Ir al contenido principal

'Paxera' promocionará entre el 8 y el 10 de septiembre la tradición milenaria del vino dulce Pedro Ximénez

Montemayor se convertirá, del 8 al 10 de septiembre próximos, en la capital del vino dulce Pedro Ximénez, gracias a la celebración de Paxera, un proyecto que este año alcanza su sexta edición y con el que el Ayuntamiento de Montemayor, en colaboración con la Diputación de Córdoba, promociona el proceso de elaboración del producto más característico de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.


La sexta edición de Paxera, cuyo programa de actos puede descargarse en este enlace, volverá a marcarse como objetivo la promoción del proceso de elaboración del Pedro Ximénez, además de impulsar la pasera más grande de toda Europa, situando a Montemayor en el mapa de los grandes eventos que se desarrollan en torno al mundo del vino y contribuyendo al desarrollo de su tejido empresarial y económico.

De este modo, desde este próximo viernes y hasta el domingo 10 de septiembre, el Recinto Ferial de Montemayor acogerá un evento con el que se pretende "poner en valor este vino y su proceso de crianza, como una de las principales señas de identidad de la DOP Montilla-Moriles”, tal y como subrayó el delegado de Cultura de la Diputación, Gabriel Duque, quien añadió que “durante estos días Montemayor se convertirá en epicentro de las tradiciones vitivinícolas, con un amplio programa cultural, turístico y gastronómico”.

Suministros Agrícolas Luque - Sustratos

La Feria del Vino Dulce Pedro Ximénez, que este año ha designado Fuente Palmera como municipio invitado, "se ha convertido, desde su inicio en el año 2017, en un encuentro de gran interés que potencia nuestra cultura del vino y sobre la cual se ha generado un turismo específico que tiene una importante aceptación entre los visitantes”, resaltó Duque.

Del mismo modo, el diputado destacó que otro de los objetivos de este encuentro es el de “promocionar al sector agroalimentario y turístico como ejes estratégicos de la zona, y poner en valor acciones artísticas que aúnen tradición y modernidad en torno al vino de la tierra”.

Por su parte, el alcalde de Montemayor, Antonio García, se mostró convencido de que Paxera, que este año alcanza su sexta edición, "continúa creciendo año tras año y ahora se consolida en un espacio de celebración que nos aporta un salto cualitativo y cuantitativo a esta iniciativa”.


En ese sentido, el primer edil montemayorense hizo hincapié en que Paxera 2023 será "la edición más ambiciosa y actual", al posicionar el municipio de la Campiña Sur Cordobesa como "máximo valedor de esta joya gastronómica que es el Pedro Ximénez”.

“Entre los objetivos que nos planteamos con este proyecto destaca el de dar a conocer las enormes cualidades de este producto único, desde el punto de vista gastronómico, pero también organoléptico y cosmético, además de visibilizar el arte milenario y el laborioso trabajo que supone la pasera”, detalló García.

Del mismo modo, tal y como apuntó el alcalde de Montemayor, “con este evento damos visibilidad al tejido empresarial de nuestro municipio al tiempo que ponemos en marcha un programa que, del viernes al domingo, contempla actividades para toda la familia”.

SIDEMON - Servicio Integral a la Dependencia

El programa de actos arrancará el jueves por la tarde, con la inauguración en la Casa de la Cultura de Cromatismos: In terras vini, una exposición fotográfica promovida por la artista montillana María Paz Torres Pino que, de este modo, pretende rendir tributo a los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, a través de instantáneas y versos que captan la belleza del paisaje vitícola de la comarca, así como de oficios tradicionales vinculados a este sector, como la tonelería o la labor artesana en las paseras.

Con todo, el acto de inauguración oficial no tendrá lugar hasta el viernes a las 20.30 de la tarde y, media hora después, se llevará a cabo un homenaje al vino dulce Pedro Ximénez así como un acto de hermanamiento con el municipio de Fuente Palmera. La jornada del viernes finalizará con una exhibición de doma vaquera y alta escuela en la Pista Hípica Municipal y con una actuación musical a cargo del grupo Mister Plan, que dará comienzo a las 23.30 de la noche.

La jornada del sábado 9 de septiembre arrancará a las 10.00 de la mañana con una scape room en el Museo Ulia, que se repetirá a las 11.15 y a las 12.30 del mediodía. Además de una exhibición de decoración en barrica y de una cata de Pedro Ximénez en Bodegas San Acacio, se llevará a cabo varios talleres infantiles de creación de figuras con corchos y un concierto flamenco a cargo de Juan Jesús Escobar.


El sábado por la tarde se llevará a cabo, a partir de las 18.00 horas, la actividad Mini MasterChef, junto a un taller de decoración de botellas, un paseo-ruta ciclista por viñedos, un taller de coctelería con vino dulce Pedro Ximénez, y las actuaciones musicales del Grupo Alcazaba –que rendirá tributo a Triana a partir de las 22.00 de la noche–, Tangai (23.00 horas) y DJ Varo García (00.30 horas).

Para finalizar, el domingo 10 de septiembre por la mañana tendrá lugar un desayuno molinero en el recinto ferial; una actuación de teatro infantil en la que se representará la obra La aventura de la uva; una visita guiada al Museo Ulia; una degustación de vino y una ruta senderista, así como una scape city para conocer Montemayor.

Como remate al intenso programa de actividades, Luis Gutiérrez y Periko Ortega, chefs de Recomiendo, protagonizarán un showcooking a partir de las 13.30, que finalizará con la actuación musical de El Trueno Azul a partir de las 15.30 de la tarde.

La "joya de la corona" de Montilla-Moriles

El vino dulce Pedro Ximénez constituye, hoy por hoy, la “joya de la corona” del marco Montilla-Moriles. Y Montemayor se ha decidido a reivindicar su singularidad con Paxera. “Tenía que ser Montemayor el que abanderara este reconocimiento a este arte milenario, seña de identidad de nuestro pueblo”, resaltó Antonio García, quien hizo hincapié en que la localidad alberga durante la vendimia “la mayor extensión continua de uva pasa en toda Europa”, gracias a San Acacio y a Bodegas Ulía.

Bodegas Robles - Vinos comprometidos con su tierra

"Durante décadas, las pasas fueron un complemento importante en la alimentación, ya que aportaban calorías a una dieta escasa y permitía comer algo de fruta", recalcó el primer edil montemayorense, quien citó a Alonso de Herrera que, en 1553, ya escribió que "las pasas confortan el cerebro, ayudan a la memoria, ayudan a dormir, confortan el estómago, ayudan a la digestión y hacen excelente y muy grandes operaciones y grandes provechos en los cuerpos humanos".

Antonio García también se acordó de Passum, un vino obtenido de la prensa de uvas pasas que luego se cocía y que alcanzó gran popularidad durante la Edad Media, al igual que el Carenum, otro vino dulce, también sometido a cocción, que ayudaba a quienes lo consumían a aumentar la alegría, ahuyentar las penas y sanar algunas dolencias. "Esta historia es la que muestra nuestra seña de identidad y nos empuja a un futuro que debe reivindicar esos valores ancestrales del trabajo perseverante y bien hecho", destacó el alcalde de Montemayor.

La elaboración del vino dulce Pedro Ximénez, santo y seña de la DOP Montilla-Moriles, comienza con la exposición de los racimos de uva al sol durante algo más de una semana, con el objetivo de procurar la deshidratación de los frutos y la concentración de sus azúcares.


Por lo general, las uvas que se destinan a la elaboración de vinos dulces proceden de viñedos tradicionales, de cepas de porte bajo que, al contar con una producción menor, garantizan una mayor graduación Baumé. Pero el proceso de pasificación de las uvas requiere, esencialmente, calor y falta de humedad.

No en vano, un exceso de agua complica el proceso de crianza del vino, haciendo la fermentación más compleja. A su vez, como han constatado varios estudios académicos, el trabajo en las paseras es uno de los más duros de los que se llevan a cabo en el ámbito agrícola.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR