:::: MENU ::::

23/3/20

  • 23.3.20
El Ayuntamiento de Montilla ha ofrecido a la Junta de Andalucía su colaboración para retomar la actividad en el antiguo Hospital Virgen de las Viñas en caso de que la alerta sanitaria por el coronavirus pudiera llegar a saturar la capacidad asistencial del Hospital Comarcal de La Retamosa. Así lo acaba de hacer público el alcalde de la localidad, Rafael Llamas, por medio de un escrito al que ha tenido acceso Montilla Digital y que ha sido dirigido a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía,



De este modo, el primer edil montillano defiende la necesidad de "poner a disposición de las autoridades competentes todos los equipamientos y medios de los que se dispongan en beneficio de la ciudadanía" teniendo presente "la incidencia que el Covid-19 está teniendo en nuestra comunidad autónoma y ante el aumento de afectados y la virulencia de transmisión del coronavirus".

Por este motivo, el alcalde de Montilla ha solicitado que "se establezcan de manera urgente los mecanismos para que las instalaciones hospitalarias de las que dispone la Empresa José Manuel Pascual Pascual, S.A. en nuestro municipio, que en su momento estuvieron prestando asistencia sanitaria a ciudadanos de la comarca, puedan ser utilizadas bien para asistencia sanitaria, confinamiento o aislamiento de posibles nuevos positivos".

En el escrito, que también ha sido remitido a la Subdelegación del Gobierno de España en Córdoba,  Rafael Llamas pone a disposición de la Consejería de Salud y Familias "todos los medios que el Ayuntamiento disponga, en la medida de sus posibilidades, para la adecuación del edificio a fin de establecer recursos para posibles eventualidades".

Casi dos décadas sin actividad

El antiguo Hospital Virgen de las Viñas, situado en la Avenida de Europa, en uno de los márgenes de la antigua travesía de la carretera nacional N-331, en la principal entrada a Montilla desde la capital cordobesa, fue levantado a instancias del grupo gaditano José Manuel Pascual Pascual S.A. y cerró sus puertas en el mes de mayo del año 2000, cuando no se había cumplido ni un año de su apertura, tras haber realizado cerca de 90.000 consultas médicas y casi 4.500 intervenciones quirúrgicas.

La falta de acuerdo entre la empresa promotora y la Junta de Andalucía para concertar sus servicios empujaron al cierre de las instalaciones pero animaron al Ejecutivo autonómico a levantar sus propias instalaciones hospitalarias en los terrenos cedidos por María del Carmen Jiménez-Alfaro Salas en la finca de La Retamosa, junto a la N-331.

"Sabemos que ha habido interés de varias empresas, sobre todo relacionadas con cuidados sociosanitarios, pero no parece que exista interés por parte de la propiedad para poner en valor el edificio", apuntó el alcalde. Precisamente, en 2004, cuando se cumplían cuatro años de su cierre a cal y canto, el Pleno de la Corporación municipal aprobó por unanimidad, a instancias del Partido Popular, iniciar conversaciones con la Junta y la empresa propietaria para buscar una salida que revertiera "en el bienestar de los montillanos". Una iniciativa que contó con el respaldo de la Administración andaluza siempre y cuando su uso no fuera sanitario.

En este sentido, el primer edil señaló que el "atractivo" de estas instalaciones para la puesta en marcha de un proyecto relacionado con el ámbito sociosanitario es "innegable" gracias al buen estado del inmueble y su ubicación estratégica. "No es un edificio abandonado, todo lo contrario, y su ubicación en el acceso a Montilla desde la autovía Córdoba-Málaga es idónea", apuntó Llamas.

El cierre del Hospital Virgen de las Viñas generó un retroceso en la vida diaria de los montillanos y los vecinos de la comarca que, tras un año pudiendo disfrutar de atención hospitalaria sin necesidad de desplazarse hasta la capital cordobesa, se vieron obligados de nuevo a trasladarse hasta el Hospital Universitario Reina Sofía para ser atendidos en casos de urgencia o en consultas de especialistas.

Fue necesario esperar hasta 2004 para que el Hospital Comarcal de Montilla, impulsado por la Junta de Andalucía y gestionado por la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, abriera sus puertas en La Retamosa, junto a la antigua carretera Córdoba-Málaga. Desde entonces, el centro ha realizado más de 2,6 millones de actos asistenciales a los vecinos de su zona de influencia –seis municipios de la Campiña Sur cordobesa– entre consultas externas, urgencias, cirugías, ingresos y partos.

En la actualidad, 489 profesionales sanitarios y no sanitarios trabajan, de media, en el centro hospitalario, con una edad media de 43 años, de los que el 70 por ciento son mujeres. Presta asistencia a más de 61.948 habitantes repartidos entre seis municipios de la comarca -Montilla, Aguilar de la Frontera, Fernán Núñez, La Rambla, Montalbán y Montemayor-.

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos