:::: MENU ::::

7/6/18

  • 7.6.18
El delegado provincial de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Alcalde, acompañado por el alcalde de Espejo, Florentino Santos, visitó recientemente el proceso de excavación de la antigua Ermita de Nuestra Señora de la Fuensanta, en la que destaca la presencia de una potente estructura hidráulica romana. Durante la visita, el delegado destacó la importancia de esta actuación para convertir a Espejo en Centro de Interpretación de la Ingeniería Hidráulica Romana.



La localización de esta antigua ermita se produce más de doscientos años después de que la misma hubiese desaparecido y la memoria de su ubicación exacta se hubiese perdido. En mayo de 2015, con motivo de unas obras de remodelación del entorno del Pilar de la Fuensanta por parte del Ayuntamiento, tuvo lugar el hallazgo casual de esta construcción hidráulica de época romana, que ahora se está excavando.

Una vez comunicado el descubrimiento y, de acuerdo con la Delegación de Cultura, Turismo y Deporte, se hizo la correspondiente prospección, con la colaboración del Grupo de Espeleología G40 y, una vez desvelada su importancia, se procedió a su cubrición y protección así como al inicio del expediente de compra de los terrenos por parte del Ayuntamiento de Espejo para su posterior excavación y puesta en valor, que ahora se está ejecutando.

Para el delegado de Cultura, este proyecto de excavación y puesta en valor de los restos de la antigua Ermita de Nuestra Señora de la Fuensanta "aumenta las posibilidades de que esta localidad pueda convertirse en un Centro de Interpretación de la Ingeniería Hidráulica Romana como potente recurso dinamizador de la economía local", por lo que "la Consejería de Cultura mostrará su apoyo" al nuevo proyecto de recuperación de este elemento arqueológico.

En este sentido, Alcalde recordó que la localidad cuenta con otros recursos arqueológicos como la Colonia Claritas Iulia Ucubi, donde se ha recuperado un ninfeo romano, una fuente sagrada conocida como El Aljibe; además de otro recurso de primera categoría, "único en su especie", una construcción de planta circular de casi 40 metros de diámetro y una altura superior en algunos puntos a los 2 metros, realizada en opus caementicium, probablemente el final del acueducto más antiguo de Hispania, que procede de la cumbre de Plaza de Armas (Nueva Carteya), hoy conocido como La Albuhera.

Según los datos recogidos por el cronista local, Miguel Ventura, desde el siglo XVI se tenían noticias de que en las afueras de la localidad, sin precisar el lugar exacto, existía una ermita en la que se veneraba una imagen bajo la advocación de Nuestra Señora de la Fuensanta, patrona de Espejo.

Surgen entonces leyendas populares sobre un santuario con el agua como especial protagonista, y aparecen niños pastores y caminantes a los que se les aparece la Virgen reflejada en sus aguas subterráneas. A finales del siglo XVIII la ermita ya está destruida y la imagen de la titular, trasladada a Espejo, donde tendría diversas ubicaciones hasta desaparecer tras la guerra civil.

La excavación que realiza ahora la arqueóloga Francisca Casado está dirigida a documentar esta estructura hidráulica romana, su función primitiva, el origen de las aguas que la surten y el destino de estas, así como al estudio de todas las estructuras que se le superponen pues por la fuentes tan sólo se conoce que la ermita, entre otras dependencias, disponía de una capilla mayor cerrada, con una verja de hierro donde se hallaba entronizada la imagen titular.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos