:::: MENU ::::

15/8/19

  • 15.8.19
Tras invertir cerca de 48.000 euros, el Ayuntamiento de Montilla presentó ayer la nueva imagen que ofrece el parque de la calle Cantareros, una vía que conecta las calles Feria y Melgar y que discurre paralela a la avenida del Marqués de la Vega de Armijo. De esta forma, el antiguo espacio de suelo terrizo que existía en la zona se ha convertido ahora en un lugar de esparcimiento que, como novedad, acoge el primer parque infantil "interactivo" de la ciudad.



El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, recordó que esta actuación responde a una demanda histórica de los vecinos de la zona para adecuar una zona de esparcimiento que había dejado de tener su funcionalidad por el uso incívico de muchos propietarios de mascotas. En este sentido, el primer edil señaló que se trata de un proyecto demorado en el tiempo pues, si bien existía un proyecto de adecuación previo, "era inviable por el paso de redes de suministro que discurrían bajo el parque".

"Este nuevo parque no sólo es un área de juego infantil, sino que es un proyecto más amplio al que se suma la creación de un paso de peatones elevado, nuevas vallas de seguridad o un nuevo espacio de esparcimiento de los vecinos, para crear espacios más amables y participativos en la ciudad", subrayó Llamas.

Para ello, según indicó la teniente de alcalde de Infraestructuras, Urbanismo y Medio Ambiente, Raquel Casado, la empresa local Coyremar ha actuado en una superficie de 376 metros cuadrados donde se desarrolla una zona infantil con pavimento elástico y dotado con torre de juegos, toboganes y vaivenes, valla perimetral, zona adoquinada y una mejora de la evacuación de aguas en toda la plataforma.

"El objetivo de este proyecto es poner en valor esta zona y esperamos que exista una buena acogida, además de que comportamientos incívicos desaparezcan porque será un espacio muy frecuentado por los niños", subrayó Casado, quien señaló que, tras dar respuesta a esta demanda histórica, el equipo de Gobierno seguirá trabajando en mejora verdes y zonas infantiles en el Parque Tierno Galván o la Rehoya.

Juegos interactivos

El nuevo parque de la calle Cantareros destaca, asimismo, por ser la primera área infantil con juegos interactivos. Para ello, junto a los toboganes, vaivenes y torre de juego, la diversión continúa a través de tres juegos dibujados en el pavimento elástico.

Para hacer uso de estas propuestas, los usuarios deben escanear con su teléfono móvil los códigos QR que aparecen en el panel informativo de este área de juegos. "Los usuarios son remitidos a la página web del Ayuntamiento donde se explica en qué consiste cada juego, sus normas o los beneficios saludables que tienen para los niño", explicó Marina Gil, arquitecta técnica municipal.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos