:::: MENU ::::

2/11/19

  • 2.11.19
Familias más o menos amplias caminando de forma pausada. Hombres y mujeres con ramos de flores frescas entre las manos. Ojos incisivos que, a modo de escáner, monitorizan cada una de las lápidas queriendo localizar algún nombre conocido. Estampas, todas ellas, que se repitieron durante la jornada de ayer en la práctica totalidad de los camposantos de la provincia pero que en el cementerio de San Rafael de Monturque se complementan con los grupos de turistas llegados desde distintos puntos de España con motivo de la undécima edición de Mundamortis, las jornadas culturales y gastronómicas que promueve el Ayuntamiento de la localidad, en colaboración con la Diputación y con la Junta, que tienen por objetivo poner en valor el patrimonio histórico local y, muy especialmente, su camposanto, en cuyo subsuelo se hallan las famosas cisternas romanas.



Desde las 11.00 de la mañana, el cementerio de San Rafael se convirtió en reclamo turístico para centenares de personas llegadas desde distintos puntos de Andalucía y, también, desde enclaves más lejanos como Ciudad Real, Valencia o Madrid. Y es que el municipio de la Campiña Sur, que forma parte de la Red Europea de Cementerios Significativos, acoge desde el pasado jueves y hasta mañana una cita única en España que ha suscitado el interés de gentes atraídas por la cultura y las tradiciones gastronómicas en torno a un hecho consustancial a la propia vida: la muerte.

El amplio programa de actividades, que ofrece desde actividades más didácticas y recreativas pensadas para los más pequeños hasta recorridos históricos, concursos gastronómicos y representaciones teatrales, ha vuelto a girar en torno al cementerio de San Rafael que, ayer mismo, Día de Todos los Santos, era un auténtico hervidero de personas, gracias a los monturqueños que se acercaban a rendir tributo a sus seres queridos y, también, a las decenas de visitantes que se agolpaban a las puertas del camposanto para visitar las famosas cisternas romanas sobre las que se asienta el recinto.

Durante todo el fin de semana, cientos de personas tendrán la oportunidad de visitar las cisternas romanas que, con una capacidad para albergar 850.000 litros de agua, representan el vestigio más importante de este tipo que se conserva en toda la Península Ibérica, un portento de la ingeniería hidráulica romana que fue concebido en el primer siglo de nuestra era para abastecer de agua a toda una población.



Otra de las actividades que mayor interés han vuelto a suscitar es la recreación de un ritual funerario romano, que tuvo lugar en la noche del jueves a cargo del grupo escénico Somnus, de Almedinilla.

«En esta trayectoria de once años, Monturque se ha situado en espacios nacionales e internacionales interesados en esta propuesta cultural tan singular y se ha convertido en una experiencia modelo para otras ciudades», destacó la alcaldesa de la localidad, Teresa Romero, durante el acto inaugural.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos