:::: MENU ::::

25/8/19

  • 25.8.19
La firma de un convenio de colaboración entre la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa) y la Universidad cordobesa ha permitido el impulso de un proyecto para georeferenciar el inventario de la red de Alta, estableciendo mecanismos para su actualización permanente, así como su integración en un Sistema de Información Geográfica (SIG).



El presidente de Emproacsa, Esteban Morales, ha remarcado que esta colaboración –suscrita el pasado año 2017 y prorrogada hasta 2020– “permite, sin duda alguna, mejorar la gestión del servicio que prestamos y, por tanto, su eficiencia”. Según Morales, “en la primera parte del proyecto, se procedió a la georeferenciación de la red de abastecimiento en alta que se gestiona desde Emproacsa, estableciéndose un protocolo de inventariado y valoración para facilitar la actualización permanente de la información vinculada a la propia gestión de la red hidráulica”.

“Este proceso se ha completado ahora con la integración de toda la información obtenida sobre los sistemas de distribución en un modelo hidráulico, lo que permite estudiar el comportamiento de la red ante distintos escenarios de operación y demanda de agua, facilitando la toma de decisiones y evitando posibles problemas en la prestación del servicio”, ha continuado Morales.

El también delegado de Recursos Humanos, Vivienda, Intermediación Hipotecaria e Innovación Tecnológica de la Información de la Diputación de Córdoba ha abundado en que “la metodología propuesta se ha implantado inicialmente en el Sistema Oriental de la red de abastecimiento en alta de Emproacsa, situado en la zona este de la provincia de Córdoba”.

Un ejemplo práctico de la aplicación de la citada tecnología sería la posibilidad de calcular el tiempo máximo de reparación de averías. Se puede calcular, así, el periodo de tiempo comprendido entre la detección de la fuga y el momento en el que el depósito receptor pudiera quedarse sin agua, gracias a la comunicación mediante el SIG con los operarios de campo en tiempo real a través de la aplicación de dispositivos móviles (app) que la implementa.

De este modo, la app facilita la comunicación de incidencias y agiliza el proceso de comunicación entre el personal implicado en la toma de decisiones y operarios de reparación, disminuyendo así el tiempo de reacción ante cualquier eventualidad.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos