:::: MENU ::::

30/9/18

  • 30.9.18
La mujer en las instituciones, más democracia. Con este título, Isabel Ambrosio, alcaldesa de Córdoba, ofreció en la noche del pasado jueves una conferencia en Castro del Río, en una jornada que quedará marcada también en la historia por conocer, por un lado, la aprobación de la nueva ley para la promoción de la igualdad de género en Andalucía y, por otro, por el lamentable asesinato de una mujer en Málaga, la víctima número 38 de violencia de género este año en España.



El acto, organizado por la Agrupación Municipal del PSOE-A de Castro del Río, se celebró en la Biblioteca Municipal, que se llenó de público para escuchar a la regidora cordobesa, que estuvo acompañada por Francisco García Recio, secretario general del PSOE-A en Castro del Río; María Jesús Serrano, diputada en el Congreso; y Rosario Navajas Millán, jefa del Departamento de Seguimiento y Valoración de Dependencia de la Junta de Andalucía en Córdoba que, como secretaria de Igualdad de la Ejecutiva Socialista local, fue la encargada de presentar a la conferenciante.

La alcaldesa de Córdoba comenzó su charla recordando la niña que fue y que jugaba por las calles de Castro del Río. Y es que, como le recordó Rosario Navajas en su presentación, “aunque no nació aquí, siempre ha estado muy vinculada a nuestro pueblo, especialmente en su niñez y adolescencia, al pasar veranos enteros en la huerta y en la casa de sus abuelos”.

Por su parte, Isabel Ambrosio defendió que en la actualidad, las mujeres cuentan con respaldo legal "para defender lo que legítimamente es nuestro, es decir, la mitad del mundo. Porque somos la mitad de la población y no queremos otra cosa que el 50 por ciento. No más, pero tampoco menos”.



Con estas premisas, la alcaldesa de la capital continuó hablando de los cambios en el camino de la igualdad, de las razones históricas, de los gobiernos e instituciones y de por qué es necesaria la igualdad. Todo ello con datos y cifras extraídas del Instituto Nacional de Estadística (INE) que vendrían a demostrar la necesidad de "implementar leyes para llevar la igualdad de lo formal a lo real".

Para terminar, Ambrosio agradeció el “esfuerzo, el compromiso y la lucha de muchas otras mujeres que nos precedieron. Ellas demostraron valentía y tesón; ellas pelearon mil batallas, aún sin el respaldo de leyes. Ellas plantaron cara a la injusticia que supone la desigualdad entre hombres y mujeres en tiempos muy duros. Ellas gritaron muy alto que, en una democracia moderna y avanzada, unas instituciones sin mujeres no cumplen su cometido”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos