:::: MENU ::::

16/1/19

  • 16.1.19
El delegado de Cooperación con los Municipios y Carreteras de la Diputación de Córdoba, Maximiano Izquierdo, visitó la pasada semana junto a los alcaldes de Baena y Albendín, Jesús Rojano y José Antonio García, las obras que se están ejecutando estos días en la calle Luxemburgo para mejorar la conducción de aguas pluviales procedentes de la carretera provincial de Fuentidueña.



Izquierdo explicó que se está incrementando el diámetro de las tuberías para que los ciudadanos no sufran las inclemencias provocadas por el flujo de aguas de lluvia recogidas en la carretera provincial de Fuentidueña, un problema que se ha visto agravado en los últimos años con la construcción de la variante de la Nacional 432.

En este sentido, el alcalde puso de manifiesto la “sensibilidad” de la Diputación de Córdoba por solventar este perjuicio, una demanda desde hace varios años para muchos vecinos y el propio Ayuntamiento, ya que las aguas pluviales desembocaban en un solar privado y causaban daños de cimentación en naves colindantes.

Entre esta intervención y los arreglos de la carretera que une el núcleo urbano de Albendín y el Pantano de Vadomojón, la institución provincial ha invertido más de 120.000 euros. En esta segunda obra desarrollada en la pedanía ya se han acondicionado y ensanchado algunos puntos de la vía, aunque como ha informado el delegado de Cooperación con los Municipios y Carreteras se seguirá actuando en más tramos de la carretera.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos