:::: MENU ::::

7/1/19

  • 7.1.19
Las calles de Montilla se vistieron ayer por la tarde de gala para acoger la tradicional Cabalgata de Reyes, que este año estuvo compuesta por un total de once carrozas y contó con la participación de cientos de pequeños montillanos que, junto a los Reyes de Oriente, se encargaron de endulzar la noche más mágica de la Navidad a golpe de caramelos, gominolas y chucherías.








Sus Majestades Gaspar, Melchor y Baltasar comenzaron a primera hora de la tarde su recorrido con una visita al Ayuntamiento desde donde, tras reunirse con el alcalde, Rafael Llamas, tomaron junto a decenas de pajes el tren navideño hasta la avenida de la Constitución. Allí aguardaban sus carrozas –que este año estrenaban un nuevo aspecto gracias al nuevo colorido de sus tronos– para recorrer las calles de Montilla.

A las 18.00 de la tarde, media hora antes de lo habitual a petición de las asociaciones de madres y padres (AMPA) para favorecer la máxima participación de los pequeños hasta el final del recorrido, el colorido cortejo inició su marcha con el objetivo de llenar de caramelos, papelillos y golosinas las calles más céntricas del centro urbano.

Melchor, Gaspar y Baltasar debieron emplearse a fondo para repartir 3.000 kilos de caramelos de gominola –en sustitución de los tradicionales de cristal–, 4.000 bolsas de gusanitos, 700 kilos de surtido de chuches (gominola, chocolatinas y palotes blandos), junto con 50 kilos de confetis y un millar de regalos entre peluches y balones, donados por las empresas montillanas Grúas Margarita y Monsecor.







A su vez, las asociaciones de madres y padres de alumnos de los centros educativos de la ciudad, junto a los voluntarios de la Agrupación Local de Protección Civil, volvieron a demostrar su compromiso y su cariño con un evento que embarga de emoción y de ilusión a los más pequeños.

De esta forma, el cortejo se abría con la helada carroza diseñada por el AMPA Miguel Rúa del Colegio Salesiano, seguida muy de cerca por los personajes de la AMPA Fuente Álamo del CEIP San Francisco Solano y su palacio dorado. Justo antes del Rey Melchor, cerraba el primer tramo del cortejo la carroza de la AMPA Hermana Marcela del Colegio La Asunción con su tren cargado de corazones.

Por su parte, la AMPA Vicentale del CEIP Vicente Aleixandre puso en escena el escenario de un circo, una bella carroza a la que seguía de cerca la plataforma de la AMPA Casas Nuevas del CEIP Gran Capitán, llena de pequeños chef, que daba paso al segundo de los Reyes: Gaspar.







El último tramo del cortejo estuvo formado por la carroza de la AMPA Tenerías, del CEIP San José, que también quiso sacar a los pequeños cocineros que sus alumnos llevan dentro, y que abría paso a los alumnos y alumnas la AMPA El Sabio Andaluz del CEIP Beato Juan de Ávila, vestidos de papás y mamás Noel desde su casa helada.

El desfile concluyó la carroza del Colegio San Luis y San Ildefonso, inspirada en las películas de Disney, y con el majestuoso trono del Rey Baltasar que, como sus compañeros de comitiva, estrenaba nuevos colores y parte trasera renovada para esta cabalgata.







Tras el cortejo, SS.MM. Los Magos de Oriente leyeron su tradicional mensaje a los niños de Montilla desde el balcón central del edificio de La Tercia para dar paso, posteriormente, a un castillo de fuegos artificiales del que pudieron disfrutar los muchos vecinos que se congregaron en el entorno de la Plaza de la Rosa.

Durante la jornada de hoy se celebrará la tradicional visita de los Reyes Magos a los conventos de clausura y a las residencias de ancianos. Como viene siendo habitual, desde las 9.00 de la mañana, la comitiva real mantendrá encuentros con las hermanas del convento de Santa Ana, del convento de Santa Clara, así como con los residentes del Hospital San Juan de Dios, del Asilo de San Rafael y del Hospital Comarcal de Montilla.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE FOTOGRÁFICO: I. TÉLLEZ

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos