:::: MENU ::::

26/8/18

  • 26.8.18
El notable deterioro que desde hace años presenta el exterior de la Ermita de San José, en la confluencia de las calles Altillos y San José, junto al Centro Municipal de Servicios Sociales, ha llevado a la Asociación de Vecinos "Cerrillo de San José" a alertar del "peligro de derrumbe" de parte de la cubierta y de la cornisa de este edificio histórico que fue levantado en el siglo XVI.



Según refiere el propio colectivo vecinal, José Félix García, párroco de Santiago Apóstol y titular de la popular ermita, les trasladó que el principal riesgo de derrumbe se localiza en la columna central del templo, donde descansa el peso de la cubierta, lugar en el que se han localizado algunas grietas.

No obstante, en 2006, el Ayuntamiento de Montilla encargó a sus técnicos del Área de Urbanismo la redacción de un informe de ruina para valorar el "estado real" en el que se encontraba el templo, después de que la Hermandad del Sagrado Descendimiento lo hubiera elegido como sede canónica. La propia cofradía remitió un escrito al Consistorio en el que hacía notar la necesidad de acometer un proceso de rehabilitación del coro de la ermita –que ya entonces se encontraba apuntalado–, así como de las barandas de madera –atacadas por la carcoma– y de las puertas del templo.

"Sería una verdadera lástima que la ermita tenga que ser cerrada totalmente por derribo y perder este edificio en el barrio", apunta ahora la Asociación de Vecinos "Cerrillo de San José" que, además, ha destacado la importancia de las imágenes y de las obras que se conservan en el templo, entre las que destaca su retablo barroco.

El colectivo vecinal trasladó la situación del templo al equipo de gobierno durante la celebración de una de las Asambleas de Barrio del pasado mes de junio y, recientemente, ha querido hacer un llamamiento para que, gracias a la colaboración de fieles y vecinos, se puedan obtener fondos suficientes para hacer frente a la "reparación urgente" de la ermita.



Edificada durante el primer tercio del siglo XVI, y ampliada posteriormente en 1703, la Ermita de San José perteneció a la cofradía del gremio de carpinteros. El interior del edificio está organizado en dos naves de diferente tamaño: en la mayor hay un retablo de estilo barroco decadente, con escenas de la muerte del santo y, a los laterales, lienzos con escenas de su vida.

Hace más de una década, el Obispado de Córdoba ya rechazó la propuesta de la Hermandad del Descendimiento para abrir una puerta lateral en la ermita que favoreciese su salida procesional, ante el delicado estado que presentaba la cubierta y el lienzo lateral del templo.

I. TÉLLEZ / J.P. BELLIDO
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos