:::: MENU ::::

16/9/18

  • 16.9.18
El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, y la teniente de alcalde de Obras, Servicios Públicos, Medio Ambiente y Agricultura, Raquel Casado, han mantenido esta semana una reunión con los representantes  en Córdoba del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), tras los casos de envenenamiento de animales denunciados hace algunos días en la localidad. Durante el encuentro, que tuvo lugar en la Alcaldía, el equipo de gobierno y la formación política mostraron su "compromiso" por seguir trabajando en la mejora del bienestar animal.



Durante el transcurso de la reunión, que tuvo lugar tan solo unos días después de la denuncia pública por parte de PACMA de la existencia de casos de envenenamiento de animales en el casco urbano, el alcalde de Montilla quiso lanzar un "mensaje de calma" porque, según explicó, de la investigación emprendida por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no se desprende "ninguna evidencia" de que exista veneno "en ningún parque de la ciudad", como se aseguraba en esas denuncias.

En la misma línea se ha manifestado la Asociación Protectora Dejan Huella, gestora del programa de control de colonias de gatos (CES) que se viene desarrollando en Montilla desde hace tres años, cuyas responsables niegan la existencia de bajas de ejemplares registrados en el programa por un posible envenenamiento.

Con todo, la protectora sí que reconoce que hace un año se investigó el caso de un gato que apareció muerto con síntomas de un posible envenenamiento y que, aunque no era objeto de seguimiento por parte del programa CES, finalmente no pudo corroborarse la causa de su fallecimiento, ni siquiera mediante la necropsia a la que fue sometido.

Pese a todo, desde Dejan Huella han querido mostrar su preocupación ante los casos de animales que han aparecido muertos en el municipio "con síntomas parecidos al envenenamiento", por lo que solicitan a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que indaguen en estos hechos y que "se intente dar solución".

Tras el encuentro celebrado en la Alcaldía, tanto el equipo de gobierno como PACMA se comprometieron a "seguir trabajando" en la mejora de las políticas de bienestar animal que, en el caso de Montilla, han permitido la puesta en marcha del  proyecto CES o la conversión de la antigua perrera en un albergue gestionado por Dejan Huella.

"Desde el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal seguiremos trabajando por que los ayuntamientos de la provincia adquieran compromisos en materia de bienestar animal", apuntó Javier Sánchez, coordinador de PACMA-Córdoba.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - CAMPIDIGITAL

FIRMAS
Campidigital te escucha Escríbenos