por su parte, el colectivo Madre Coraje ofreció a los estudiantes del IES Ulia Fidentia la exposición Caras de áfrica, centrada en alejar la imagen de conflicto y pobreza de África que inunda los medios de comunicación para ofrecer un recorrido por las riquezas de sus diferentes países. Asimismo, Fecons desarrolló un taller musical de Madagascar denominado Siente África.

Por su parte, el Museo Ulia abrió sus puertas a los alumnos del instituto montemayorense para mostrar, a través de la exposición Arqueología Intercultural, varias réplicas de esculturas africanas de gran relevancia. Finalmente, el Centro Guadalinfo celebró la actividad Conoce África.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

24/2/19

  • 24.2.19
La localidad cordobesa de Montemayor se sumergirá en el continente africano los próximos días 26 y 27 de febrero para, de la mano de su cuarta Feria Intercultural Rompiendo barreras, descubrir una nueva imagen de la cuna de la humanidad a través de sus manifestaciones culturales, sus tradiciones, sus juegos o su historia. Con la colaboración de las oenegés Madre Coraje, Fecons y Fundación Social Universal, junto con el Centro Guadalinfo y el Museo Ulia, el Ayuntamiento acercará todos estos aspectos a la población gracias a un intenso programa de actividades.





Para ello, la Feria Intercultural Rompiendo Muros de Montemayor, nacida hace cuatro años como uno de los proyectos educativos señeros del actual equipo de gobierno, pretende involucrar a toda la sociedad montemayorense en una educación en valores en la que las diferencias culturales sean vistas como "elementos enriquecedores de la sociedad".

"Esta Feria Intercultural es un proyecto por el que hemos apostado mucho porque nuestra intención es conocer los distintos países desde una visión positiva, alejada de esa imagen de pobreza o conflicto que en muchos casos es lo único que conocemos de algunas zonas", explicó el alcalde de Montemayor, Antonio García, sobre una iniciativa que, desde su puesta en marcha, ha permitido acercar la otra realidad de zonas como el Sáhara, Perú, Guatemala o Bolivia.

Tres años de inmersión en otras culturas que, como reconocen los propios alumnos de los centros educativos de la localidad, permiten conocer de forma "amena y dinámica" la realidad en otras partes del mundo gracias a propuestas como videollamadas a chicos que viven en el Sáhara, talleres de música tradicional africana e, incluso, cursos de gastronomía internacional.

Un programa "muy atractivo", como reconocieron las alumnas del IES Ulia Fidentia de Montemayor Lucía Carmona, María Jesús Campos y María José Moreno, que coincidieron en subrayar la importancia de esta Feria Intercultural para "descubrir aspectos de estos países que no tienen reflejo en los medios de comunicación o en las redes sociales" y, todo ello, dentro de su propio pueblo. "Es una iniciativa muy necesaria porque nos hace cambiar nuestra imagen de estos países más allá de las guerras o la pobreza, y acercarnos a su creatividad, su música o su cultura", apuntó una de ellas.

Con todo ello, este proyecto dirigido a fomentar la educación en la interculturalidad –entendida como la creación de una cultura común a través de las distintas entidades que habitan en el mundo– ha comenzado a dar sus frutos en esta localidad de la Campiña Sur cordobesa ante "situaciones extraordinarias", como la llegada de varios menores inmigrantes no acompañados al municipio.





"Observar cómo los jóvenes del municipio acogieron a estos chicos en las aulas desde una actitud de igualdad, y no desde una perspectiva de compasión, demuestra que ese mensaje por la interculturalidad está calando", subrayó, por su parte, el director del IES Ulia Fidentia, Francisco Campos, quien aplaudió la iniciativa del Ayuntamiento de Montemayor por implicar a todos los centros educativos de la localidad, así como a los diferentes agentes sociales para fomentar "un tema que supera los límites de la educación que se ofrece en los colegios e institutos".

África, más cerca

La IV Feria Intercultural Rompiendo barreras centrará su mirada en el continente africano gracias a la puesta en marcha de numerosas actividades que permitirán conocer aspectos como sus manifestaciones culturales a través de la música y la escultura, la riqueza de sus recursos e historia o la realidad de los más pequeños.

Para ello, el 26 de febrero, en el CEIP Miguel de Cervantes, la oenegé montillana Fundación Social Universal (FSU) desarrollará el taller de cuentos y manualidades Los niños del mundo, dirigido a dar a conocer la situación de los menores a lo largo del continente africano.

Por su parte, el colectivo Madre Coraje ofrecerá en el IES Ulia Fidentia la exposición Caras de áfrica, centrada en alejar la imagen de conflicto y pobreza de África que inunda los medios de comunicación para ofrecer un recorrido por las riquezas de sus diferentes países. Asimismo, el 27 de febrero, Fecons desarrollará un taller musical de Madagascar denominado Siente África.

Por su parte, el Museo Ulia abrirá sus puertas a los alumnos del instituto montemayorense para mostrar, a través de la exposición Arqueología Intercultural, varias réplicas de esculturas africanas de gran relevancia. Finalmente, el Centro Guadalinfo invitará a todos sus usuarios a participar en esta Feria Intercultural Rompiendo barreras a través de la actividad Conoce África.

Una programación que, como destacó el primer edil, volverá a "implicar a toda la sociedad montemayorense" para avanzar en un proyecto educativo de ciudad. "Confiamos en que el proyecto continúe en el futuro dada la buena acogida que está teniendo y porque estamos convencidos en que nos permitirá avanzar como ciudad y como sociedad", indicó Antonio García.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos