:::: MENU ::::

28/2/20

  • 28.2.20
Casi una década después de iniciarse el proceso para la concertación de plazas en la residencia "San Juan de Dios" de Montilla, de titularidad municipal y cuya gestión se encuentra a cargo de la empresa montillana Monsecor, la Junta de Andalucía dio ayer luz verde a la financiación pública del 80 por ciento de sus 49 camas dirigidas a la atención de personas dependientes.



"Es una gran noticia para Montilla y una cuestión de justicia social", reconoció a Montilla Digital el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, tras darse a conocer el concierto de plazas en los servicios de atención residencial, centro de día y centro de noche, en la residencia "San Juan de Dios".

En este sentido, Llamas quiso poner en valor el trabajo realizado años atrás, especialmente tras el estudio de los Servicios Sociales en Andalucía desarrollado en el último mandato "porque permitió poner de relieve la necesidad que existía en Montilla de contar con este servicio".

"El Ayuntamiento invirtió mucho en mejorar las instalaciones de la residencia, que es un edificio de titularidad municipal, y ahora este gran esfuerzo económico estará disponible para aquellos montillanos que necesiten de este servicio", indicó el alcalde, quien recordó que Montilla era la única localidad de la provincia de Córdoba con más de 20.000 habitantes que no contaba con ninguna plaza, ni pública ni concertada, para atender a personas dependientes.

De esta forma, aunque el antiguo hospital mantenía hasta ahora un concierto con la Junta para cuatro plazas de Respiro Familiar, además de dos plazas a disposición del Ayuntamiento de Montilla "para casos de emergencia social", el centro no contaba con plazas concertadas para la aplicación de la Ley de Dependencia, lo que ha obligado a usuarios de la localidad a ingresar en residencias muy alejadas de su entorno familiar.

En concreto, el concierto afectará al 80 por ciento de las 49 plazas existentes, de las que 20 de ellas ya están ocupadas por residentes dependientes. "Es una gran noticia porque evitará que los mayores dependientes de Montilla tengan que desplazarse a otros municipios para contar con una plaza pública o concertada", destacó, por su parte, la gerente de Monsecor, Aurora Requena.

Un centro en crecimiento

Tal y como recordó la gerencia de la empresa concesionaria del servicio residencial, la concertación de plazas supondrá, al mismo tiempo, la activación del proyecto para la ampliación de la residencia hasta las 90 plazas. Un proyecto recogido en el pliego de licitación que, sin embargo, se paralizó a la espera de conocer la resolución del concierto de plazas.

"No era viable contar con la certificación de la Junta de Andalucía a la vez que se estaban acometiendo las obras de ampliación. Una vez ya tenemos el concierto, se actuará a través de distintas fases en dicha ampliación, de forma que no se interrumpa la actividad normal de la residencia", indicó Requena.

Construido sobre una parcela de casi 6.000 metros cuadrados, el Centro Residencial para Mayores "San Juan de Dios" cuenta con capacidad para albergar a un máximo de 49 residentes, aunque la media de ocupación está en torno a las 40 personas, la mayoría de Montilla y de municipios de la comarca o de la capital.

En la actualidad, la residencia cuenta con más de una veintena de trabajadores fijos, que atienden tanto a personas con plena autonomía como a quienes presenten distintos niveles de dependencia física o psíquica.

Además de servicios residenciales como alojamiento, manutención, cocina, lavandería o limpieza, el Centro Residencial para Mayores "San Juan de Dios" presta servicios de cuidados personales y atención personalizada en actividades básicas de la vida diaria como higiene personal, traslados o alimentación. Junto con un plan de atención individualizada de Enfermería, Monsecor presta servicios psicosociales, terapia ocupacional y algunos complementos como peluquería, estética, podología o fisioterapia.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos