:::: MENU ::::

4/7/19

  • 4.7.19
La Delegación territorial de Salud y Familias en Córdoba condenó ayer las últimas agresiones sufridas por el equipo de Urgencias a Domicilio de la localidad de Santaella, que se ensañaron especialmente con el médico del dispositivo, ocurridas en la tarde del sábado en el Consultorio médico de esta población que depende del Centro de Salud de La Rambla.



"Tras producirse los hechos, el Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba ha puesto a disposición de los afectados todas las medidas de apoyo incluidas en el Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los profesionales del sistema sanitario público de Andalucía", resaltaron ayer desde la Junta.

Los hechos ocurrieron, según una nota emitida ayer por la Consejería de Salud, cuando "desplazados los profesionales del consultorio al domicilio de una paciente, por motivo de una urgencia, el familiar de esta agredió al médico, sin motivo aparente". Una enfermera y una celadora conductora también se vieron amenazadas al interceder durante la agresión al facultativo, según las mismas fuentes.

La Consejería de Salud y Familias condenó ayer "cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, dentro o fuera de un centro sanitario", recordando que "bajo ningún concepto o circunstancia pueden justificarse este tipo de actuaciones".

"Hay que recordar que la agresión física o intimidación grave contra profesionales del sistema sanitario público en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de Justicia", añadieron.

Plan de Prevención de Agresiones

La Consejería de Salud y Familias, a través del Servicio Andaluz de Salud (SAS), trabaja en un nuevo Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los profesionales del sistema sanitario público andaluz. Entre las medidas de mejora planteadas se incluye la introducción de líneas de investigación orientadas a aclarar las causas y a conocer los factores predictivos de situaciones de agresividad en pacientes, sus acompañantes o familiares que permita identificar situaciones de riesgo potencial. Además, se van a propiciar medidas de prevención y concienciación.

La Consejería de Salud y Familias considera que "el Sistema Sanitario Público de Andalucía debe profundizar en el respeto del ejercicio de los derechos que tienen reconocidos los usuarios, pero también, de forma recíproca, debe exigírsele el cumplimiento de sus deberes". Entre éstos destaca hacer un uso adecuado de los servicios sanitarios en un ambiente de mutua cordialidad, confianza y respeto, en aras de la mejora de las relaciones entre los ciudadanos y los profesionales de la salud.

En abril de 2005 se puso en marcha el Plan de Prevención de Agresiones para los profesionales del Sistema Sanitario Público, con el objetivo de dotar a los profesionales de la sanidad pública de las medidas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que pudieran sufrir en sus centros de trabajo.

Tras más de una década de funcionamiento del plan resulta oportuno identificar opciones de mejora para plantear estrategias y acciones más eficaces, ya que con este plan no se ha logrado que se denuncie el cien por cien de las agresiones. "El objetivo último del nuevo Plan es establecer una cultura de tolerancia cero ante las agresiones a profesionales sanitarios", precisaron desde la Junta.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos