:::: MENU ::::

13/7/19

  • 13.7.19
El Ayuntamiento de Montilla y el Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA) han suscrito un convenio de colaboración para la puesta en marcha de diferentes actuaciones encaminadas a favorecer la introducción del cernícalo primilla –un halcón de pequeño tamaño que ha reducido su población a nivel nacional en los últimos años– en distintos puntos de la localidad, como el propio edificio consistorial o el entorno del castillo de El Gran Capitán y la Parroquia de Santiago.



El convenio, suscrito por el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, y el presidente de GREFA, Ernesto Álvarez, centrará sus intervenciones en dos líneas de trabajo que, por un lado, permitan la adaptación de los mechinales existentes en estos inmuebles para que sean ocupados por cernícalos, y por otro la instalación de cajas-nido que favorezcan la llegada de más ejemplares a la ciudad.

Con ambas medidas, según destacó la teniente de alcalde de Infraestructuras, Urbanismo y Medio Ambiente, Raquel Casado, Montilla mejorará sus condiciones para que el hábitat local sea más adecuado para esta especie, "muy frecuente en la ciudad hace algunos años". "Uno de los principales motivos de la caída de la población del cernícalo primilla en Montilla es que, cuando se han acometido obras, se han cerrado las oquedades y mechinales que utilizaban para anidar", explicó la delegada.

Por ello, el convenio suscrito con GREFA –que contará con un presupuesto de 5.000 euros– estará dedicado instalar cajas-nido que sustituyan a los mechinales que han desaparecido con el pasado de los años y, al mismo tiempo, adaptar las posibles oquedades existentes que son susceptibles de ser habitadas por cernícalos para impedir que sean ocupados por las palomas, "lo que también permitirá reducir los problemas que generan esta población aviar".

En concreto, las nuevas cajas-nido se instalarán durante los meses de septiembre a febrero –época de migración del cernícalo primilla– en el edificio del Ayuntamiento de Montilla, así como la parroquia de San Francisco Solano, dos zonas donde tradicionalmente se han localizado varias parejas de este pequeño halcón. Asimismo, esta actuación se complementará con la adaptación de los mechinales ya existentes en el castillo en las que, a través de unas pequeñas placas cerámicas, se limitarán el hueco de acceso para que no puedan ser ocupados por las palomas.

"Si se consigue aumentar la colonia de la Parroquia de San Francisco Solano, en algún momento se desplazarán al castillo y habitarán las oquedades que se van a adecuar", destacó José María Ayala, representante de GREFA en Andalucía, quien aseguró que el cambio de los cultivos en el campo, así como la eliminación de las zonas de anidamientos, han generado una importante merma en el número de ejemplares de esta especie en el país.

Según las estimaciones de GREFA, actualmente en Montilla se establecen anualmente en torno a una decena de parejas, si bien se encuentran muy distribuidas "y no conforman una colonia fuerte". Por ello, el colectivo confía en que las medidas que se desarrollen en el marco de este proyecto favorezcan el crecimiento del número de ejemplares y permita crear colonias "con identidad".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: I. TÉLLEZ

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos